Crónica 14N: Éxito arrollador de la Huelga General del 14 de Noviembre

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Patio de butacas, Teatro Español, Madrid.

La Huelga General del 14-N se celebró en todo el país, coincidiendo con la convocatoria de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) en otros muchos países de la Unión Europea, especialmente en las manifestaciones multitudinarias por toda Europa. En España, el seguimiento fue alto, mucho más allá de lo anunciado por la patronal CEOE y la batería mediática pepera, de acuerdo con el malestar y la indignación ciudadana por las políticas de austeridad, ajustes, reformas y recortes que no hace falta repetir, pues de todos son conocidos y todos los trabajadores de todos los ámbitos productivos sufrimos, especialmente en las áreas del espectáculo, la cultura y las artes.

Nuestra participación en la HG fue alta y el seguimiento, perfectamente controlado por nuestras comisiones de organización y movilización, alcanzó, esta vez, casi el 100 %. Sólo no paró el teatro Lope de Vega de Madrid, pese al enorme piquete, una verdadera manifestación que cortó la Gran Vía desde las 19’30 h hasta que la función de El Rey León, lamentablemente, hubo comenzado.

A las 22’30 h, un grupo de 20 trabajadores/as del espectáculo se encerró en el Teatro Español de Madrid, tomando el balcón en el que, de inmediato, colgaron la enorme pancarta apoyando la Huelga General. La seguridad interior privada pretendió desalojarlos y llamó a la policía, pero la policía no apareció. La gerente primero y, posteriormente el máximo responsable del MACSA (Madrid Arte y Cultura S.A.), atendieron la demanda de los encerrados y los que desde la calle apoyaban el encierro, y objetaron la llamada de la agente de seguridad, rechazando la presencia de la policía, de modo que el encierro se consumó sin incidente alguno, dentro del más exquisito comportamiento de los encerrados, de acuerdo al respeto que el emblemático espacio público del Teatro Español merece. Mientras se colgaba la pancarta, la nota de prensa redactada previamente era lanzada a los cuatro vientos: “Un grupo de trabajadores/as del espectáculo, actores, actrices y técnicos están encerrándose en estos momentos en el Teatro Español de Madrid”. Y así empezó a circular por las redacciones y a aparecer en la prensa “on line” pocos minutos después, llegando a ser ‘Trending Topic’ en las redes sociales durante la madrugada del 13 al 14, inicio de la Huelga Heneral. El primer objetivo del encierro se conseguía más allá de lo esperado, al convertirse en noticia preferente en los medios y en las redes antes del arranque real de la Huelga, a las 00’00 horas del 14-N. A partir de ahí fueron consiguiéndose otros objetivos de organización, debate y comunicación de los encerrados, tal como fueron transcurriendo las horas hasta la salida a la Plaza de Santa Ana, pasadas las 19:00 h ante una concentración multitudinaria que, procedente de la concentración previa convocada por la Coordinadora a las 17:00 h, confluyó hasta el Teatro Español. En la Plaza del Rey, representantes de la Coordinadora leyeron los listados del seguimiento de los teatros de Madrid, en los platós de Televisión y en los rodajes. Todos pararon y todos, uno a uno, fueron jaleados con aplausos y vítores, según iban siendo leídos sus nombres. Un enorme abucheo recibió el nombre del Teatro Lope de Vega, cuyo Rey León, presumiblemente, no iba a parar a las 20:00 h. También se leyeron los nombres de las adhesiones internacionales de multitud de sindicatos de todo el mundo, agrupados en la Federación Internacional de Actores (FIA) y en el Consejo Europeo de Sindicatos (ECA), en cuyos mensajes de apoyo y solidaridad nuestros compañeros de todo el mundo apoyaban nuestra HG del 14-N y, particularmente, nuestra lucha contra el estrangulamiento de las políticas del gobierno, un verdadero castigo para el espectáculo y la cultura en general.

Ya una vez en la plaza de Santa Ana, ocupada y casi llena por el incesante cordón de gentes procedentes de la plaza del Rey, dos compañeras encerradas leyeron desde el gran balcón del Teatro Español el comunicado de salida del encierro, similar al leído la noche anterior en los prolegómenos del comienzo de la HG del 14-N, pero con algunos añadidos y una nota en la que se recogían el balance de los abusos policiales y los heridos y detenidos habidos hasta aquella hora. Así como varias reivindicaciones e iniciativas, la última de ellas, “ir todos ante la puerta del Teatro Lope de Vega a protestar por su rechazo a la Huelga General”. Entre ovaciones y abrazos, los encerrados descendieron a la plaza por la puerta principal del Teatro Español y, desde allí, se comenzó la marcha, no hacia las manifestaciones que en aquel momento se desarrollaban en el centro colapsado de Madrid, sino, en dirección contraria, hacia la Gran Vía, atravesando Sol y Callao, hasta el cine Lope de Vega donde, a pesar de la manifestación multitudinaria frente a sus puertas, protestando por la subida del telón en el único centro de trabajo que no iba a parar, hubo que abandonar pacíficamente sin conseguir el objetivo final.

El éxito, no obstante, de nuestra participación en la Huelga General fue un éxito casi total, más allá de lo previsible, con esa única mancha del teatro Lope de Vega, gracias al trabajo previsor de los días anteriores de contactos y visitas a los compañeros de todos los centros laborales en los que los trabajadores/as del espectáculo desarrollaban sus diversas especialidades. En un recuento rápido de la actividad en el resto del Estado, se comprobó, previamente y el mismo día de la Huelga, que la actividad era escasa y pararían las pocas compañías y demás centros de trabajo (series y rodajes) que en muy escaso número aún existían, especialmente en Cataluña. En el resto de comunidades, nuestros compañeros llevan parados desde hace meses, con actividad nula en Murcia, Castilla y León, Asturias, Andalucía, Canarias…

Gracias, pues, al esfuerzo de todos y muy especialmente a las comisiones de trabajo. El impacto mediático de nuestras acciones y participación en la Huelga General fue un éxito por más que haya sido una gota de agua en el océano de huelguistas de todo el país y si no asistimos a las multitudinarias manifestaciones fue porque en Madrid decidimos sobre la marcha manifestarnos ante el único teatro que no tenía intención de parar y no paró. En 110 grandes ciudades de España las manifestaciones fueron también ampliamente seguidas por los ciudadanos y, allí donde existen colectivos de trabajadores/as del espectáculo, fueron también nutridas las representaciones de nuestros compañeros.

Enhorabuena a todos. Gracias por la solidaridad y seguimiento. Gracias a tantos esfuerzos. La lucha sigue…

R.A.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn