Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

R. A.

El Festival Escena Contemporánea surge en el año 2001 de la mano de la Asociación Cultural Escena Contemporánea, integrada por las principales salas alternativas de la Comunidad de Madrid. Desde entonces ha cumplido ocho ediciones en las que se ha ampliado el ámbito de actuación hasta llegar a ser uno de los referentes dentro de las artes escénicas alternativas.

The Lindenmeyer System, de André Gingras

Gustavia, de la compañía La Ribot

En el 2002, Javier G. Yagüe se pone al frente de la dirección del festival, donde permanecerá durante dos ediciones. En esta época se crea el Premio “Casa de América – Festival Escena Contemporánea “ de dramaturgia innovadora. La intención es impulsar la creación de dramaturgias innovadoras entendiendo las mismas en sus más amplias expresiones escénicas, dado el territorio interdisciplinar que ocupará el teatro del siglo XXI. El fallo del jurado se da a conocer durante el festival, siendo la Casa de América la responsable de editar las obras ganadoras dentro de sus colecciones de teatro. Por primera vez en el 2007 la publicación se hizo “on line” y no por escrito, fomentando así los nuevos canales de comunicación.

En el 2004 y hasta la edición de 2006 pasa a dirigir el festival Mateo Feijoó, que apuesta por la utilización de espacios escénicos poco habituales. Abrir el festival a nuevos públicos e incentivar el factor sorpresa, fueron algunas de las señas de identidad de este director que durante la edición de 2007 se encarga de la asesoría de la programación internacional del festival.

En el 2006, el Festival Escena Contemporánea se incorpora al proyecto “¡Mira!” una propuesta de coproducciones y presentaciones de espectáculos de teatro, danza y música, mesas redondas de profesionales, prácticas de formación transnacionales, traducciones, ediciones, subtítulos de obras teatrales y becas de ayuda a la movilidad para jóvenes creadores, entre otras cosas. Son encuentros entre artistas y profesionales de los tres países, Francia, España y Portugal, motivadas por el único deseo de promover la joven creación contemporánea y la cooperación cultural. Por otra parte se firma un nuevo proyecto para enmarcar el Festival dentro de ARCO, Feria Internacional de Arte Contemporáneo, y presentar, dentro de la misma, algunas de las propuestas de Escena Contemporánea.

En el 2007 se incorpora como director del Festival Roberto Cerdá sustituyendo a Mateo Feijoó, que ocupa desde entonces el cargo de asesor internacional.

Cerdá desarrolla su profesión tanto en el ámbito de la dirección de escena como en el campo de la pedagogía. Ha sido profesor de interpretación y dirección en el Instituto Oficial de Radio y Televisión Española, en el Instituto de las Artes Escénicas de Asturias, con la compañía UR Teatro y en el Teatro de La Abadía, en el que trabajó junto a José Luis Gómez en la dirección del mismo.

Ha realizado la puesta en escena de más de veinte espectáculos entre los que destacan Vida y muerte de Pier Paolo Pasolini (de Michel Azama), Lágrimas de cera (espectáculo sobre los atentados del once de marzo que inauguró la nueva etapa del CDN, escrito por él mismo) o One for the road (de Harold Pinter). Ha dirigido textos de autores como Beckett, Tanovic, Monzó, Plauto, Belbel, Koltés o Grumberg, siempre desde una perspectiva actual. Fue nominado a los Premios Max 2004 como mejor director de escena y ha recibido el Premio Max 2004 a la mejor adaptación de obra teatral, el Premio Ercilla al mejor espectáculo 2004 y el premio al compromiso y las libertades en la Feria de Teatro de Palma del Río 2003, entre otros.

Edición 2009

En su novena edición, Escena Contemporánea se muestra de nuevo como un mapa complejo donde se mezclan las marcas de origen, género o nacionalidad con la misma diversidad de líneas escénicas.

Escena Contemporánea’09 sitúa el encuentro con el “otro” en el centro de sus objetivos, proponiendo un espacio de reflexión artística sobre las identidades contemporáneas. Huyendo de la inercia, el festival se abre cada año a nuevos espacios en los que reinventar durante cuatro semanas nuestra relación con la ciudad, con nosotros mismos y con los demás, proponiendo una experiencia auténtica, imposible de digitalizar.

La diversidad cultural del mundo de hoy está encarnada por artistas que llegan a Madrid desde los lugares más variados para participar en el festival. Procedentes de Beirut, Praga, Riga, Londres, París, Berlín o Ámsterdam ofrecerán, junto a artistas madrileños y de otras ciudades del Estado, más de cien representaciones en esta edición. Si algunas propuestas vienen ya precedidas de un gran prestigio, también se mostrarán otras que aún no han visto la luz.

Lo que sí es cierto es que espectáculo ofrece su voz única, brindando al espectador la posibilidad de explorar la naturaleza humana, de plantearse preguntas inquietantes o de hurgar de manera provocativa en temas que turban a nuestra sociedad. Todo el festival se plantea como una experiencia estética.

Ámbito de actuación


La programación se centra en el teatro no convencional, en las nuevas dramaturgias y en las experiencias interdisciplinares. Este año contaremos además con teatro físico, teatro-danza, y las performances más relevantes en el panorama nacional e internacional. Escena Contemporánea ofrece una programación complementaria a otros festivales de la Comunidad de Madrid. Con el paso de los años ha ido convirtiéndose en un referente dentro de las artes escénicas alternativas en el territorio nacional pero también internacional.

El prestigio de los montajes dentro y fuera de nuestras fronteras hace que durante el mes que dura el festival, las salas, principales puntos de exhibición del mismo, acojan propuestas que de otra forma no tendrían cabida en su programación habitual. Así mismo también tienen cabida montajes que se desarrollan en espacios que no están dedicados a la exhibición escénica y que por tanto no se pueden incluir en programaciones teatrales regulares, y finalmente, montajes de compañías nacionales y madrileñas de reconocida trayectoria o con proyectos de especial interés artístico, que pretendemos resaltar y apoyar proporcionando un mejor acceso a los medios de comunicación y al público.

El Festival Escena Contemporánea pretende servir de marco para el debate sobre tendencias, límites y fronteras del teatro del siglo XXI. Para ello se propone por una parte, que los espectadores renueven sus códigos receptivos y se abran a nuevas propuestas escénicas, y por otra, que las propias compañías puedan mostrar experiencias que van más allá de los códigos estipulados de tiempo y espacio, de las relaciones entre actores y espectadores, de los lenguajes y de los instrumentos.

Ver programación en:
www.escenacontemporanea.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn