Nuestro cine 106

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sixto Cid, José María Ruiz y José Ramón Pardo

CINE

El mundo es nuestro

Dirección: Alfonso Sánchez
Guión: Alfonso Sánchez
Producción: Jaleo Films y Mundo Ficción
Reparto: Alfonso Sánchez, Alberto López, María Cabrera, Estrella Corrientes, Antonio Dechent, Sergio Domínguez, Pepa Díaz Meco, Antonia Gómez, Joserra Leza, Olga Martínez, Javi Mora, Daniel Morilla, Elías Pelayo, José Manuel Poga, Pepe Quero, José Rodríguez Quintos, Maite Sandoval, Mari Paz Sayazo, Miguel Ángel Sutilo, Francisco Torres, Alfonso Valenzuela y Kai Zhou.

Sinopsis: El “Cabesa” y el “Culebra” deciden atracar una sucursal bancaria. La irrupción de un empresario cargado de explosivos que exige la presencia de la televisión, hace que un simple atraco se convierta en un secuestro en toda regla.

Alfonso Sánchez: Evidentemente yo he podido dirigir y actuar porque tengo una ayudante de dirección (Laura Alvea) que es una megacrack, es la élite del nuevo cine andaluz. Nosotros venimos de Internet (La Niña Repelente, Malviviendo o Mundo Ficción). No tenemos dinero y aquí estamos. La risa es una catarsis. Este humor es una tradición española desde Mihura, Berlanga… Lo que sí es cierto es que nos reímos de las cosas, disfrutamos, trabajamos cuando hay que trabajar y vivimos cuando hay que vivir. Se pueden hacer las dos cosas.

Alberto López: ¡Qué pena que la película esté tan vigente! ¡Y está escrita en 2009! . En mi humilde teoría es que empezamos a querer hacer cine europeo, en vez de seguir haciendo cine español que funcionaba. ¿Por qué queremos ser ahora europeos haciendo cine? Desde que ganamos el mundial la cosa ha cambiado. Hay que exportar la alegría y el talento del español, o sea, que para exportar pena ya están los fados.


Elefante blanco

Dirección: Pablo Trapero
Guión: Alejandro Fadel, Martín Mauregui, Santiago Mitre y Pablo Trapero
Producción: Morena Films, Matanza Cine, Patagonik.
Reparto: Ricardo Darín, Jérémie Renier, Martina Gusman, Federico Benjamín Barga, Mauricio Minetti, Walter Jakob…

Sinopsis: Dos sacerdotes católicos participan en el proyecto de un poblado marginal (Villa Miseria) alrededor de Buenos Aires. El contrapunto lo representa una abogada atea que tiene una perspectiva distinta sobre las reformas sociales.

Pablo Trapero: Sentía que era una buena manera de contar lo que pasa en una villa desde adentro, a través del trabajo que hacen los curas principalmente, pero también las personas que vienen de fuera. Encontrar también ciertas realidades que a nosotros nos llegan en general por las noticias, o muy fragmentadas, o muy aisladas. Por supuesto que depende mucho de los gobiernos y del poder político, pero depende también de acciones como las que hacen estos personajes, más silenciosas, más cotidianas. Si hubiera muchísima más gente que hiciera cosas más cotidianamente, quizás el problema, o estas cosas, serían distintas.

Ricardo Darín: Tengo la suerte de ser invitado a formar parte de proyectos. Si fuera por mi, por propia voluntad, yo no haría absolutamente nada. Cuando soy invitado lo primero que hago es agradecer la invitación y luego dejar que la cosa fluya. A veces me sale bien y otras veces no. Hay una estigmatización, hay como un circuito perverso. Cuando hablamos de villas, o de lugares, o de chabolas, siempre hay una tendencia injusta a creer que estamos hablando de barrios marginales, poblados por gente indecente o que se dedica a actividades no sanas y tendemos a olvidar que una gran cantidad de personas que todos los días luchan, se esfuerzan, se desviven por mandar a sus hijos al colegio, por mantenerlos limpios y alimentados, en muchos casos sin atención, sin planes de salud ni de educación. No se trata de culpar a nadie, se trata de reflexionar.

Martina Gusman: Replanteo sobre la fe con respecto a las creencias, que es lo que uno hace con estos elefantes blancos que están en las sociedades.


La rosa de nadie

Dirección: Ignacio Oliva
Guión: Ignacio Oliva
Producción: Univers Film
Reparto: Ana Otero, Carlos Leal, Ángel Amorós, Álvaro Jiménez, Jesús Jiménez, Huichi Chiu, Isidro Rodríguez, Rosa Manteiga, Amparo Valle, Andrea Isasi, Gabriel Moreno, Marta Poveda, Mariano Llorente, Pablo Viña, Jo Kelly, Pablo Paz…

Sinopsis: Un escritor francés regresa a una ciudad de provincias en busca de una mujer. Ella es artista y trabaja en fotografía y performances. La vida de ella es una suerte de naufragio personal, de anestesia vital; se evade y escapa de su realidad.

Ignacio Oliva: La he hecho con mucha libertad, porque la hemos inventado nosotros. Hemos tenido la participación de la televisión de Castilla-La Mancha. Aquí no ha metido mano, entre comillas, nadie. Me dijeron: ¿Por qué ella no es alcohólica? Yo les decía: pues porque la heroína es lo que a mí me mola. El motor dramático de esta película es ese, lo sórdido, lo lumpen, lo oscuro, lo anestésico. Una hija de un juez yonqui es una figura de los ochenta. Hoy después de todo lo que ha caído me parece que es más raro encontrar esa figura. El audio en 5.1 Dolby te mete en la película de cabeza. Toda la ambientación que ha hecho Carlos Faruolo, maravillosa. Carlos ha hecho un trabajo muy bueno de ambientación, cada ruido, el azucarillo, el vaso… Y luego, claro, no es lo mismo oír un estéreo que oír un 5.1, que oyes un sonido abierto en la sala, te mete muchísimo, estás allí. Esto es cine independiente puro y duro, hemos logrado acabarla y hemos logrado exhibirla y estrenarla, que si difícil es hacerla, no te puedes imaginar lo demás.


Dormíamos, despertamos

Dirección, Guión, Producción: Twiggy Hirota, Alfonso Domingo, Andrés Linares y Daniel Quiñones.

Sinopsis: No es sólo un documental sobre el 15M. Es un proyecto transmedia y colaborativo que propone una narración coral de lo que sucedió en las plazas con el mismo espíritu participativo que se fraguó allí. Un experimento de creación y financiación colectiva y un laboratorio abierto de cultura libre.

Alfonso Domingo: Hemos trabajado más de un año. Si fuera religioso diría que esta película es un milagro, pero por decirlo más bien de forma laica, es el producto de muchas voluntades, de muchos afanes, de muchos empeños, de muchas ayudas, de muchos amigos y de mucha gente detrás. Esfuerzo colectivo, y sobre todo y por encima de todo, como una empresa de amistad y camaradería sólo con la unión, con la búsqueda del bien común podremos superar las dificultades de la vida, sólo con buenos amigos merece la pena el camino.

Andrés Linares: Somos cuatro multiplicados por diez; por lo menos hay cuarenta personas que nos han ayudado con materiales de archivo, haciendo mezclas de sonido y todo de forma voluntarista y totalmente desinteresada. Los cuatro que formamos parte del equipo no nos conocíamos prácticamente de nada antes de iniciar esto. Es alegre, se ha intentado que sea una película muy positiva, un poco como lo que es el 15M. Es un retrato coral, porque hay muchos personajes que hablan, por lo menos 18 ó 20, y cada uno de su padre y de su madre, con sus opiniones, sus puntos de vista, pero en conjunto forman como un retrato colectivo de los miles y miles de personas que formaron el 15M. El problema de un documental es que en el momento que pasas de los ochenta minutos corre peligro de aburrir. Un poco la protagonista de la historia es la Orquesta Solfónica; el relato de toda la película se estructura a través de ella.

Daniel Quiñones: Hacer un trabajo colectivo, horizontal, asambleario, es duro, es difícil, pero se puede y se debe hacer. En una profesión que es tendente al ego y a unas personalidades un poco hipertrofiadas, es una buena escuela tener que compartir, llegar a acuerdos y dialogar con la gente para sacar adelante la película. Que el movimiento siga activo, siga en marcha y se tomen muchas más plazas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn