Contigo, conmigo, convenio. Actores y actrices unidos por el Teatro

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Empezamos este periplo hace ya un año. Han sido 12 meses de duras negociaciones, de miedos y de esperanzas por todo lo que estaba en juego. Las condiciones de trabajo de toda la profesión, ni más ni menos. En la Unión de Actores y Actrices sabíamos que no sería un camino fácil, que la responsabilidad que llevábamos a nuestras espaldas era enorme y que no era una cuestión exclusivamente sindical, de despachos y mesas de negociación en las que habría que pelear por tal o cual porcentaje.

Sabíamos que contábamos con toda la profesión, es más, que era estrictamente necesario que toda la profesión se implicara en las negociaciones. Dicho de otra forma: podíamos perder los derechos adquiridos en años … pero sin el respaldo de todo el gremio, sin la unión de toda la profesión, sin que hasta el último actor o actriz pudiera sentir que esta lucha era la suya y la de sus compañeros… sin todo eso, sería un fracaso aún mayor.

Nada más lejos de la realidad, desde que comenzamos la andadura pudimos sentir el aliento de toda la profesión a nuestro lado. Las asambleas fueron haciéndose más grandes a medida que avanzaba el tiempo y cuanto más dura parecía la situación, más unidos estábamos. Imposible olvidar aquella masiva Asamblea de la Profesión el 2 junio en el Teatro María Guerrero.

A partir de ese día, nuestra fuerza creció exponencialmente: nacieron la Comisión Creativa y la de Convenio. Actores y actrices, afiliados y no, cara nuevas y caras ya conocidas se metieron de lleno a participar activamente en la defensa del Convenio de Teatro.

Comenzó entonces una campaña de información y movilización para llegar hasta el último rincón del teatro en Madrid, para que ningún actor se quedara fuera de la lucha. La Comisión Creativa se encargó de ello con la campaña de vídeos “Defiende el Convenio de Teatro”, poniendo lo mejor de sus cualidades como actores, guionistas y directores al servicio de toda la profesión.

Como en las películas épicas, nuestras filas crecían y crecían. Los actores de Teatro Musical también hicieron suya esta lucha y comenzaron a movilizarse con fuerza. No había pasado ni un mes desde la multitudinaria Asamblea del 2 de junio y la patronal ya había retirado su propuesta para aumentar el trabajo de los actores menores de edad.

Pero, como todos sabemos, una historia no termina hasta que no se baja el telón. A poco más de un mes para la fecha límite y con las negociaciones bien encauzadas, la patronal nos echó un órdago. La profesión supo responder rápido y con contundencia, se convocó la Comisión de huelga. No hizo falta más, volvimos a sentarnos a negociar, había convenio.

Las negociaciones han sido existosas, podemos estar felices por el nuevo convenio, pero el verdadero motivo para estar satisfechos es que hemos demostrado ser una piña. Desde ahora, nosotros mismos (y, sobre todo, la patronal) sabemos que ante las amenazas sobre la profesión somos uno, que para defender nuestros derechos somos una sola y potente voz; y que ese compromiso, que no es solo por las condiciones laborales, que tiene que ver con el derecho de toda la sociedad a acceder a una cultura digna y de calidad, sigue vigente hoy y para cualquier otro obstáculo que se presente en el futuro.

Por ese compromiso, una vez más (las que hagan falta) os damos las gracias. Por ese compromiso seguiremos trabajando en la Unión de Actores y Actrices.

En este año hemos aprendido mucho, pero lo más importante no tiene que ver con porcentajes, tablas salariales o cuánta distancia debe haber entre dos plazas para considerarse bolo. Lo vital es que este Convenio ha sido posible gracias al empeño de todos: conmigo, contigo, con todo/as, hemos conseguido este convenio.

Gracias.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn