Acción sindical : El V Convenio de Teatro de Madrid y los musicales

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

90-convenio-teatro-y-musicalesEva Parra

Al término de la temporada 2007-2008 la Unión de Actores de Madrid ha hecho balance de las mejoras en la regulación de las condiciones laborales de los actores/actrices y bailarinas/bailarines en musicales.

Tenemos, por una parte, la productora Stage Entertainment, responsable de obras como La Bella y la Bestia o Jesucristo Superstar, que conoce bien el convenio puesto que en la mesa negociadora participaba Eva Hitos, gerente de recursos humanos de esa empresa durante ese tiempo. Desde el primer momento han consultado al sindicato cualquier duda sobre el texto de referencia y su aplicación, aunque no estuviera publicado, confirmando con ello un interés por la regulación de las condiciones laborales de sus trabajadores.

Por otra parte, este sindicato se ha relacionado estrechamente con otras dos productoras que, por desconocimiento de la nueva regulación de este tipo de teatro, han cometido algunos errores, de los que a continuación hacemos referencia:

La empresa Spectalia, que llevó la producción de Quisiera ser hizo una grabación del espectáculo para su explotación comercial, como suele ser habitual, y no distinguió en las retribuciones a los artistas la cantidad correspondiente a la grabación y la cantidad correspondiente a la cesión de los derechos de propiedad intelectual, con lo que tuvieron reclamaciones de cantidad por haber realizado un solo pago por la cesión de derechos, quedando por retribuir la grabación.

Con esta misma empresa, al cerrar la temporada, hubo conflicto por el tema del finiquito de final de contrato. Las retribuciones a los artistas, acordadas en convenio, incluyen prorrateadas las cantidades correspondientes a los conceptos de vacaciones, pagas extraordinarias e indemnización por fin de contrato, pero ha de constar por escrito en el contrato. El problema con esta empresa fue que desde el principio se retribuyó a los artistas por debajo de convenio con la compensación de que todos estos conceptos nombrados se pagarían aparte: de hecho en los contratos no constaba la aplicación de la prorrata. El caso es que la empresa en el último momento se negó a pagar la indemnización por fin de contrato, con la consiguiente reclamación de los artistas y de este sindicato.

La empresa Drive, que lleva la producción de Hoy no me puedo levantar, desde el comienzo de la producción aplicaba diferentes convenios: a los actores, el de Teatro, y a los bailarines, el de Danza, Circo, Folklore y Variedades. (Hay una referencia de este asunto en el anterior número de la revista Actores). A partir del conocimiento de este hecho y una vez que el nuevo Convenio de Teatro fue firmado (que no publicado por el retraso administrativo de la Comunidad de Madrid), la Unión de Actores con el apoyo de FES-Madrid UGT informó a los artistas sobre este asunto y se reunió con la productora con el fin de informarle también de las novedades del convenio que favorecían a las bailarinas y bailarines que trabajan para ellos. ¿Cuáles eran las novedades? El nuevo Convenio de Teatro incluye todas las categorías de artistas en musicales y tanto actores como bailarines se ven acogidos en ellas, el propio espectáculo los iguala. Por lo tanto las retribuciones de bailarinas y bailarines se incrementan ya que el Convenio de Teatro tiene tarifas más altas que el de D, C, F y V.

Conclusión

La conclusión de todo este proceso es que la empresa ya ha aplicado el convenio de actores para todos los trabajadores/as. Quedaba pendiente una revisión de las diferencias salariales, al menos de la temporada 2007-2008. El caso es que la empresa hizo sus cálculos, porque con la aplicación del convenio de D, C, F y V hubo de pagar en su momento horas extraordinarias. Finalmente nos comunicaron que las diferencias económicas no eran apreciables. Por el momento, los trabajadores afectados no han dado noticias al respecto.

Nota

¡Por fin se ha publicado en el BOCAM el V Convenio Colectivo de Teatro de la Comunidad de Madrid! Lo podéis consultar en el boletín del 13 de octubre de 2008 o en la web del sindicato
www.uniondeactores.com

En último lugar nombraremos a la empresa Gestalt, responsable del musical Ana Frank, un canto a la vida. Cuando comenzaron a diseñar el plan de producción, el entonces responsable de esta área, Carlos Ituiño, estuvo en el sindicato informándose del nuevo convenio para tenerlo de referencia en las contrataciones.

En este caso las penalidades de este musical han sido por la irresponsabilidad de los empresarios en el tema financiero y el desconocimiento completo del medio. La producción acabó abruptamente porque los impagos a todos los trabajadores y al mismo teatro eran una realidad imposible de cambiar y la continuidad del espectáculo, que pedían los empresarios David y Silverio Fernández, sin tener con qué pagar, solo habría alargado la agonía de la producción, aumentando las cantidades de débito a todo el mundo e impidiendo que los trabajadores comenzaran una relación laboral nueva más saludable y justa.

Lo mejor de todos estos casos sindicales ha sido la unión que ha existido entre actrices y actores de los elencos para reivindicar sus derechos, y en un caso toda la compañía: artistas y técnicos. A todos ellos nuestro más profundo respeto.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn