Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los artistas podrán cobrar las prestaciones aunque no estén trabajando o recibiendo la prestación por desempleo

Nacho Corcuera

Una reciente sentencia de los Juzgados de lo Social de Madrid, en una reclamación planteada por un afiliado desde la Asesoría Jurídica de la Unión de Actores, por medio de la cual se solicitaba el pago de prestaciones de incapacidad temporal frente al INSS y a una mutua por una dolencia acaecida cuando el trabajador no se encontraba trabajando ni cobrando prestación alguna, nos ha dado pie para el presente artículo, ya que, como declara la citada sentencia, si un artista se encuentra en situación asimilada al alta en el momento de caer enfermo o sufrir un accidente, tendrá derecho a percibir prestaciones por incapacidad temporal, aun cuando no estuviera trabajando o cobrando una prestación de desempleo.

Responsabilidad de la mutua y requisitos

La sentencia declara, además, la responsabilidad de la mutua de la última empresa para la que trabajó el actor, si la citada mutua cubría los procesos por incapacidad temporal que tuvieran lugar en dicha empresa.

Esta resolución, que viene a confirmar lo que se desprendía de la especial regulación legal de los artistas en materia de Seguridad Social, pone de relieve una especial ventaja que, frente a otros colectivos, asiste a los actores en cuanto que artistas: los artistas pueden tener derecho a percibir una prestación económica por incapacidad temporal sin necesidad de estar trabajando o cobrando el desempleo, conforme a la especial regulación legal del sector.

Para ello, deben darse estos requisitos:

A) Estar en situación de incapacidad temporal (IT), que puede definirse como aquélla debida a enfermedad, común o profesional, y a accidente, sea o no de trabajo, mientras el trabajador esté impedido para el trabajo y reciba asistencia sanitaria de la Seguridad Social.

B) Estar en situación asimilada al alta; por un mecanismo similar al de la regularización que hemos venido viendo estos últimos meses, dependiendo de la suma de las bases cotizadas en el año natural (de enero a la fecha en la que tenga lugar el accidente o enfermedad que de lugar a la situación de incapacidad), el artista en situación de IT podrá tener como cotizados:

A. Los 365 días del año: de modo que en caso de caer enfermo a lo largo del año, en fechas en las que no estuviera trabajando, tendrá derecho a la prestación por IT.

B. Determinados periodos de cada mes: aparte de los efectivamente trabajados, por efecto de la regularización podrá tener como cotizados un determinado numero de días al año, que se distribuirán entre los meses que hubieran transcurrido desde enero del año corriente a la fecha del hecho causante, días en los cuales, aun cuando no estuviera trabajando, si incurriera en causa de IT tendrá derecho a la prestación.

Por consiguiente, al estar en situación asimilada al alta, en el momento de sufrir una dolencia, el artista tendrá derecho a percibir una prestación económica mientras dure tal incapacidad, o hasta que transcurra el plazo máximo legalmente establecido.

En todo caso, hay que tener en cuenta que las entidades responsables del pago de las prestaciones (sobre todo las mutuas) se están mostrando reticentes a realizar los pagos con normalidad, obligando a los beneficiarios a acudir a la vía judicial a obtener lo que les es debido. Sin embargo, y como viene a demostrar la sentencia de la que hablábamos inicialmente, es evidente que los artistas tienen derecho a cobertura por incapacidad temporal aun cuando no estén trabajando, siempre que se den los requisitos expuestos anteriormente.

Por otro lado, hemos de recordar que el derecho a reconocimiento de las prestaciones tendrá efectos a partir de los tres meses anteriores a la fecha en que se presente la solicitud; en consecuencia, se podrá solicitar el abono de la prestación incluso cuando hubiera acabado la situación de IT.

Derecho a cobrar durante la enfermedad

En conclusión, si un artista se pone enfermo y no está trabajando o cobrando el paro, puede tener derecho a cobrar una prestación económica mientras dure la enfermedad.

Por último, pero no por ello menos importante, indicar que todo lo anteriormente expuesto les es de aplicación a las artistas embarazadas para el subsidio por maternidad (contributivo o no), y a los artistas, con independencia de su sexo, que disfruten de los períodos de descanso o permisos, por nacimiento de hijo, adopción y acogimiento, y que cumplan la exigencia de un periodo mínimo de cotización.

En todo caso, y dada la dificultad existente para apreciar a simple vista si un artista está asimilado o no al alta en el momento de sufrir una incapacidad temporal, os recomendamos que acudáis, previa cita, a la Asesoría Jurídica de la Unión con la siguiente documentación:

– Detalle de los TC 2/19 presentado por las empresas, que podréis solicitar en la Tesorería General de la Seguridad Social, a lo largo de los dos últimos años.

– Vida laboral.

– Bases cotizadas en los últimos dos años, que podréis solicitar a través de la página web de la Seguridad Social.

– Solicitud de pago de las distintas prestaciones, debidamente cumplimentada, que podéis descargar desde la siguiente dirección web:

http://www.seg-social.es/Internet_1/Trabajadores/Afiliacion/Servicios/Modelosdesolicitude31190/index.htm. 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn