Asesoría legal : Nuevos retos para el nuevo curso

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sara C. Mora (Chamorro & Asociados) Asesoría Juridíca de la Unión de Actores de Madrid

Comienza el otoño y con él, un nuevo año ‘judicial’ y nuevo curso de actividad; muchos son los retos que se presentan a la Unión de Actores en defensa de los intereses de todos los artistas del sector y respecto a los cuales necesitaremos la ayuda de todos vosotros, como especiales conocedores del día a día de las distintas producciones.

Así las cosas, se prevé la denuncia del II Convenio Estatal de Audiovisual y la negociación de un nuevo Convenio Estatal, en el cual se regule con mayor detalle la realidad del sector respecto a las categorías y jornada laboral, que es donde, en la actualidad, se están produciendo los mayores choques con las productoras. En este sentido, significar que ¡por fin!, la Inspección de Trabajo ha levantado acta de infracción contra Grundy por los excesos reiterados de los limites de la jornada laboral y del tope anual de horas extraordinarias; dicha actuación ha sido posible gracias a la denuncia conjunta con TACE, el Sindicato de Técnicos de Audiovisuales, quienes han aportado, entre otros documentos, partes de trabajo que acreditaban dichos extremos, ya que los actores no disponen de los planes de trabajo ni de documento alguno que pueda probar el numero de horas realizadas. Este es un punto pendiente para nosotros, por ello no dudéis en poner en nuestro conocimiento cuantas aportaciones creáis necesarias de cara a la negociación del nuevo convenio de Audiovisual.

Nuevas normas para el sector

Además de lo anterior, se espera para este “curso” la elaboración por parte del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de nuevas normas para el sector, tanto en el ámbito de la regulación laboral como respecto a la Seguridad Social, en las que será imprescindible la participación de las organizaciones sindicales y patronales del sector; a buen seguro no será una negociación tranquila.

Es evidente que el Real Decreto 1435/1985 de 1 de agosto es una norma que, a pesar de su parquedad y esquematismo, regula aspectos esenciales de la relación laboral especial de los artistas en espectáculos públicos, como por ejemplo el preaviso, la exclusividad o la indemnización por el incumplimiento total o parcial de la prestación artística. Sin embargo, es evidente que la realidad del sector ha cambiado mucho en los mas de 20 años de vida de la norma, que incluso ha sido utilizado por las productoras como instrumento para saltarse “a la torera” lo pactado en convenios colectivos, como el de teatro de Madrid.

En igual sentido, se estudia un nuevo cambio en la forma de cotizar de los artistas para conseguir una cotización mas continuada que facilite un acceso a prestaciones como asistencia sanitaria, desempleo, incapacidad (temporal y permanente) o jubilación, si bien, esperemos que sea menos costoso para el actor/actriz que el actual y desde luego que no desemboque en una pretensión, manifestada por algunos productores, de cambio de régimen hacia el régimen de autónomos, ya que supondría tirar por la ventana 20 años de lucha por mejorar la situación de la profesión. Desde luego, la Unión de Actores luchará para conseguir mejoras y nunca retrocesos que no benefician a la parte débil de la cadena, los trabajadores.

En el último Congreso Federal de la Federación de Actores y Artistas del Estado Español, se planteó la necesidad de conseguir una norma de carácter estatal reguladora de la actividad teatral que permita establecer un marco común en todo el territorio, evitando las grandísimas diferencias de trato judicial dependiendo de la existencia o no de un convenio colectivo territorial. Es un gran reto pero cuenta con grandes dificultades por las diferentes realidades de producción territorial, pero en algún momento hay que intentarlo.

Este es el panorama que se plantea para los próximos meses y el año 2009, por lo que es necesario que todos pongamos de nuestra parte, unos mediante conocimientos jurídicos y otros aportando la realidad profesional del sector, para obtener unas normas que eviten la degradación actual de la producción artística y mejoren la situación profesional de todos los artistas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn