La Casa del actor : Carta Abierta al Sr. D. Manuel Gallardo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Julia Trujillo
Presidenta de la Fundación “La Casa del Actor”

Sr. Gallardo:

No salgo de mi asombro desde que leí el artículo publicado por usted en la revista número 104 de la Unión de Actores y, amparada en mi derecho a réplica, quiero contestar algunos de los puntos de dicho artículo.

En uno de los párrafos, escribe (copio literalmente): “Con el Teatro Español no se había hablado. Quedó en hacerlo la Presidenta de “La Casa del Actor”, y por lo que fuera, no lo consiguió, pero yo lo había prometido, y fui al teatro….” ¡Señor Gallardo!, usted sabía que la Presidenta de “La Casa del Actor” estaba ingresada en la clínica de La Milagrosa con un encharcamiento de pulmón y le pidió a usted que fuera de su parte al Teatro Español, acompañado de un miembro de la Fundación. A esto último usted se negó diciendo que prefería ir solo. ¡Qué mala memoria tiene usted para lo que quiere!

En otro párrafo, habla usted de gastos, como si la Fundación no hubiera atendido lo más primordial: el local de ensayos, el autocar, el camión, la cena de Las Rozas… ¡Y las fotocopias! que se las hicieron a usted en la Unión de Actores. Si gastó usted dinero en llamar a los intérpretes por teléfono es porque no dejó que nuestra coordinadora lo hiciera. No entiendo por qué se empeñaba usted en que no apareciera nadie de la Fundación. Al final, consiguió usted que la señora María Kosty no volviera a los ensayos.

Las fotografías con que ilustra su artículo son de mi sobrina. Ha dado usted las gracias a todos menos a ella, que se pasó varios ensayos, incluyendo el general de Las Rozas, trabajando para que el día del estreno pudieran estar hechas. Los que han gastado dinero han sido los actores, a los que damos las gracias más encarecidamente. No creo que usted se haya arruinado en esta empresa.

Agradecemos su colaboración, por supuesto, pero lamentamos que la haya ensuciado con su artículo.

Por último, le requiero que aclare los puntos suspensivos y la frase envenenada con la que termina su artículo. “Motivos…. algunos muy graves”. Y le inquiero a que ponga de manifiesto públicamente tales motivos, o rectifique la inexistencia de los mismos. En este sentido quiero dejar constancia de que la Fundación que presido actuará jurídicamente en su caso, en defensa de nuestro buen nombre, ante la difusión pública de este tipo de manifestaciones, que repito, son insidiosas y pueden generar dudas sobre nuestra honorabilidad. Supongo en su poder el burofax que le ha enviado nuestro abogado al respecto.

Patronato: Beatriz Carvajal, María José Alfonso, María Kosty, Manuel Galiana e Iñaki Miramón.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn