Interpretar la Ópera y la Zarzuela: Otoño renovado

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

purcell1 the indian queen_349x600

Durante el primer trimestre de la nueva temporada y último de este año dos mil trece, hemos podido disfrutar de una variedad de espectáculos musicales de diferentes formatos y para todo tipo de público.
Dos operas para adultos y dos espectáculos musicales para público familiar en el Teatro Real. Un programa doble en el Teatro de la Zarzuela y un ramillete de propuestas particulares como preámbulo de las Navidades.

The Indian Queen
En el recuerdo de todos los aficionados a la opera, quedará, la etapa de Mortier, como la más arriesgada de los últimos tiempos. La última producción presentada: The Indian Queen, semi-ópera en cinco actos con un prólogo y música de Henry Purcell a partir del libreto de John Dryden fue mucho más que un espectáculo lírico, fue una experiencia para los sentidos de todos los que tuvimos la suerte de asistir a su representación. Peter Sellars, de nuevo, creó un compendio de artes sobre la escena al sumar pintura, danza, música, canto, interpretación… Consiguiendo con la mezcla de todos estos lenguajes un viaje hipnótico donde todo se fusionaba sutilmente para contarnos la historia de una conquista, haciéndonos pensar que todo ese horror sigue existiendo hoy en día en muchos lugares de nuestro planeta. El director musical Teodor Currentzis hizo volar la música sobre los lienzos vivos del artista plástico Gronk.

La conquista de México

La historia del hombre se puede contar desde muchas perspectivas, desde la visión de los perdedores o de los que vencieron. Pero también se puede explicar desde otro lugar que no sean datos ni ajustes de cuentas. En la producción que se presentó en el Teatro Real hubo un enfoque novedoso no solo en la propuesta de la escenificación que iba más allá de lo bello o correcto para instalarse en un universo plástico donde todo cobraba vida tridimensional, consiguiendo efectos absolutamente sorpresivos y emocionantes, ese fue el gran hallazgo de ese espectáculo, el que Peter Sellars construyó como espacio mental y emocional para trasladarnos más allá de los puros acontecimientos, sumergiéndonos en la sin razón que mueve al ser humano en esa ambición yerma por dominar y conquistar al otro, da igual que sea un país, una persona o un objeto. No puedo hablar de esta obra como tal si no sobre una instalación viva donde la luz, las voces, el vestuario, los cuerpos de los intérpretes, el espacio escénico y la música, se fundían para crear una visión profunda e inquietante de lo que pudieron vivir los protagonistas reales de La conquista de México.

El bosque de Grimm

No podía empezar de mejor forma el ciclo pedagógico del Teatro Real cuyo título es “Erase una vez…” que con El bosque de Grimm, una propuesta de La Maquiné que aunaba música, proyecciones, títeres y trabajo gestual. Este espectáculo tenía la particularidad que aún tratándose de cuentos populares, su escenificación no se hacía a través de palabras, es como si hubiesen destilado una serie de historias conocidas por todos y con estas piezas obtenidas, construir un nuevo puzzle poético. Y el resultado fue fantástico porque podíamos seguir las historias y los personajes que, a veces se cruzaban en escena, teniendo la sensación de que habíamos entrado en un fascinante bosque donde habitan todos los seres imaginados por los hermanos Grimm y todo acompañado de una estupenda orquesta en directo.

El sastrecillo valiente

Sencilla y deliciosa propuesta de El sastrecillo valiente presentada en el Teatro Real de Madrid. Hay muchas maneras de conocer un teatro por dentro y muchas también de contar un cuento. Con este nuevo espectáculo de los creadores de la Compañía Etcétera tuvimos la ocasión de vivir ambas experiencias jugando al teatro dentro del teatro. Cuando entramos en la sala teníamos la sensación de habernos colado en el departamento de sastrería y así nos lo hicieron creer pero de repente, todo daba un giro y los empleados se convertían en intérpretes de la orquesta o en narradores de la historia. A partir de aquí, una vez elegido el cuento, los hilos, agujas, tijeras y telas se fueron transformando en personajes, paisajes a través de los cuales nos narraban el delicioso cuento musical.

Doblete de Zarzuelas…

Amores y desamores, chulería, pasión y celos fueron los ingredientes básicos de la primera propuesta de la temporada. Un programa doble poco habitual pues el espectáculo consistía en reunir en la misma noche a Bretón y a Falla, recuperando de este último uno de sus primeros trabajos para la escena. Poniendo en juego, de este modo, un título prácticamente desconocido como Los amores de la Inés, con otro que es, probablemente, el más famoso del género, La verbena de la Paloma. Con ambas piezas, José Carlos Plaza tuvo la oportunidad de mostrar unos personajes populares que suelen poblar calles, plazas y tabernas madrileñas. Con una escenografía basada en la pintura de Amalia Avia se construía un espacio doble con elementos comunes que servía para transitar, a veces, con personajes coincidentes por las dos historias de amor popular. El montaje tenía la peculiaridad de combinar rasgos castizos con otros menos tópicos. Todas las funciones se agotaron con mucha antelación, está claro que sigue vivo un público deseoso de nuestro género, mal llamado, chico.

Para otros paladares…

La llamada en el Teatro Lara

Los campamentos son lugares peligrosos, casi nunca sirven para educarse, más bien son ocasiones para tener la oportunidad de vivir otras experiencias en el despertar a la vida. En La Llamada, un peculiar musical que ya se presentó la temporada anterior y que ha vuelto con muy buena respuesta del público para deleitarles en función golfa en el Teatro Lara y con música en directo. Para esta propuesta han transformado el patio de butacas del teatro para convertirlo en un espacio real que conecta con el más allá. Siempre apetece ver que se trastocan los entes de poder, sea el núcleo familiar o la santa madre iglesia que aquí, es parodiada con acierto gracias a las dos monjas enloquecidas que dirigen el campamento y entre las que destacaba el trabajo de la veterana Gracia Olayo. El resto de elementos, ambientación, música y voces ayudaban a contar esta locuaz historia de apariciones en la adolescencia.

Campadas de boda de La Cubana

El teatro es un espacio para pensar y evadirse…El humor es una buena fórmula para pensar inteligentemente. La Cubana, de la mano de Jordi Milán, llevan haciendo todo esto desde hace más de tres décadas y por eso tiene un público fiel que van dándose el relevo generación tras generación. En Campanadas de boda está La Cubana más genuina, esa que nos muestra la sociedad en la que vivimos, en la que nos hemos instalado cómodamente y de la que no sabemos cómo escapar aunque no sea el mejor de los mundos posibles y lo hace sin subrayados, sin densidad, con ritmo ágil y situaciones delirantes. Y cuando parece que todo ya ha ocurrido, surge la magia cubanera y se caen las paredes del teatro, de la ficción y el público se convierte en el protagonista real de una historia que ya estaba viviendo como propia. Creo que no he visto nunca un alegato a favor de la tolerancia y el respeto entre culturas y personas como la que hay en este espectáculo cuando la canción de Serrat…Paraules d´amor suena al son de Bolywood. Este espectáculo sigue la línea esencial de cubanadas musicales.

Amour fou de Myriam Mezieres en el Centro Cultural Conde Duque

¿Qué pasaría si Alicia atravesase el espejo subida en unos tacones invisibles?, seguramente el viaje sería otro. Myriam Mezieres surgía de la bruma descalza, envuelta en músicas exóticas y se subía a unos tacones invisibles de quince centímetros para llevarnos de la mano, a saltos, por un paraíso de recuerdos, ritmos y presentimientos. El cabaret, la transgresión y la música recreaban su universo personal.


Dos perlas musicales en el Teatro Alfil…

No son maneras de tratar a una dama, una comedia musical que cuenta la historia del Detective Morris Brummell (Jorge Gonzalo) y Christopher “Kit” Gill (David Ordinas), un actor de publicidad en paro que se vuelve loco y se convierte en un asesino en serie obsesionado con la fama y el reconocimiento social al igual que con su difunta madre Alexandra Gill (Inma Cuevas), una famosa y muy reconocida actriz…Un musical de pequeño formato lleno de ingenio.
The Lovers “extended”, pequeño musical canalla de tres actos en el que se defiende la teoría de que el ser humano es un animal diseñado para amar…Con mucho humor y una estética Pin Up, la única intérprete, Roma Calderón, hace un repaso de su vida sentimental, bastante variada, diversos amantes, no todos bien elegidos y fórmulas amatorias, no todas ellas prácticas o funcionales. Todo para recordarnos que sólo tenemos una vida para quemarla a fondo, y que estamos a tiempo de vivirla intensamente.
…pequeños

Gisela y el libro mágico en el Nuevo Teatro Alcalá

Este espectáculo hará las delicias del público que sigue a la cantante Gisela ya que se ha conseguido agrupar una serie de canciones de ella más algún tema alusivo a la obra. En el espectáculo hay que conseguir resolver unos enigmas para llegar a ser un hada completa y que el mal no se apodere del libro mágico, este es el argumento del espectáculo musical que llegó a Madrid para sumarse a la cartelera navideña.

La leyenda del unicornio en el Teatro Figaro

Ya se acercan las fiestas de Navidad y la cartelera se llena de propuestas para toda la familia, una de las primeras en aparecer ha sido La leyenda del unicornio, el musical. En esta ocasión, siguiendo en la línea del formato de teatro con canciones y bailes que tanto gusta al público familiar, se presentó en Madrid esta historia que anima a los pequeños a ser los héroes de la casa y resolver los problemas que pueden surgir en el día a día, todo a través del juego y el buen humor.

Adolfo Simón

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn