Entrevista: Web serie “Libres”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Libres es una apuesta que demuestra que el ingenio siempre saca capital humano y del otro hasta debajo de las piedras. El resultado, una serie diferente que se emite en abierto por Internet y que narra las aventuras de un grupo de personas que emigran a un pueblo vacío. El crowdfunding o financiación colectiva ha ayudado a la creación de un proyecto que, de todas formas, sin la absoluta implicación de su equipo jamás hubiera conocido la luz. Demos la bienvenida a producciones modernas, nacidas de la unión de nuevas formas de financiación y la eterna voluntad de creación.

La revista Actores ha charlado con tres de los principales integrantes del equipo de Libres: su director Álex Rodrigo y dos de los actores, Nacho Redondo y Nahia Láiz.

enfoques_alexÁlex Rodrigo

“A la hora de hacer tu propuesta en crowdfunding tienes que cuidar no pasarte ni por encima ni por debajo”

Actores.- ¿Cómo surge este proyecto?

Álex Rodrigo.- Me interesaba hablar de qué alternativas puede haber al sistema socioeconómico que mucha gente rechazamos y no sólo pensando en lo que no queremos, sino en qué proponemos.

A.- El equipo principal de este proyecto se compone de aproximadamente 27 personas, ¿cómo habéis conseguido que tanta gente se involucre, en algunos casos desinteresadamente?

AR.- Los tres pilares básicos han sido financiación, localizaciones y el equipo artístico y técnico. Para elegir a los actores hicimos un casting bastante exhaustivo, ya que no sólo era importante tener claro el personaje como individuo sino el personaje dentro del conjunto de los siete protagonistas. En cuanto a la financiación estamos nosotros y los cofinanciadores, que han aportado a través de la plataforma de www.goteo.com más o menos el 75 % del presupuesto. Creo que de alguna manera el contexto crisis ha hecho que la premisa de “me voy a un pueblo abandonado para empezar de cero” se haya desvinculado del perfil más clásico de anarquista y anticonsumista, y es una opción que se la puede plantear mucha más gente. Hemos tenido mucho apoyo y ánimo, precisamente porque es un proyecto independiente, al margen de la televisión, con gente joven y de alguna manera han pensado que merece la pena apoyarnos.

A.- Una vez que se configura el equipo, ¿cómo se consiguen los medios para ponerlo en marcha o con qué mecanismos de financiación habéis contado?

AR.- Una vez que conseguimos equipo humano, necesitábamos dinero líquido y pusimos la campaña crowdfunding en www.goteo.org. Nos aconsejaron ser precavidos porque el crowdfunding funciona de la siguiente manera: si pones una cifra y no llegas a ese dinero, no te dan nada. Es un mecanismo que tienen para asegurarse de que ese dinero lo quieres para hacer un proyecto concreto, presupuestado y tener un poco de control, también una seguridad para la gente que pone dinero porque, si llega, es porque se va a hacer y si no llega a la cifra, se les devuelve el dinero. A la hora de hacer tu propuesta en crowdfunding tienes que cuidar no pasarte ni por encima ni por debajo. Para conseguirlo te dan 40 días más, además de los otros 40 días para llegar al mínimo.

Nosotros utilizamos www.goteo.org pero también existen otras plataformas como www.lanzanos.com, www.indiegogo.com, www.verkami.com.

enfoques_alex_3A.- ¿Con qué trabas o problemas os habéis encontrado a la hora de empezar?

AR.- Para poner en marcha el proyecto, el primer escalón es creer que merece la pena. Es un proyecto donde nadie cobra y exige un tiempo que me ha llevado a una situación económica difícil.

A.- ¿Son necesarios unos medios especiales o un gran presupuesto para conseguir una buena calidad en el resultado?

AR.- La respuesta fácil sería “no”. Con esfuerzo y aprovechando el capital humano y los medios puedes conseguir algo con calidad. Ahora bien, el tema de tener presupuesto más allá de para tener la grúa de ocho metros, o un foco concreto, te sirve para que si la gente esta comiendo o durmiendo en sitios agradables, prioricen este proyecto. La sensación de que siempre te queda un plano más, siempre la voy a tener por perfeccionismo, pero tener algo de presupuesto creo que te organiza. En este caso había mucha energía y un equipo muy piña, pero creo que, si en vez de en cinco semanas hubiesen sido ocho con más calma, no se podría haber hecho. Luego está la creatividad para fabricarte un travelling casero, con dos focos hacer maravillas, que los trajes sean creíbles aunque no originales… Mucho ingenio que con presupuesto no te planteas.

A.- ¿Con qué medios de difusión habéis contado?

AR.- Este proyecto sólo encaja en internet o televisión. Lo tuve claro desde el principio y ya estaba el contexto crisis. Conseguir que tu producto entre en televisión ahora mismo es muy difícil y tienes que atenerte a ciertos moldes. Si algo hace la crisis, a parte de reducir producción propia, es que la que se produce es más conservadora. A la gente se la damos gratis, la colgamos con Creative Commons. La serie va de ocupar un pueblo y nos encajaba con el proyecto todo el tema de internet y licencias libres de Creative Commons. El copyright es intrínseco a cualquier obra pero estas licencias lo que le permiten al consumidor y espectador de este producto es que pueden descargarlo, difundirlo y distribuirlo, siempre y cuando no lo uses para lucrarte, nos nombres como autores y no tergiverses el mensaje. Esto se hace con texto, música, cine… con obras que encajen con su filosofía y que no quieren pasar por SGAE.

enfoques_alex_2A.- ¿Cuál ha sido la parte más difícil del proceso?

AR.- En cuanto a rodaje, para mí como director, la parte más difícil ha sido llegar con menos producción de la que deberíamos. Tener que jugar con la incertidumbre de que mañana vamos a rodar en un sitio que no hemos visto, la incertidumbre a corto plazo. Aunque luego me quedase tranquilo una vez que improvisábamos o lo veíamos. En cuanto a guión, lo complicado ha sido equilibrar la ideología con lo comercial. No quería hacer algo con lo que mi colectivo se sintiera insultado, pero tampoco hacer un panfleto estereotipado de los héroes de la sociedad que les oprime.

“Me gustaría que el formato de internet, más corto, quizás un poco más sencillo de producción, se pueda convertir en una alternativa remunerada”

A.- ¿Qué dudas han surgido a lo largo del proceso?

AR.- Sobre todo matices y reacciones a la hora de crear personajes. Una de las cosas más difíciles en guión con protagonistas corales como en este caso, que son siete, es que a la hora de entramar los conflictos entre ellos no se pierda la coherencia con la personalidad de cada personaje. En la parte creativa de guión es donde pueden surgir más dudas.

También es difícil lograr el tono, la trama de suspense que va transversalmente a lo largo de la serie y que a priori no me tenía muy convencido, porque no sabía si se salía del tono o si a la gente le iba a gustar… Además de la necesidad de tener que reducirlo todo a la mínima expresión por el tiempo limitado de los capítulos, que dificultan el desarrollo de grandes tramas de suspense, de amor… Los diálogos por su parte tienen que ir al grano y, quizás, esa sea la duda más importante a la hora de construir una escena, qué decir para contar todo lo que queremos contar en capítulos tan cortos.

A.- ¿Es vuestro trabajo un ejemplo de alternativa de autogestión viable para muchos grupos o personas que quieren poner en pie sus propios proyectos?

AR.- Depende, si quieres que esto se convierta en el futuro de la producción audiovisual, no. No es remunerado y eso es bastante importante. No me parece una alternativa que ahora todos nos pongamos a hacer proyectos no remunerados. Esto, en realidad, es una equivalencia al cortometraje en cine, una forma de hacer ficción con menos presupuesto, de una forma mas corta, los capítulos son de 12, 13, 15 minutos, y es una forma de mostrar tu trabajo y de hacerte un público al que le guste la serie, la posibilidad de contar a nivel de expresión una historia cerrada, pero no creo que sea una alternativa en la industria. Me gustaría que, con los años, el formato de internet, más corto, quizás un poco más sencillo de producción, se pueda convertir en una alternativa remunerada. Hoy por hoy lo más parecido sería el “branded content” que son miniseries de ficción para marcas, una nueva forma de publicidad. Lo que ocurre es que las marcas suelen ser bastante agresivas con el producto y no llegas a tener una serie como para un público que no quiere ver una marca, además que en España aún estamos muy verdes en este tipo de publicidad. En EE.UU. sí hacen series con unas tramas y actores muy buenos para unir esa parte de marcas y patrocinio, con hacer buena ficción gracias a un guión más elaborado y libre. Ésa sí podría ser la alternativa en internet.

A.- ¿Qué se van a encontrar los espectadores de Libres?

A.R.- Se van a encontrar una serie de ficción, donde un grupo de personas muy heterogéneas van en busca de un proyecto común, para muchos de ellos un sueño; van a encontrar todos los conflictos que conlleva tener una pequeña comunidad, con intereses y objetivos distintos. En ese sentido es una reflexión político-social de lo que conllevan esas decisiones en común y las relaciones entre siete personas.

A.- ¿Cómo habéis sentido la acogida del público?

AR.- El esfuerzo de promoción junto con la temática y la premisa de la serie, ha hecho que la acogida haya sido mejor incluso de la esperada. La gente nos destaca la importancia y posibilidad que da nuestro proyecto a la hora de difundir el mensaje, la calidad en comparación con otras cosas que se emiten en televisión, y la interpretación de los actores.

A.- ¿Por qué creéis que puede suscitar interés y enganchar al espectador?

AR.- Depende del perfil del espectador, pero creo que lo que engancha es ver que hay gente que está haciendo con sus vidas algo que te podrías plantear en algún momento y que, con buenas interpretaciones, llegas a creerte la historia y a construir en tu imaginario esa vida alternativa que los protagonistas se plantean.

enfoques_nachoNacho Redondo

“Libres es una alternativa al sistema convencional de producción”

Actores.- ¿Qué crees que aporta este proyecto, desde el punto de vista del proceso, en un momento complicado para las artes como es el actual?

Nacho Redondo.- Una alternativa. Un mensaje de que se pueden autogestionar proyectos de calidad, tanto en la interpretación como técnicamente. Lo importante a partir de este punto en el que hemos conseguido sacar adelante el proyecto es ver cómo repercute económicamente y cómo generamos un futuro puesto de trabajo, ese sería el siguiente punto al que nos gustaría llegar. Trabajando dentro de esta alternativa, como la reconvertimos para que sea viable a largo plazo.

A.- ¿Surgen dudas al implicarse en un proyecto de estas características?

NR.- Sí, muchas. Pero se han disipado enseguida al ir conociendo a la gente. Muchas veces formamos parte de proyectos en los que a mitad de rodaje no estás satisfecho con lo que se está haciendo y te arrepientes de haberte implicado. En este caso la gente y su trabajo te hacían confiar en que saldría el proyecto.

A.- ¿Cómo es trabajar con actores consagrados?

NR.- Creo que los idealizamos y en realidad todos los actores tenemos las mismas inseguridades, el hecho de que hayamos trabajado en cine o teatro, más o menos tiempo, a la hora de enfrentarte a un nuevo trabajo surgen las mismas dudas, el mismo trabajo, y en esa involucración común dejas de idealizar.

A.- ¿Alguna anécdota en relación al rodaje?

NR.- Hay muchas pero, por ejemplo, mi escena de la escalada en el capítulo 3 que para mí era impensable, al llegar el momento, a pesar de la altura de 12 metros, no lo pensé, lo hice y ya está. Pero, con distancia, me pregunto cómo me puse a escalar sin tener ni idea.

A.- ¿Cómo habéis sentido la acogida del público?

NR.- Desbordados, mucho más de lo que esperábamos. Lo más maravilloso es que a veces pierdes el contacto con gente y, de repente, recibir mensajes de enhorabuena por el proyecto es muy gratificante, por eso ya merece la pena. Primero por reanudar el contacto con esa persona y que haya tenido interés por el proyecto y le haya dedicado cinco minutos a escribirte un comentario. Además, si hablamos de porcentajes, siendo negativos, Libres tiene un 80% de críticas positivas y un 20% de críticas negativas que pueden entrar en debate. Cuando se critica un proyecto pienso que hay que contextualizarlo siempre porque no se pueden comparar proyectos con diferentes circunstancias, presupuesto…

enfoques_nahiaNahia Láiz

“Estamos muy acostumbrados a esperar que nos produzcan y subvencionen porque sino no se puede y sí que se puede”

Actores.- ¿Qué crees que aporta este proyecto, desde el punto de vista del proceso, en un momento complicado para las artes como es el actual?

Nahia Láiz.- A pesar de que se ha hecho con una producción limitada, este proyecto puede animar a la gente a que emprenda proyectos similares. Estamos muy acostumbrados a esperar a que nos produzcan, subvencionen y publiciten porque si no no voy a poder, y sí se puede, poniendo corazón y enganchando a gente que de verdad se implique y esté dispuesta a poner su trabajo. Es necesario que sigamos haciendo proyectos de corazón más allá del puedo o no puedo en base a una subvención o producción más grande.

A.- ¿Surgen dudas al implicarse en un proyecto de estas características?

NL.- Surgen porque conlleva mucha dedicación, mucho tiempo, muchas horas de rodaje. Al fin y al cabo es una inversión incluso económica, y toda inversión asusta un poquito pero hay que lanzarse. Imagino que cada uno tendría sus miedos y dudas, pero si las superó lo que está claro es que lo que primaba era el contagio de ilusión y de confianza.

A.- ¿Cómo habéis sentido la acogida del público?

NL.- Sigue siendo muy grata. Las visitas a la web nos conectan de manera muy directa con el público. A mí me pasa que cuando veo los capítulos, que nunca sabes como van a quedar realmente en el montaje final, aunque sepa que va a pasar aún me sorprenden, cada capitulo me gusta más y veo que a la gente también le están gustando. La mayoría destaca las interpretaciones y la calidad técnica como puntos fuertes; en cuanto a las críticas, existen y son enriquecedoras. Hay algunos comentarios de: “yo hubiera hecho…”, “hubiera elegido…”, pero esto siempre existe y es enriquecedor.

A.- ¿Por qué crees que puede suscitar interés y enganchar al espectador?

NL.- Hemos recibido muchos comentarios de gente que tenía alguna idea similar y que no se atrevían a hacerlo hasta que nos han visto. Creo que es un momento de cambio, de cambio muy poderoso. Se puede vivir a pesar de la crisis, no vale el “no hay posibilidades”. Desde el empoderamiento se puede sacar algo nuevo. Creo que la sensación de cambio es lo que contagia el “hay otra posibilidad”. Por un lado, hay algo que contamos a nivel muy humano, somos personajes con perfiles muy distintos. Las circunstancias por las que estamos en el pueblo son diferentes pero pueden enganchar con cualquiera. A nivel profesional-artístico como producción audiovisual también siembra una diferencia. Hemos demostrado que se pueden hacer las cosas de manera diferente, es decir, emitir en web sin perder calidad.

Autor: Alba Blanco

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn