Interpretar la ópera y la zarzuela: Cosecha estival

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Adolfo Simón

Cuando llega el verano, los grandes teatros de lírica cierran para preparar la programación de la temporada siguiente. En esos momentos, otros espacios aprovechan para poner en escena los frutos de la cosecha lírica que no han encontrado lugar para ser mostrados esta temporada y deleitar así al aficionado habitual.

Ópera en el Real

No obstante, el Teatro Real todavía nos brindó entre junio y julio dos títulos: Poppe e Nerone y Ainadamar.

Poppea e Nerone, de Monteverdi, en la versión musical de Philippe Boesmans, creador belga que ha dado a la escena lírica varias muestras de su arte, basado siempre en sólidas fuentes teatrales. La dirección artística del Real ha apostado firmemente por este proyecto haciéndolo realidad y propiciando su estreno mundial. En el foso estuvo un grupo especialista en música contemporánea, el formidable Klangforum de Viena, dirigido por Sylvain Cambreling. La dirección de escena fue realizada por Krzysztof Warlikowski. Y para el reparto de intérpretes-cantantes había que convocar a los mejores: Nadja Michel, Sofia Soloviy, Charles Castronovo, William Towers, Willard White, María Riccarda Wesseling… un lujo para cualquier ópera.

Ainadamar, de la que Osvaldo Golijov es el autor de la música y David Henry Hwang del libreto, es la otra obra. La versión definitiva de esta obra estrenada en la Ópera de Santa Fé en 2005, se desarrolla en tres acciones-imágenes sobre la vida de Federico García Lorca: Mariana, Federico y Margarita. Como toda la música de Golijov, Ainadamar contiene multitud de elementos estilísticos, aunque entre ellos posiblemente cobra protagonismo especial el flamenco, obviamente ligado a Lorca que participó activamente en la valoración culta del gran cante. De las versiones existentes de la ópera en inglés y en castellano, lógicamente, en Madrid se programó la segunda. La versión que se pudo ver, procedente de la Ópera de Santa Fé, tuvo como director de escena a Peter Sellars y como director musical a Alejo Pérez. Para esta ocasión se contó con un reparto fantástico: Núria Espert, Jessica Rivera, Kelley O´Connor, Núria Rial y Jesús Montoya.

Ópera en otros recintos…

A las puertas del verano se llevó a cabo en nuestra ciudad una peculiar experiencia: Armonía, una ópera comestible, un curioso proyecto de creadores de distintas nacionalidades que reunió a varias disciplinas. Durante dos días, en el Matadero de Madrid se mostró esta propuesta diferente a través de la cual pretendían conseguir que el público asistente tuviera sensaciones sensoriales al tiempo que disfrutaba de la pieza musical. Los autores de este experimento son Beatrice Loft Schulz y May Kersey, estando al frente de la dirección escénica Carlos Monleón.

Otro espacio no habitual para la ópera es el cabaret, en este caso Soap, The show, un espectáculo refrescante y disparatado presentado en el Teatro Calderón que cedió espacio al bel canto en directo. La suma de todos los ingredientes de esta propuesta nos dejó muy buen sabor de boca.

En pleno verano y dentro de las programaciones habituales del estío, hubo algún montaje que disfrutar, como fue el caso de la reposición de El caballero de la triste figura, de Tomás Marco, o el estreno de una nueva versión de La flauta mágica de Mozart, ambas en el Festival de Verano del Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial. En el Nuevo Teatro Alcalá también pudimos asistir a un programa doble durante el mes de agosto: La Traviata, de Verdi y Madama Butterfly, de Puccini.

Y dentro de los Veranos de la Villa, el II Ciclo de Ópera organizado por la Fundación Olivar de Castillejo y la Fundación Operística de Navarra, con piezas de Mozart, Verdi y Bizet con las que deleitarse al aire libre en la sede del Olivar.

Zarzuelas…

De zarzuela, este año no hubo mucha cosecha estival…

El barberillo de Lavapiés, en El Escorial, Los gavilanes y La verbena de la Paloma, en los Veranos de la Villa, y Agua, azucarillos y aguardiente y La tabernera del puerto en el teatro Alcázar-Cofidis. Habrá que esperar a que llegue la nueva temporada del Teatro de la Zarzuela que este año se inaugurará el 21 de septiembre con ¡Ay, amor!, la unión de El Amor Brujo y la vida breve, de Manuel de Falla.

Tríptico de copla…

La copla, que nunca muere, ha tenido presencia en nuestros escenarios con tres propuestas particulares.

Le llaman copla, de la Compañía Barni Teatre. Un cabaret teatral trenzado de coplas con una puesta en escena muy sencilla de Marc Vilavella y musical de Marc Sambola, representada durante un mes en la Sala II del Teatro Fernán Gómez.

Vino amargo, de Teresa Vallejo y José Barrios. Un café cantante que enlazaba la memoria de la copla con la contemporaneidad de la misma. Estrenada en primicia dentro del nuevo Festival creado para los veranos de la capital: Fringe Madrid.

Tipical Ispanis, decalogía de la copla, de El Curro DT. Un recorrido irónico y festivo por las dependencias de la sala DT ubicada en el corazón del barrio de Chueca. Diez años después del estreno original, sigue vigente esta particular mirada sobre la copla en nuestra cartelera.

Delicias musicales para los sentidos y la imaginación…

Y no podía faltar un ramillete de propuestas donde los actores se pongan en juego con toda su expresividad… Y nada mejor que el cabaret o los pequeños musicales para conseguirlo…

Lo peor de Los Quintana, en el Teatro Lara. Un disparate delicioso de música, danza y play-backs.

Sexageración, en La casa de la portera. Deliciosas piezas pequeñas salpicadas de cuplés y coplas.

Hendaya, cuando Adolfo encontró a Paco, en el Nuevo Teatro Alcalá-Sala 2. La mejor propuesta para reírnos del pasado a carcajada batiente. Y por último, una visita rápida del nuevo Molino de Barcelona con Live in burlesque que aterrizó en el escenario del Price de Madrid para devolvernos el placer de la revista pícara, revisada y actualizada.

Y ahora, a esperar la programación otoñal de nuestra ciudad, confiando en que la “caída de la hoja” no provoque un descenso en la creatividad de nuestros actores y actrices.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn