Lorca habla árabe

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Esta primavera se cumplen cuatro años de mi partida a Egipto. Era la primavera del 2010 y había terminado mis estudios de árabe en la escuela oficial de idiomas tras años de estudio y dedicación y después de haber pasado veranos estudiando y viviendo, en algunos casos con familias árabes, en Siria, Egipto, Marruecos, Líbano y Jordania. La aventura personal, profesional y social que me esperaba ha superado lo imaginable.

En estos cuatro años, viviendo la mayor parte del año allí, he estrenado en El Cairo cuatro montajes teatrales profesionales en árabe en distintos teatros de la ciudad y lo que es más sorprendente con cuatro gobiernos egipcios distintos.

Empiezo a ensayar Bodas de sangre bajo la dictadura de Mubarak. Llevaba 9 meses viviendo en El Cairo, y estalla de improviso la revolución Egipcia. El estreno de Bodas de sangre en árabe en el Teatro Nacional se produce en Otoño del 2011, muchos meses después lógicamente, una vez caído Mubarak y bajo un gobierno provisional… Los incidentes y enfrentamientos entre jóvenes, que sospechaban lo evidente, que les iban a robar la revolución y que el sistema no había caído, y fuerzas del estado, fueron durísimos en las calles del centro de El Cairo. Los que allí vivíamos y bajábamos a la calle a diario, pudimos ver a jóvenes muriendo y agonizando en los improvisados puestos de atención a los heridos, en las aceras del centro de la ciudad. Morían por los gases lacrimógenos y los violentos enfrentamientos, transportados de calle en calle en motocicletas. La esperanza egipcia se iba hacia el desierto para morir de pena. Así estrené a Lorca en El Cairo.

En el año 2012 estreno en el Teatro Falaki El otro un espectáculo de teatro-danza también en árabe y basado en poemas de Ángel González y José Hierro, esta vez bajo el gobierno de Mohamed Morsi, un ultra conservador que había ganado las elecciones (un pueblo inculto votando lleva a eso, de ahí la importancia de la cultura; Es imprescindible para una democracia). El segundo día de función, un minuto antes de subir el telón, recibí presiones de gente de la cultura, para eliminar la palabra “Dios” de uno de los poemas de Ángel González, el poema decía: “Si yo fuera Dios, crearía un ser exacto a tí…” ni que decir tiene que no eliminé la palabra, el actor egipcio se negó a eliminarla también, el texto en árabe era bellísimo y el actor supo y quiso respetar el maravilloso poema de Ángel González. Entendí que de aquella revolución, de aquellas muertes y miles de detenciones de jóvenes ya no quedaba nada, salvo el silencio, la censura y poco más que casi la nada…

En Noviembre del 2013 estreno Zenocrate and Zenobia. (The exiled) espectáculo basado en Tamerlano de Chirstopher Marlowe y La gran Cenobia de Calderón de la Barca. Empiezo a ensayar este espectáculo apenas un mes después del golpe militar contra Morsi bajo el Estado de Excepción, con toque de queda a las 7 de la tarde, tanques y check points nuevamente por toda la ciudad. El ataque a la plaza, donde acampaban los hermanos musulmanes, acaba con unos 800 muertos en una sola mañana… Me arriesgo y monto un espectáculo-performance multidisciplinar en una nave industrial adaptada a teatro, para hablar del poder y del uso de la violencia para perpetuarse en el poder y del papel de la mujer que vive al lado de un tirano o del papel de la mujer poderosa per se. Todavía no entiendo como me atreví a eso… las detenciones son continuas, incluso de extranjeros. El espectáculo protagonizado por el actor Amr Darwish con parálisis cerebral y otros cuatro artistas fue un éxito total y una sorpresa por el concepto plástico del espectáculo. Una vez más estrenaba bajo un régimen militar.

En Febrero del 2014 estreno Brasil… Uma noite no Cairo en el Teatro Falaki. Un espectáculo más amable que habla sobre la emigración árabe durante los siglos 19 y 20 a Brasil. Es el espectáculo más bonito que he hecho nunca estéticamente, el más complejo por el número de artistas en escena y técnicos (Un total de 16). Hacer un proyecto así en un país tan caótico no es tarea fácil. La reacción de los dinosaurios de la cultura egipcia, herederos de Mubarak y contrarios a nuevos lenguajes es siempre negativa e injusta. A veces a los artistas nos golpean contra todos los muros. Por suerte el público y la gente realmente interesada en la cultura, recibe este tipo de proyectos con una ilusión enorme. Egipto y muchos otros países nos necesitan, necesitan nuestro apoyo, nuestra ayuda y nosotros les necesitamos a ellos; les necesitamos vivos, ilusionados, cultos, libres, alegres… ellos somos nosotros y ¡Cuidado! debemos observarles para recordar que nosotros también vivimos eso, que hemos trabajado duro para cambiar la situación y que no podemos perder lo conseguido, que debemos proteger la cultura como pilar de una sociedad que se dice moderna y libre.

Reflexiones

Permitidme que vuelva atrás en el tiempo, al verano del 2012. Estreno en Madrid Prólogo y epílogo del dolor basado en La guerra y el universo de Mayakovsky. Necesitaba hablar de mi experiencia violenta durante la revolución egipcia y su relación con la Memoria Histórica española. La prensa y televisión española se interesan especialmente por el montaje y claro, el día del estreno en el Teatro Lagrada, cinco minutos antes de comenzar, se me presenta dentro del teatro la Policía Municipal de Madrid. Alguien había llamado por teléfono para boicotear el estreno. No lo consiguieron y el teatro se llenó. Nuestra Memoria histórica, nuestros defensores de lo Mubaresko, de lo Pinochesco, de Franco, están más presentes que nunca. Incluso algunos miembros de nuevas generaciones de algún partido político se hacen fotos haciendo el saludo fascista. También algún deportista de elite español ha hecho este saludo, sus propios entrenadores lo justifican como una broma. Este tipo de gestos quedan saldados con una pequeña reprobación y “aquí paz y después gloria”.
Ahora más que nunca debemos proteger la cultura y respetar la democracia, ahora más que nunca debemos ser valientes, arriesgar, utilizar el teatro para reflejar nuestros anhelos, nuestros miedos, nuestras frustraciones, hablar de lo sucedido en los últimos años en nuestra sociedad.
¿Cómo puede ser que haya calado en una parte de la sociedad el peligroso mensaje de que la cultura no debe ser, en parte, subvencionada? ¿Cómo se puede pensar que apoyar el teatro, los museos, la lectura o el cine es un despilfarro? Nadie se sorprende o protesta por las millonarias ayudas al sector del automóvil, como si no hubiera suficientes coches en nuestras ciudades… Incluso amigos míos me transmiten esta opinión en contra de las ayudas a la cultura. Nos jugamos tanto sin cultura amigos míos… si no fuera tan peligroso en estos momentos me los llevaría, a los que opinan así, tres o cuatro meses a Egipto, para que vieran cuáles son las consecuencias de una sociedad sin cultura, sin educación, sin libertad y tan lejos del concepto de la belleza. Sin duda la gestión de estas ayudas debe ser mejorada, hagámoslo mejor pues. Algunos egipcios luchan y sueñan por un Egipto más culto y libre, por eso amo Egipto pese a todo.
Veo la foto de un ministro español, un guardia civil, un cura y algún concejal de turno santiguándose en semicírculo frente a la primera piedra en el suelo de un futuro edificio y se me cae el alma a los pies… Es puro Valle Inclán, son las pinturas negras de Goya a pleno sol, y me entra pánico, no me da la risa, no tiene gracia, me da mucho miedo, me preocupa y me da mucha vergüenza. ¡En Egipto serían tan felices! Es un país hecho a su medida. En Egipto han construido mezquitas de madera en los andenes del metro, en El Cairo suena el Corán en los andenes y pasillos del metro a todo volumen, en los aviones, en los taxis, en los restaurantes de comida rápida y en los de comida lenta, en El Cairo los artistas paran los ensayos para rezar utilizando el vestuario de la función como alfombra en el suelo, los bailarines dejan de bailar si oyen resonando el Corán en las calles a través de los altavoces en las fachadas de los edificios, todo eso y más ocurre allí, pero por favor, aquí no. No puedo volver después de estar seis meses en Egipto y la primera semana encontrarme fotos así, o peregrinaciones a Lourdes de la Guardia civil pagadas con mis impuestos. Las consecuencias de todo esto son tremendas, corremos a toda velocidad en dirección contraria al progreso, vamos directos en plena carrera, con la lengua fuera, hacia un modelo Egipcio. ¿Queremos eso?

He estudiado y vivido en cuatro continentes. Yo, que soy actor, había creado mi compañía de teatro Teatro4m en el 2007 por puro deseo de hacer cosas nuevas y no esperar más, sentía la necesidad de experimentar en otros idiomas, otras culturas y probarme como artista y como ser humano. Con 14 años había pasado un verano en EEUU y con 18 años había terminado el Bachillerato en St.Louis Missouri. Un verano, tendría yo unos 25 años, me alquilé una casa en Roma y allí pasé el verano, había estudiado italiano durante un tiempo (idioma que apenas hablo) y también tenía ganas de vivir y aprender. Fue un verano caluroso y después de las clases muchas veces me refugiaba del calor del mediodía en San Pedro, en el Vaticano, es un sitio tan frío…

Nunca he sido demasiado valiente, más bien lo contrario, siempre he sido miedoso, pero creo que ese miedo es el que siempre me ha inspirado, ese miedo me ha ayudado a luchar contra él, ahora entiendo que el miedo ha sido mi mejor aliado. Supongo que ahora soy más valiente que antes. Así que frente a la foto española que tanto miedo me da, frente a las peregrinaciones, exorcismos y demás aquelarres, me digo ¡Haz teatro, lucha, sueña! ¡Siempre el teatro! ¡Cultura!

Desde estas líneas quiero mandar un abrazo y mi admiración más profunda a esa parte del pueblo egipcio que sigue soñando, a esos miles de jóvenes progresistas que han sido detenidos y llevan meses y años en la cárcel. También quiero dar las gracias sinceramente, por su apoyo estos años, a la Embajada de España en El Cairo, The British Council y la Embajada de Brasil en El Cairo, su apoyo y apuesta por la cultura, que ha sido imprescindible para realizar estos proyectos tan especiales.

Marco Magoa

www.teatro4m.wordpres.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn