Animales Feroces, nuevo teatro venezolano en Madrid

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Colectivo Fisión Escénica y Rennier Piñero trajeron del 20 al 23 de Marzo a la Kubik Fabrik, Animales Feroces, del dramaturgo Isaac Chocrón, uno de los autores más representativos del teatro latinoamericano del siglo XX

El suicidio es, a día de hoy, uno de los pocos tabúes que todavía persisten en la sociedad. Sin embargo, es la primera causa de muertes violentas en el mundo, por encima de los asesinatos, las guerras o los accidentes de tráfico. En España comienzan a conocerse casos de personas que se quitan la vida a causa de la crisis económica, un ruido de fondo hasta ahora silenciado, del que ya es imposible apartar la mirada. ¿Qué sucede cuando una persona decide acabar con su vida? ¿Cómo lo viven sus familiares o sus amigos? ¿Cómo debe enfrentarse a este problema la sociedad?
Este es el punto de partida de Animales Feroces, escrita por el reconocido dramaturgo venezolano Isaac Chocrón en 1963, fundador junto con José Ignacio Cabrujas y Roman Chalbaud del Nuevo Grupo, compañía que llegó a ser referente clave en el panorama teatral latinoamericano.
La obra ha llegado ahora a los escenarios españoles gracias a Colectivo Fisión Escénica y el director venezolano Rennier Piñero, afincado en España desde 2007. Esta adaptación de Animales Feroces firmada por Raúl Iniesta ha sido estrenada en la sala Atalaya-TNT de Sevilla con gran aceptación del público sevillano.

El disparador en la Familia Orense

Animales Feroces gira en torno a las relaciones del clan Familia Orense, una familia hebraica de clase media alta, costumbrista y de profundo arraigo a su tierra y a los cánones de lo cívico y moralmente aceptable en la sociedad. El disparador de esta singular pieza es el suicidio de Ismael; esta acción consumada y la alteración de las vidas de cada uno de los miembros de la familia son el marco para revelar las dinámicas familiares insanas que marcan el devenir de los Orense.

El montaje nos planta de frente al tabú, demostrándonos que el suicidio sigue siendo algo maldito e innombrable, que convierte a las familias en víctimas y nos recuerda que cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo y que diariamente se quitan la vida 10 personas en España. En esta obra, sin duda, lo que más conecta no es el hecho suicida en sí, sino la búsqueda de respuestas por parte de los familiares, que deben lidiar con el enigma y el estigma.

La luz y el sonido en el universo de la obra

El manejo naturalista del texto contrasta escénicamente con un tratamiento que se aleja del realismo e incorpora lo simbólico. Para ello, la propuesta se enriquece con una importante apuesta narrativa de la luz, que resaltan las 17 fotografías o cuadros que componen transversalmente la obra.

El universo sonoro se genera gracias a la pausa, el silencio frente a sonidos fuertes y la palabra, elementos esenciales que se enmarcan por una notable apuesta musical, con una adaptación firmada por el director musical Juan Pablo de Juan, que nos acerca a la música sefardí, interpretada en escena por el cantante Imanol Laura y el músico y actor Teseo Martín Lago (guitarra y cajón flamenco).

El equipo de Animales Feroces está compuesto por nueve actores (Pilar Massa, Belén de Santiago, Alejandro Arroyo, Manuel Ollero “Piñata”, Makarena Ruiz, Luisa Benito, Pilar Barranco, Sergio Jaraiz y Antonio Ventura) dos músicos (Teseo Martín Lago y Imanol Laura), director escénico (Rennier Piñero), dos ayudantes de dirección (Darío Sigco y Raquel Alarcón), iluminación (Jesús Antón) y director musical (Juan Pablo de Juan).

El hombre como ser social en Isaac Chocrón

“Judío, homosexual y escritor” así se definía el propio Isaac Chocrón (1933-2011), uno de los dramaturgos más representativos del panorama latinoamericano del siglo XX. Además de ser un prolífico y reconocido autor, fue un reconocido director con la creación de la Compañía Nacional de Teatro. Su forma de escritura se aproxima al existencialismo, reflexionando continuamente sobre el individuo y la condición humana, teniendo especial importancia en su obra el hombre como ser social en el marco familiar, ya sea en la familia natural o en la familia adquirida, y como en este marco, trata de superar las frustraciones y perversiones impuestas a un personaje por el entramado familiar y la sociedad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn