Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ignacio Corcuera

Como explica Juan Matute en el artículo de Acción Sindical, durante el año 2010 la Inspección de Trabajo de Madrid ha desarrollado una campaña de visitas y control dirigida a la producción audiovisual, con el apoyo y la colaboración de la Unión de Actores.

El resultado de la campaña ha sido un requerimiento a las empresas encaminado al cumplimiento de las normas, tanto legales como de convenio colectivo, en el ámbito de la producción audiovisual.

Desde el punto de vista de la asesoría jurídica considero que, de cumplirse las expectativas de la Inspección de Trabajo, vamos a contar con un importantísimo apoyo en la lucha contra las vulneraciones de vuestros derechos laborales, ya sea mediante el control de los incumplimientos a través de visitas durante el rodaje, ya sea mediante denuncias como medidas de apoyo a acciones judiciales. Así, en este artículo voy a tratar de exponer los principales avances que, para la defensa de vuestros derechos se desprenden de esta.

Cumplimiento por las productoras de la normativa sobre prevención de riesgos laborales

Quizá sea este uno de los aspectos más relevantes de la campaña desarrollada por la inspección. Aunque no ha sido objeto de denuncia por los afiliados, por lo menos en comparación con los impagos o la falta de contrato escrito, según nos ha transmitido la Dirección Provincial de la Inspección de Trabajo, la situación, en materia de riesgos laborales en las producciones audiovisuales era, al inicio de la campaña, de un absoluto desconocimiento y falta de control por parte de las empresas, con el consiguiente riesgo grave para los trabajadores, tanto técnicos como artistas.

Al parecer esta situación está cambiando rápidamente, con una importante concienciación empresarial de sus responsabilidades en este sentido, y mejorando la protección para los trabajadores en su puesto de trabajo de un modo muy significativo.

El contrato y las nóminas, por escrito

Hemos podido constatar, desde la asesoría jurídica, que un motivo de queja habitual lo constituye el hecho de que las empresas no entreguen a los actores una copia del contrato debidamente firmado, sobre todo al inicio del trabajo, lo que conlleva una gran inseguridad a la hora de probar el salario pactado, las sesiones a realizar, fechas, etc. Este punto, que a simple vista parece innecesario, tiene gran importancia, en atención, sobre todo, a que los principales perjudicados son los actores de reparto y secundarios, con una fuerza mucho menor a la hora de negociar.

Pues bien, en el listado de exigencias a las empresas, encontramos que por el inspector actuante se va a comprobar la entrega efectiva al actor de un contrato de trabajo escrito y firmado al iniciar el rodaje, que refleje debidamente los contenidos mínimos exigidos por el convenio (salario, sesiones a realizar, fechas previstas, etc.).

Control de la jornada

Otra práctica que suele ser objeto de denuncia en la asesoría de la Unión es la de realizar jornadas maratonianas, en ocasiones de más de 12 horas, por la simple conveniencia de la empresa. Confiamos que, con la colaboración de la Inspección de Trabajo, esta situación vaya disminuyendo hasta desaparecer, logrando el cumplimiento del convenio en este sentido.

Así, uno de los requerimientos que se hacen desde la Inspección de Trabajo a las productoras es el relativo a la creación de un sistema de control de las horas de trabajo, descansos entre jornadas, etc., así como de la entrega a los actores de un parte de trabajo, con relación de las horas extraordinarias, etc.

Lucha contra el fraude en la contratación de los figurantes

En el caso de los figurantes, la Inspección de Trabajo ha fijado un criterio muy importante contra el abuso de esta categoría sin regulación en el convenio: para la Inspección de Trabajo, un actor de reparto se distingue de un figurante en el hecho de que este último no tiene texto.

En consecuencia, contaremos con un importante apoyo a la hora de plantear reclamaciones salariales, de seguridad social etc., en el caso de los denominados “figurantes especiales” o “figurantes con texto”, pues una actuación de la inspección previa o coetánea a la reclamación de derechos de actores de reparto que son retribuidos como figurantes supone un medio de prueba fundamental a la hora de defender vuestros derechos.

Debemos destacar la lucha emprendida contra aquellas agencias de representación, cuya principal actividad consiste en la aportación de figurantes a las productoras, exonerando a éstas del deber de pagar y cotizar conforme señala la ley por estos trabajadores, y que entre otras cosas suponía una retribución menor para los actores respecto de la que habrían percibido de haber sido contratados directamente.

Trabajo de menores

Desde la Inspección de Trabajo se va a perseguir, con rigor, el cumplimiento de las normas que regulan el trabajo de menores, en especial los menores de 16 años, velando tanto por su salud física, como por la protección de los menores en el área de su desarrollo personal, fijando unas condiciones de trabajo mucho más flexibles y menos exigentes que para sus compañeros mayores de edad.

Tan solo queda recordaros que para la actuación de la Inspección de Trabajo en el ámbito de una producción audiovisual, ya sea para cine o televisión, no es necesario interponer una denuncia personal por el actor, ya que se permite a la Unión de Actores la presentación de denuncias sin mencionar al actor que haya proporcionado la información.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn