Acción sindical : Sobre las dos inspecciones de trabajo a la productora Grundy

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Eva Parra

En mayo de 2007 la Unión de Actores de Madrid pidió una primera inspección de trabajo en la productora Grundy por el exceso de horas en la jornada de trabajo que la productora audiovisual realizaba repetidamente.

Ruth Núñez en una imagen promocional de Yo
soy Bea

El informe de la inspección (10 de agosto de 2007) decía que la empresa, respecto de la producción de la obra Yo soy Bea, había aportado los partes de sesiones diarios y en ninguno de ellos se superaba la jornada establecida en el II Convenio Colectivo en vigor. En cuanto a los salarios de los trabajadores, sí existe diferencia con los convenios, serán los propios trabajadores los que deben denunciarlo ante los juzgados de lo social.

Total, que parece que todo está bien ante la inspección, cuando sabemos de sobra que los máximos de la jornada de trabajo en la productora citada se sobrepasan constantemente.

Más denuncias

Así quedó la cosa con esta productora hasta que nuestras compañeras y compañeros, los técnicos, hartos de hacer tantas horas, quisieron volver a denunciar a Grundy y nosotros, en la Unión, nos unimos a la denuncia, puesto que en este caso teníamos más posibilidad de demostrar las horas reales trabajadas.

La segunda inspección, conjunta, se presentó en abril de 2008 y, afortunadamente, en el informe de la inspección de agosto de 2008 sí se confirma que la productora denunciada hace jornadas de once horas diarias, superando los límites de las 80 horas extraordinarias autorizadas por el Estatuto de los Trabajadores.

Con todos estos datos la inspección formula acta de infracción contra Grundy. Desconocemos la suma de dinero con la que multarán a la empresa denunciada, pero de momento ya es un pequeño éxito que conste en los informes oficiales los abusos de la empresa sobre los trabajadores/as.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn