La escena expuesta: Espectros de Artaud, lenguaje y arte en los años cincuenta

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Antonin Artaud, 1926

Del 19 de septiembre al 17 de diciembre de 2012, en la planta tercera del edificio Sabatini del Museo Centro de Arte Reina Sofía, se ha podido disfrutar de una exposición esencial para el mundo del teatro pero también para el ciudadano de a pié. Un viaje al imaginario del creador del teatro de la crueldad que durante los años sesenta tuvo gran influencia en los creadores inquietos de aquel momento. Paralelamente a la exposición hubo otras actividades interesantes: ver y escuchar los espectros de Artaud y dos audios, Cápsula Sonidos, de Artaud, y Cápsula Antonin Artaud, y la búsqueda de la fecalidad en radio-web, canal Contextos.

Hombre y artista de mil rostros

Antonin Artaud fue dramaturgo, crítico teatral, poeta, novelista, dibujante, pintor, traductor, actor, ensayista y director. En 1938 reunió sus ensayos bajo el título: El teatro y su doble. Artaud desarrolló el concepto del teatro de la crueldad basado en el impacto sobre el espectador por encima de la trama y en trascender el lenguaje con sonidos extravagantes u onomatopeyas, abandonando las estructuras convencionales de la puesta en escena. Esta aportación le convirtió en una de las figuras más influyentes en la teoría teatral contemporánea, aún a día de hoy lo es. Esta exposición ha explorado el deseo de Antonin Artaud de trascender los límites del lenguaje, tanto hablado como escrito, que ha perdurado en el trabajo de una serie de creadores vinculados a los movimientos vanguardistas de mediados del siglo XX. Hay que tener en cuenta que, aunque la recepción de Artaud en el teatro y la teoría post-estructuralista se ha documentado y analizado profundamente, hasta la fecha, en gran medida debido al protagonismo del neodadá en la historiografía y en la exhibición del arte de posguerra, se ha prestado poca atención a la influencia que ejercieron sus teorías y propuestas en el ámbito de las artes visuales.

Espectros de Artaud. Lenguaje y arte en los años cincuenta incluyó alrededor de trescientas obras de artistas procedentes de tres espacios geográficos principales: Francia, Estados Unidos y Brasil, sugiriendo que el proceso de apropiación, recontextualización y traducción del polifacético legado de Artaud forma parte de una historia intelectual más amplia que no puede desligarse de la emergencia, a un lado y otro del Atlántico, de un conjunto de prácticas artísticas interdisciplinares que plantearon la necesidad de desarrollar modelos alternativos de modernidad.

La exposición rastreó la influencia de Antonin Artaud en las diversas ramificaciones del movimiento letrista, fundado por Isidore Isou y Gabriel Pomerand en 1946. A su vez, la muestra daba cuenta de cómo reinterpretaron su legado destacadas figuras de la vanguardia estadounidense de posguerra como John Cage, David Tudor, Robert Rauschenberg, Franz Kline. Examinando el rol decisivo que en este proceso jugó el Black Mountain College donde, en 1952 la escritora Mary Caroline Richards leyó un fragmento de su traducción todavía inconclusa de Le théâtre et son doublé, que inspiraría la obra Theatre Piece #1 de Cage y analiza el influjo que ejerció Artaud tanto en la poesía concreta brasileña como en el trabajo de dos artistas de este país: Lygia Clark y Hélio Oiticica, que exploraron las potencialidades de la recepción corporeizada de la obra de arte. Además, mediante una amplia selección de materiales documentales y audiovisuales, la exposición también mostró cómo, su libro Van Gogh le suicidé de la société, se convirtió en un referente fundamental para el movimiento anti-psiquiátrico.

Adolfo Simón

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn