Chispazos de ayer: La lectura del autor

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Antonio Castro

106-chispazos-enfoques_8

El dramaturgo Joaquín Calvo Sotelo lee Operación embajada a la compañía de Alberto Closas (1962).

Vemos en esta fotografía del otoño de 1962 un rito que era inevitable ante el estreno de una nueva obra y que no siempre resultaba del agrado de la compañía: la lectura del autor.

Solía realizarse ésta en el mismo teatro donde se iba a estrenar la nueva obra. El dramaturgo se colocaba en una mesa frente a los actores, apenas iluminados por unas bombillas de ensayo. Los intérpretes iban adivinando –o soñando– qué personaje les iba a tocar. Casi nunca quedaban contentos, aunque eso formaba parte del rito. A veces el autor les invitaba a su domicilio, donde se hacía más familiar el trámite.

En nuestra foto es Joaquín Calvo Sotelo el que lee Operación embajada a la compañía de Alberto Closas, situado a su derecha. Distinguimos a Emilio Laguna, Belinda Corell (atención al peinado), Ana María Custodio y Manuel Collado. Pero esta lectura tiene un doble significado: además de comedia, se estrenaba teatro. Era el Marquina que, como reseñamos en otras páginas de este este número, abría sus puertas por primera vez en diciembre de 1962.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn