Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El XIV Festival Internacional de Artes Escénicas para Niños y Jóvenes de la Comunidad de Madrid, Teatralia 2010, llegó a sus últimos días con 34 funciones, dirigidas a públicos entre 1 y 18 años, que se desarrollaron en 17 municipios madrileños.


Small words (Pequeños mundos), de Mímica Theatre.


Assoiffés (Sedientos), de Théâtre Le Clou.

Varios espacios de la región albergaron 17 espectáculos, tres de ellos de estreno. El programa de esta edición del festival se cerró con La fabulosa compañía de la luz, de la compañía Kiku Mistu, el domingo 21 febrero en el Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial.

En cuanto a las novedades que se presentaron, dos de los montajes que se estrenaron se desarrollaban en pequeños e íntimos escenarios. Uno de ellos es Le petit cirque (El pequeño circo), que llegó de la mano de los franceses Cie Laurent Bigot y se representó en el Institut Français de Madrid. En una pequeña mesa, personajes en miniatura realizaban arriesgados números circenses y los cachivaches y objetos reciclados que conformaban el escenario producían extraños sonidos que aumentaron aún más la tensión en este peculiar circo en miniatura.

El otro montaje, titulado Small words (Pequeños mundos), fue un espectáculo de la compañía británica Mímica Theatre, que se presentó en el Teatro Pradillo de Madrid. En esta ocasión, el teatro de pequeños objetos y el vídeo se unieron para mostrar cómo un pequeño zorro descubre el mundo que le rodea, cómo un insecto se las apaña par cobijarse en un lugar seguro en un día de lluvia, y la paciencia y habilidad de un pato en busca de alimento.

El tercero de los estrenos tuvo lugar en el Centro Cultural Paco Rabal-Palomeras Bajas y llegó desde Canadá: Assoiffés (Sedientos), de Théâtre Le Clou. Esta compañía lleva 20 años trabajando en espectáculos para adolescentes y, en esta ocasión, presentó la historia de Boon, un antropólogo forense que, por la investigación de un caso, entra en contacto con unos adolescentes y comienza a recordar su propia adolescencia y los sueños que tenía.

Continúan en cartelera

Madrid acogió cuatro espectáculos más: Concierto para baraja y piano Opus pocus nº 1 (Círculo de Bellas Artes); Girasons (Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid ); Carmela toda la vida (Sala Tribueñe); y L’envol de l’ange (El vuelo del ángel) (Teatro Galileo). Y, además, el público familiar también pudo disfrutar de diversas producciones en otros catorce municipios madrileños: Josefina (en Villanueva del Pardillo y en Las Rozas); El somni de l’espantaocells (El sueño del espantapájaros) –en Villanueva de la Cañada y en Navalcarnero–; Historia de derribo (en Aranjuez); Montón de montones (Torrelodones y Alcobendas); Nachalo (en Alcorcón y Valdemoro); La casa del abuelo (en Fuenlabrada); Cósima (Rivas Vaciamadrid); Me duele el caparazón (Torrelaguna y Móstoles) y Belleza durmiente (en San Fernando de Henares).

Dpto. de prensa de Teatralia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn