Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Antonio Castro

Foto del álbum familiar del matrimonio Ligero-Pozas,
tomada en 1933. Miguel Ligero y Blanca Pozas posan
como un matrimonio acomodado más, vestido “de
domingo” para el retrato. Los brillos de las lentejuelas
se han dejado para otro momento.

Miguel Ligero (Madrid, 1890-1968) era cómico desde la infancia. A los 20 años ya era un galán conocido en teatros como el Infanta Isabel… Blanquita Pozas una pizpireta artista de variedades en teatros como el viejo Maravillas y el Romea. Se conocieron y se casaron cuando la actriz gozaba de más popularidad que su flamante esposo.

Luego Miguel comenzaría a hacer cine a principios de la década los treinta y se convertiría en una de las figuras más apreciadas y populares. Trabajó junto a todas las grandes estrellas del siglo XX: Imperio Argentina, Raquel Rodrigo, Estrellita Castro, Lola Flores, Manolo Escobar… En su filmografía abundan películas taquilleras: La verbena de la Paloma (1935), Nobleza baturra (1935), Suspiros de España (1939), Pepe Conde (1941), Morena Clara (1954)… Falleció en 1968, poco después de haber rodado una nueva versión de Nobleza baturra y El padre Manolo.

Blanca Pozas fue una de las estrellas en la época dorada de las variedades madrileñas. Nacida en Valparaíso (Chile) en 1893, triunfó pronto en España como vedette del Martín, desaparecido templo de revista. Hasta la Guerra Civil estrenó los espectáculos más populares de la cartelera: Frivolina (1918), Las corsarias (1924), Ris, Ras (1927), Los Faroles (1928), Los caracoles (1928), La casa de Quirós (1931), La camisa de la Pompadour (1934) y Las Peponas (1934). Trabajó con los mejores cómicos de la época: Lino Rodríguez, Castrito, Ramón Peña, Faustino Bretaño… Durante tres décadas recorrió todos los escenarios especializados: Eslava, Maravillas, Pavón, Romea…

Blanca hizo poco cine. En 1940 participó en Marianela y, más tarde, en Viajes sin destino (1942) y El rey de las finanzas (1944).

Recientemente el Ayuntamiento de Madrid colocó una placa en la casa de la calle Álvarez Quintero, 6, donde el matrimonio de artistas habitó durante gran parte de su vida.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn