FAEE Federación de Artistas del Estado Español : Enseñanzas artísticas de segunda: la danza

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cristina García

Tras la publicación de la LOGSE en el año 19901 fue necesario establecer la homologación de los títulos de enseñanzas artísticas anteriores a la misma, siendo ésta la primera vez que una Ley Orgánica de Educación recogía la ordenación académica de dichas enseñanzas.

Tras la homologación directa y sin requisitos añadidos de los títulos de música anteriores a la LOGSE al título superior de música regulado en ella en el año 19942, los de arte dramático en el año 19773 y los de canto en el año 20004, finalmente, en el año 2005, la danza consigue mediante la publicación de un Real Decreto5 la equivalencia de los títulos anteriores a la LOGSE con el título superior de danza regulado en ella a efectos docentes, siempre y cuando puedan demostrarse tres años de experiencia docente y/o artística hasta el año 2003 o se cursen unos módulos de formación de un mínimo de 135 horas6; todo esto en los términos recogidos en la Orden de Desarrollo publicada el 14 de abril del año 20067 (recordemos que la LOE8 –Ley Orgánica de Educación– que viene a sustituir a la LOGSE, fue publicada el 4 de mayo de 2006).

No es necesario destacar, pues resulta evidente, el retraso con el que el Ministerio de Educación y Ciencia resolvió las equivalencias de danza (no son homologaciones), la discriminación sufrida por sus afectados en cuanto a los requisitos a cumplir y finalmente lo obtenido tras esta equivalencia.

El hecho de que la equivalencia de los títulos anteriores a la LOGSE haya sido sólo a efectos docentes implica entre otras cosas:

No poder obtener títulos de máster por no tener estas equivalencias validez académica de título superior, ni por tanto cursar doctorados ni obtener títulos de doctor.

No poder obtener becas de posgrado ni para estudios universitarios.

No poder acceder libremente al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) para intercambios entre universidades, acceso a estudios de investigación, becas Erasmus…

No poder acceder a puestos públicos en los que se exija titulación superior excepto los relacionados con la docencia.

Es decir, para lo único que esta equivalencia ha servido es para poder cubrir las plazas de profesores del grado superior de danza, en las que se pedía tener título superior. Se daba así solución al único problema que las administraciones educativas se encontraban al no disponer de titulados superiores en danza para impartir las enseñanzas en el grado superior.

Además, compartimos con los compañeros de arte dramático (ahí nos igualamos con ellos, aunque a la baja) el dudoso privilegio de no poder impartir las enseñanzas del bachillerato artístico recientemente implantado en su modalidad de música, danza y artes escénicas, por estar adscritas las materias correspondientes a nuestras especialidades a los cuerpos de profesores de secundaria entre los que, como sabemos, no existe ni la danza ni el arte dramático como especialidad (aunque, en el caso de la danza, sí forma parte del currículo de música y de educación física tanto en secundaria, primaria como en infantil, siendo por tanto estos docentes los que tienen acceso a impartir estas enseñanzas).

Las asignaturas más afines a la danza que existen en el currículo del bachillerato artístico son historia de la música y de la danza, análisis musical I y II, anatomía aplicada, y artes escénicas, impartidas respectivamente por el cuerpo de profesores de secundaria de música, biología, lengua y literatura.

A pesar de ser esta situación denunciada en la reunión de la permanente del Consejo Superior de Enseñanzas Artísticas (CSEA) del 12 de mayo y de las buenas palabras que su presidenta Eva Almunia, secretaria de Estado de Educación, tuvo al respecto en cuanto a buscar fórmulas que nos permitan tener acceso a impartir estas enseñanzas, la realidad es que las comunidades autónomas ya han ido publicando sus decretos de bachillerato y en ningún lugar aparecemos los titulados superiores en danza (aunque sólo sea a efectos docentes), como colectivo que también podrá impartir estas enseñanzas.

Visto el tiempo que el ministerio se toma para resolver asuntos enquistados por la negligencia de las sucesivas administraciones de épocas anteriores, el modo en que tras años de espera y lucha finalmente zanja los asuntos, y los temas que sobre la mesa tiene y que debe considerar de mayor urgencia por la repercusión mediática que generan (educación para la ciudadanía, por ejemplo), tenemos cierto escepticismo en creer que obtendremos alguna solución satisfactoria a estos asuntos. Mientras, una vez más, la danza sigue siendo una enseñanza de segunda.

Por cierto, a pesar de que al MEC no le parecía apropiado ni viable que las enseñanzas artísticas superiores entraran en la universidad y por eso las mantienen fuera de ella (aunque eso sí, dentro del EEES), desde alguna universidad privada hay interés por crear un título de grado de ciencias de la danza y el movimiento elaborado desde su Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, para cuyo enriquecimiento, modificación y mejora han consultado a distintos colectivos de profesionales de la danza –Asociaciones, Conservatorios, profesionales de prestigio…– una vez que fue desestimado por el Ministerio de Ciencia e Innovación tras ser evaluado por la ANECA, para que les indicáramos qué se podía mejorar (esto en una jornada de trabajo).

Quizás sí fuera posible que la danza entre en la Universidad pero si son los licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte quienes la imparten. Todo por la danza, pero sin la danza.

Referencias

1 Ley Orgánica 1/1990 de 3 de octubre (BOE).

2 RD 1542/1994 de 8 de julio, BOE de 9 de agosto.

3 RD 770/1997 de 30 de mayo, BOE de 20 de junio.

4 RD 1120/2000 de 16 de junio (BOE).

5 RD 798/2005 de 1 de julio, BOE de 18 de julio.

6 Estos módulos se podrán cursar en los siete años posteriores a la aplicación del RD. Teniendo en cuenta que se publicó la Orden ECI en el año 2006, a partir de este momento comienza a aplicarse el RD 798/05, se podrán cursar hasta el año 2013. Sólo pueden cursarse en alguno de los cinco conservatorios superiores públicos del estado español (Madrid, Barcelona, Málaga, Alicante y Valencia). Hasta el momento sólo Málaga y Barcelona han ofertado por primera vez los módulos en el curso 2007/08 y este año está previsto, además, que los ofrezcan Madrid y Valencia.

7 Orden ECI 1085/2006 de 6 de abril, BOE de 14 de abril.

8 Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo, BOE de 4 de mayo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn