Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Actualidad y futuro

Rodolfo Ruiz Ligero (Fito)

Freedom (Ángel Aragonés). Colección Anastasia
Dyakovskaya, New York.

Empujando (Ángel Aragonés).

Prometeo (Ángel Aragonés).

La parte y el todo, de la Plataforma D.R.Y. al Movimiento 15M

Las manifestaciones del 15M parten de la convocatoria en la red de la organización Democracia Real Ya, sumándose infinidad de colectivos que han surgido en los últimos años, para hacer frente al Estado de Precariedad que ha producido el capitalismo en la vivienda, la sanidad, la educación, el trabajo, o los servicios públicos.

Lo que empieza como una reivindicación de regeneración democrática del sistema político de partidos actual, se convierte en algo mucho más amplio y complejo, producto de las asambleas que en las plazas debaten las propuestas de las comisiones de trabajo.

Las acampadas se convierten en un conglomerado de grupos, organizaciones y personas (ciudadanos), que defienden pensamientos e intereses diversos, que van del regeneracionismo democrático al libertario, pasando por todas las variantes de pacifismos, ecologismos o marxismos…

Se puede ser “indignado” desde posiciones muy distintas, por ejemplo, en el Movimiento obrero, la perspectiva de los afectados por los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y la defensa de un modelo productivo basado en el decrecimiento.

Las formas del movimiento, acampadas como medio y no como fin

Inicialmente las manifestaciones del 15 de Mayo no se plantean acampar en las plazas. Es la actuación de la policía la que precipita esta decisión de convertirse en acampada permanente.

Las plazas han cumplido la función de organización y amplificación del Movimiento a través de sus asambleas, infinidad de actividades de participación ciudadana y de propuestas y debates, que producen múltiples resultados positivos, entre los que cabe destacar la recuperación del espacio público, frente a los desalojos de la policía o el ejemplo de civismo y de coherencia al mantener la ocupación de Plaza Catalunya, en la noche de celebración del Barça, demostrando así la falacia del consejero de interior sobre los posibles incidentes entre culés e indignados.

Ambos convivimos sin problemas y sin intervención policial contra el Movimiento, ya que supimos autoorganizarnos para defender las entradas a la plaza, donde al final de la noche-madrugada, culés e indignados confraternizaban.

Desde la plaza se apoyan las luchas de sanidad, educación y se paralizan desalojos de viviendas o bloquean el Parlament para oponerse al presupuesto de los recortes sociales. Plaza Catalunya y Puerta del Sol se han convertido en símbolos del M15M, lo que no quiere decir que había que estar acampados en ellas indefinidamente. Ambas plazas han sido necesarias para debatir libremente y practicar la democracia directa, para muchas personas por primera vez.

Después de las asambleas de coordinación de los diferentes barrios y pueblos, se confirma que el Movimiento se está creando en unos casos y consolidando en otros, reuniéndose en las plazas de forma autoorganizativa, aprovechando el tejido asociativo vecinal y creando comisiones de trabajo, con prácticas mas cercanas a la gente mayor.

Los barrios y pueblos inician sus propias dinámicas, organizando caceroladas, pasacalles y concentraciones frente a los ayuntamientos en las tomas de posesión de los nuevos cargos electos, a la voz de “No nos representan”, o charlas de especialistas sobre el Pacto del Euro o la Ley Ómnibus.

Conscientes de que el Movimiento 15M necesita al movimiento obrero, se organiza la asamblea de trabajadores y empresas en lucha, en Barcelona asisten unas diez o doce (TMB, Sanidad, Telefónica, Telepizza, Parques y jardines, Estibadores del puerto, Nissan, Educación, Informáticos, Colectivo construir base, Autónomos, Grupo de delegados y activistas, Asamblea de parados…) barajando la necesidad de una huelga general, y criticando la burocracia y conservadurismo de CC.OO. y UGT, además de potenciar la organización de los parados. Todos inciden en las características organizativas de las empresas en lucha, con EREs, despidos colectivos y jubilaciones anticipadas, basadas en la asamblea, la democracia directa y la revocación permanente.

En el calendario de acciones se apoya el referéndum popular, en octubre, contra el Pacto del Euro, los recortes sociales y el ‘pensionazo’.

Composición del Movimiento en el periodo de las acampadas

Estudiantes y parados jóvenes, precariado diverso, activistas vecinales, des-ERE-dados, redes de internet, partidos marxistas revolucionarios, anticapitalistas, candidaturas de unidad popular, anarquistas, anarcosindicalistas, autónomos, neosituacionistas, pro derechos civiles, resistentes pasivos, no violentos, pacifistas, místicos orientalistas, pro medicina alternativa, regeneracionistas de la democracia…

Luchadores sectoriales, como Ecologistas, Decrecimiento, Cultura, Educación, Investigación, Sanidad, Vivienda, Inmigración, Feminismo, Laboral, Medios de comunicación… Dejo aparte los personajes “curiosos”, como los “turistas” de las movidas políticas en la calle e infiltrados de todo tipo (PP, PSOE, CIU, Opus, Kikos, confidentes y policías). Estos últimos queriendo que su mensaje sea el dominante, o que no salga mensaje, comunicado o plataforma coherente del M15M.

Por ello el interés del Documento “Primeras Medidas para una Vida Digna”, que se reproduce como anexo. Este documento es elaborado por la Subcomisión de Teoría-Conceptos y Discurso, integrada en la Comisión de Contenidos. “Primeras Medidas para una Vida Digna” es el producto de un trabajo colectivo, en que las diferentes comisiones sectoriales han aportado sus plataformas reivindicativas. Es un documento vivo y abierto a las nuevas aportaciones de las comisiones, asambleas de barrios y pueblos del M15M, empresas en lucha, institutos y universidades. Una propuesta que contiene medidas de reforma del Estado y de cambio del sistema capitalista, conviviendo las ideas regeneracionistas y rupturistas.

El documento se compone de ideas y medidas, algunas contradictorias entre sí, que al tener una necesaria visión de conjunto reflejan la realidad del Movimiento. Muestra también la diversidad y riqueza de los diferentes sectores del Movimiento, el estado de sus luchas, su extensión, las distintas velocidades de actuación y sus diferentes urgencias… Estos rasgos característicos del Movimiento no se viven como problema, sino como el reflejo de la parcelación y especialización de los diferentes sectores, al concretar y priorizar sus reivindicaciones.

Ahora se inicia un proceso de intercomunicación entre todos para hacer compatibles las propuestas sectoriales con las manifestaciones y luchas de conjunto, lo que está siendo la dinámica del M15M, su autoorganización y su democracia directa y asamblearia.

Este documento sirve como material de trabajo para aportarlo a las asambleas de barrios y pueblos y sumarse a los que ellos están elaborando y a sus debates sobre las diferentes materias que lo componen. Que de ello salga un programa común de actuación del Movimiento, o que se limite a ser un fondo documental de ideas, del que extraer las que se necesitan en cada momento de las luchas, está por ver.

El M15M aglutina a gente que saliendo del aislamiento de sus luchas parciales ha decidido afrontarlas colectivamente, creyendo que es posible un cambio real ya de su existencia en común. Un grito de rabia e indignación los une ante la precarización capitalista, que incrementa su capacidad destructiva.

Ante la sumisión de la clase política al poder de la banca y al capital financiero y especulativo, que promueve indefinidamente privatizaciones de los servicios públicos, la situación de “su crisis económica”, que acentúa los niveles de exclusión y paro (reforma laboral, recortes sociales y pensiones), y la situación limite que conduce irremediablemente a la barbarie, impidiendo nuestra subsistencia, se hace necesario reaccionar y luchar hasta las últimas consecuencias.

Como método autoorganizativo el M15M reivindica el control comunitario como herramienta para transformar el sistema económico, político y social, única forma fiable de controlar la debilidad de los representantes municipales, parlamentarios y sindicales. Se entiende la autoorganización en asambleas y comisiones, barrios, pueblos, empresas y centros de estudio e investigación como base de la sociedad futura.

“Primeras Medidas para una Vida Digna” es la relación de los principales problemas que padece la sociedad española, con un sistema “democrático” basado en la partidocracia, que se pactó por el tardofranquismo con el PCE y el PSOE.

Este acuerdo, mal llamado “transición democrática”, ya que ese proceso significó la restauración monárquica, impuesta por la dictadura en su Ley de Sucesión, propició un sistema electoral antidemocrático, donde prima el bipartidismo del ‘PPSOE’ y los partidos nacionalistas, necesarios para gobernar, cuando no alcanzan la mayoría.

De aquellos polvos, estos lodos

Una democracia de baja intensidad, basada exclusivamente en el voto cada cuatro años del súbdito, como única participación política. Este sistema ha llevado a una situación perversa, en la que los gobernantes, incumpliendo sus programas electorales, acaban haciendo lo contrario de lo que prometieron a sus votantes.

De esa manera los “desencantados” han ido creciendo, hasta aparecer en escena sus hijos, la generación de los indignados, inicialmente jóvenes liberados de las ataduras económicas, sociales y políticas de sus padres, y además, en su mayoría en estado de precariedad laboral y sin poder independizarse.

Con la visión retrospectiva de las luchas políticas, sociales y económicas desde los partidos de las diferentes izquierdas, los movimientos vecinales y las corrientes críticas sindicales, desde finales de los sesenta hasta hoy, creo que la principal razón del poder económico, político, militar y religioso del Estado y sus “Autonomías” para criminalizar al M15M es que saben que este Movimiento contiene los elementos rupturistas, que derrotaron en el 75 y que hoy, 35 años después, ponen en peligro la estabilidad de su vida privilegiada.

Por eso el documento “Primeras Medidas para una Vida Digna” (de todos), significa una importante vía de agua en la línea de flotación de “su” sistema. De los documentos de “Mínimos”, aprobados en los primeros días de las acampadas, al de “Primeras Medidas”, aprobado en la asamblea general de Plaza Catalunya el doce de junio, han pasado tres semanas, en que los manifestantes del 15 de Mayo han acampado en las plazas, debatiendo asambleariamente todo.

Cuando los indignados levantan las tiendas y se desplazan a las asambleas de los barrios y pueblos se convierten en un Movimiento, el M15M. Lo que inicialmente no pasaba de ser una convocatoria de protesta, por una “Democracia Real Ya”, que exige una regeneración en el actual sistema político, ahora es un conjunto autoorganizativo, multisectorial, que empieza a incorporar las reivindicaciones económicas de las empresas en lucha, las del tejido asociativo vecinal, de los centros educativos y en general de lo que se ha dado en llamar el precariado, o sea, parados, desahuciados, jubilados, inmigrantes, discapacitados, presos, militarizados, dependientes…

Futuro del Movimiento

Dejando al margen todo tipo de oportunistas y cantos de sirena que presenciamos estos días post-acampadas, como miembros de gobiernos, consistorios y sindicatos mayoritarios, declarando que escuchan con interés, o toman nota de las reivindicaciones del Movimiento…, que incluso las comparten.

Responsables de los recortes sociales y económicos ahora hacen guiños que dan vergüenza ajena; como el candidato del PSOE a la presidencia del gobierno en las próximas elecciones generales, planteando (en campaña anticipada) la corresponsabilidad de la banca en la resolución de su crisis.

¡El travestismo político no tiene límites!

Dos grandes incógnitas

Dos de las grandes incógnitas son el papel que jugarán a partir de ahora CC.OO. y UGT, y si el Movimiento 15M será capaz de consolidarse, extendiéndose mas allá de las plazas, impregnando los diferentes movimientos reivindicativos económicos, sociales y políticos, aportándoles un paraguas de coordinación de luchas, estableciendo un calendario de movilizaciones suficientemente masivas, para convertirse en un “actor” reconocido e influyente en la escena política legislativa, manteniendo sus señas de identidad asamblearias, de democracia directa y portavocías rotativas, consiguiendo cambios significativos en los planes neoliberales del empresariado y los banqueros.

Obviamente estos planes son mundiales, por lo que el Movimiento ha de profundizar su componente internacionalista determinante. En este sentido, el Movimiento debe aprender de los Movimientos Altermundistas y de los Foros Sociales Mundiales.

En cuanto a CC.OO. y UGT, sin tener en cuenta mi escepticismo por haber recalado mas de tres décadas en CC.OO. (corriente sindical de izquierdas y sector crítico), dicen excompañeros y sin embargo amigos, que “algo se mueve”. Es posible, pero a la vista del comportamiento de esas dos empresas burocratizadas ante situaciones de extrema gravedad, como la guerra de Irak, recortes sociales, pensionazo, reforma laboral… creo sinceramente que forman parte del problema y no de la solución.

Esas maquinarias sindicales deberían pasar por un proceso de transformación interna profunda, renunciando a las subvenciones, funcionando exclusivamente con las cuotas de sus afiliados (como hace la CNT); un cambio radical del modelo de representación en las empresas, basado en un parlamentarismo de baja intensidad, con todas las insuficiencias demostradas en tres décadas de ley de representación sindical, que habría que cambiar, como la de elecciones parlamentarias y municipales…

Hay demasiados intereses creados en su interior para esperar una evolución sustantiva de sus comportamientos conservadores, al lado del sistema que les subvenciona. En la actual situación, lo menos malo sería que los aparatos se mantuvieran al margen del Movimiento, apartándose para no “molestar”, ya que sus afiliados irán incorporándose a nivel personal en el camino de las luchas que les afecten.

A los amigos del sector crítico sindical que todavía no están en el Movimiento, les animo a que se integren, porque su trabajo será infinitamente mas útil aquí, que en las luchas por el poder interno de esos dos aparatos de connivencia con el sistema capitalista, al que NO cabe reformar, sino cambiar de raíz, que es lo que pretende básicamente (con todas sus contradicciones) el M15M.

Conclusión

Por ultimo, recordar que el Movimiento tiene que consolidar su coordinación estatal de las comisiones de trabajo surgidas en las acampadas para seguir debatiendo su perfil de Rebelión Ciudadana, acuñada entre otras, en la Norteamericana y Francesa, que le dan la gran riqueza a este nuevo fenómeno, surgido como “Multitud” ( T. Negri ), y que ahora tiene por delante el gran reto de materializar en fuerza constituyente ese 80% de apoyo social, que le asignaban los medios de comunicación, antes de entrar en la fase de criminalización (bloqueo del Parlament), o crítica a lo que los poderes fácticos e institucionales denominan la indefinición del Movimiento o la falta de líderes para su continuidad.

A modo de despedida

En una de las infinitas pancartas realizadas por el Movimiento, se podía leer: “Nuestros padres nos deben una explicación”, ahora el M15M se lo ha empezado a explicar a la sociedad española y a nivel internacional. Expresándolo con el estribillo de un tema de Ketama: “No estamos locos y sabemos lo que queremos”.

Un deseo: que la equivocada definición de Revolución Española, acuñada por los medios de comunicación internacionales, siguiendo la estela de los movimientos de lucha en los países árabes, se convierta al menos en un potente Movimiento de Rebeldía Ciudadana, Social y Política, que consiga convertirnos de súbditos en ciudadanos, en una república de democracia radical, o sea participativa.

El M15M no acaba más que empezar. Con las acampadas ha escenificado un ensayo general… Ahora hace falta, como diría un castizo, “pasar a mayores”.

“Primeras Medidas para una Vida Digna” 14 de junio de 2011

Hemos salido a la calle dejando a un lado el aislamiento de nuestras luchas parciales e individuales y hemos pasado a afrontarlas conjuntamente, con entusiasmo colectivo. Con ello ha irrumpido la idea de que es posible un cambio real de nuestra existencia en común, que hoy sentimos amenazada.

Nos hemos acercado a la plaza para escucharnos, construir propuestas y buscar soluciones, sin intermediarios que hablen por nosotros: tomando la palabra y mediante la autoorganización.

Un grito de rabia e indignación nos une ante la precarización y el deterioro de las condiciones de vida en todos los ámbitos, causadas por el capitalismo, que es incapaz ya de resolver sus contradicciones internas e incrementa además su potencial de destrucción.

Nuestra indignación surge no sólo ante la no-voluntad de la clase política de ejercer su función de servicio público para el pueblo, sino ante su creciente sumisión al poder de la banca y al capital especulativo, favoreciendo a los monopolios y promoviendo privatizaciones de servicios públicos.

La situación de crisis económica acentúa los niveles de exclusión y paro por la reforma laboral, los recortes y el empeoramiento de las pensiones.

El escándalo ante tal situación, que de no cambiar conduce irremediablemente a la barbarie, nos empuja a unirnos a las demás fuerzas y a hacer nuestras las reivindicaciones de sus luchas (luchas obreras, estudiantiles, de género, de origen, colectivos altermundistas, de autodeterminación de los pueblos…).

Esta situación límite que impide nuestra subsistencia, nos obliga a exigir y conquistar las siguientes medidas:

Laboral

Retirada del paquete de recortes en pensiones, subsidios, ayudas sociales y sueldos de los funcionarios. En Catalunya la Ley Ómnibus.

Subsidio por desempleo suficiente para cubrir las necesidades de los parados.

Ni un despido colectivo más (contra los expedientes de regulación de empleo).

Convertir los trabajos temporales en fijos o fijos discontinuos. Proponemos un único contrato indefinido, con un salario no inferior a 1.200-1.300 euros (tal y como dice la Carta Social Europea que el salario ha de corresponderse con el 60% de la renta Española)1.

En caso de despido improcedente, el trabajador será quien decida sobre su readmisión, tal y como constaba en el estatuto de los trabajadores antes de la reforma laboral del año 94.

Incremento de las indemnizaciones por despido a 45 días por año trabajado.

Reconocimiento del trabajo doméstico, de cuidado y atención. Igualación de retribución laboral sin discriminación de género, origen o diversidad funcional.

Derogación de la reforma de pensiones y la reforma laboral.

Derogación de la ley de extranjería y cierre de los centros de internamiento.

Cierre de las empresas de trabajo temporal.

Reducción de la jornada laboral a 30 horas sin reducción salarial2.

Avance de la edad de jubilación a los 60.

Preservación y aumento de la renta básica mínima que asegure una subsistencia digna.

Vivienda

Ni un desahucio ni desalojo más.

Transformación de las hipotecas: anulación de los desahucios y conversión en alquiler en el caso de no poder afrontar el pago por situación de desempleo.

Reducción de la deuda hipotecaria en proporción a la tasación objetiva de la vivienda, por devaluación del mercado.

Precio máximo del 10% de los ingresos destinados al pago de alquiler/vivienda.

Sistema bancario y financiero

Derogación del proceso de conversión de las cajas en bancos.

Creación de una banca pública con control comunitario efectivo3, a partir de la nacionalización de las instituciones financieras que han pedido ayudas públicas, que dirija el crédito con criterios sociales.

Devolución de los rescates aportados por el Estado a las entidades financieras, no nacionalizadas.

Hacer una auditoría para averiguar los diferentes niveles de legitimidad de la deuda pública y privada del Estado español. Aquélla que sea ilegítima será impagada.

Identificación de las corporaciones que hay detrás de los lobbies que presionan para obtener leyes favorables.

Fiscalidad

Poner en práctica una reforma fiscal progresiva, reestructurando la imposición directa e indirecta; gravar los bienes de lujo y reducir los impuestos a los bienes básicos; recuperar el Impuesto de Sucesiones y el de Patrimonio; aumentar el IRPF a las rentas altas, establecer un Impuesto de Sociedades Progresivo y reestructurar los Impuestos y Precios Públicos (IPC) con criterios sociales.

Aumento radical de los impuestos sobre las grandes fortunas y los beneficios bancarios.

Control comunitario sobre el fraude fiscal.

Establecimiento de una tasa sobre transacciones financieras no productivas (tasa Tobin) y homogeneización del marco legal que incida efectivamente en el control sobre el desvío de fondos a paraísos fiscales.

Servicios públicos

Sanidad

Aumento de contratación del personal sanitario y desprivatización del sistema para garantizar una atención sanitaria de calidad.

Eliminación de los recortes previstos.

Aplicación y profundización de la Ley de Dependencia con una clara orientación hacia la promoción de la autonomía personal.

Fomentar y aplicar el diseño para todos o Diseño Universal, como única forma de garantizar la accesibilidad física y de comunicación a todas las personas, incluidas las personas con diversidad funcional4.

Nacionalización de la industria farmacéutica.

Concepción de la salud como un Estado de Bienestar y de autonomía, que reconozca el derecho que tenemos sobre el propio cuerpo.

Educación

Redistribución y aumento de los recursos económicos y humanos, destinados íntegramente todos los recursos a la educación pública, aboliendo progresivamente los conciertos educativos, para garantizar una enseñanza de calidad y laica. Concertada es igual a financiación pública más privada, parando los recortes y asegurando la plena participación de los agentes educativos en este proceso.

Matrícula universitaria gratuita, para las rentas inferiores a 1.000 euros por unidad personal.

Que todo el proceso educativo no dependa de criterios partidistas y económicos, sino de profesionales de la educación y de toda la comunidad educativa5. Centrar todos los procesos en las personas y sus necesidades y no solamente en el currículum y en sus resultados.

Formar de manera permanente a los agentes educativos para garantizar una educación de calidad y adaptada a las necesidades de las personas.

Que la educación pública no reproduzca diferencias sociales que segreguen a las personas en función de su procedencia socio-cultural y personas con diversidad funcional, favoreciendo así una educación inclusiva, que permita educar desde la diversidad y en la diversidad.

En contra de la iniciativa Estrategia Universitaria 2015 (EU2015), de las nuevas medidas de reforma del sistema universitario del Estado español y del modelo de gobernanza y privatización que promueven.

Modificación de criterios en la composición de los consejos sociales de las universidades, para garantizar el control comunitario y la función pública.

Asignación de becas que permitan la dedicación exclusiva al estudio (que cubran el conjunto de gastos de vivienda y alimentación).

Eliminación del proceso de profesionalización de los órganos directivos de la Enseñanza Primaria y Secundaria.

En contra de la aplicación de controles de calidad ISO6 en la organización de los centros educativos y establecimiento de procesos de mejora pedagógica por parte de la Comunidad Educativa.

Que la perspectiva de género atraviese todas las normas, actuaciones y políticas que genere la sociedad.

Reconocimiento del papel de las mujeres, lesbianas, gays, trans e intersex en la historia, la producción de conocimiento y en la creación artística.

Cultura

Revisión radical del concepto de industria y empresa cultural. Para una cultura de acceso libre, plural y no vinculada al estricto beneficio.

Derogación de la ley municipal de civismo y reescritura de usos culturales del espacio público, ampliada a todo tipo de locales7.

Proponer un modelo cultural alternativo al actual, basado en la inmadurez, consumo, violencia y utilización comercial de la imagen del sexo.

Intensificar la educación en las escuelas en base al desarrollo de la imaginación, frente al modelo actual, basado en el consumo, la “disneyficación” y la representación de la violencia y el sexo publicitario.

Los trabajadores de la cultura deben gestionar los recursos públicos.

Priorizar las prácticas culturales minoritarias frente a las políticas de espectáculo para las masas.

Ciencia, Investigación y Tecnología

Control comunitario y modificación de criterios para la aprobación de los presupuestos destinados a I+D, aumentando las partidas para instituciones públicas.

Eliminación de la partida destinada a investigación militar, engrosando la de investigación civil.

Exigencia del cumplimiento del Estatuto del Personal Investigador en Formación.

Formación

Es necesario fomentar una formación integral, transversal y multidisciplinar de las personas que les permita tomar conciencia de su situación personal respecto al resto de la sociedad, el sistema y las situaciones de injusticia social, crónica y estructural.

Ateneos enciclopédicos populares, abiertos a la sociedad en cada barrio.

Bibliotecas autogestionadas por los vecinos en el barrio.

Abolición de las leyes que regulan la propiedad privada intelectual.

Medios de Comunicación y Telecomunicaciones

Control comunitario y potenciación de los medios de comunicación públicos, haciendo efectivos los mecanismos de acceso público y generalización de los consejos de informativos y programas.

Control comunitario de las infraestructuras de comunicación de la información y de los datos personales.

Transparencia y libre acceso a la información pública.

Prohibición efectiva de la comercialización y la cesión de datos personales.

Eliminación de sistemas de videovigilancia, geolocalización, escáneres corporales y DNI digital.

En contra de la Ley Sinde.

Justicia

Dignificación de las condiciones de vida de los centros penitenciarios8.

Eliminación del hacinamiento y reducción en profundidad de las plazas en las cárceles.

Establecimiento de mecanismos vinculantes de prevención de la tortura, visibilización, reconocimiento y defensa de las víctimas9.

Disolución de la Audiencia Nacional (antiguo Tribunal de Orden Público) e independencia efectiva del Poder Judicial.

Reformulación de la Ley de Memoria Histórica.

Regularización de todas las personas extranjeras.

Renovación de los permisos de trabajo y obtención de la residencia sin necesidad de contrato.

Interior y Defensa

Regreso inmediato de las tropas del ejército español destinadas en territorio extranjero, independientemente de la naturaleza de su misión, así como el cese de toda cooperación bélica con la OTAN.

Disminución radical del gasto militar, policial y de la burocracia.

Desmantelamiento de la industria armamentista.

Eliminación del arsenal atómico y cese de extracción y procesamiento de material radiactivo para producción de armamento atómico.

Desmilitarización de la Guardia Civil, y eliminación de cuerpos represivos, antidisturbios y cuerpos de choque militares.

Transporte

Reducción drástica en el precio del transporte público.

Mejorar y potenciar el transporte público y liberar las calles de coches privados progresivamente.

Empresas públicas

Recuperación y aumento de los servicios públicos y de sus presupuestos.

Recuperación de las empresas públicas que han sido privatizadas.

Políticas económicas

Crear y facilitar la creación de cooperativas al servicio de la economía local.

Políticas de género

Compromiso de todos y todas en la erradicación de todo tipo de expresión de la violencia sexista: estructural, económica, estética, laboral, física, psicológica, sexual, institucional, religiosa, racista, en forma de trata con fines de explotación laboral y sexual, etc.

Proponemos una sociedad donde tengan cabida todo tipo de familias y formas de convivencia y rechazamos la heteronormatividad.

Medio Ambiente

Queremos la gestión pública del agua, sin ánimo de lucro y con participación social, y que los beneficios se reinviertan en la calidad del servicio. Por lo tanto, exigimos que la actual gestión privada de Aguas de Barcelona (Grupo Agbar) retorne a manos públicas municipales.

Demandamos la soberanía alimentaria, el fomento de la agroecología, la prohibición de los organismos modificados genéticamente (transgénicos), la prohibición de las patentes sobre las semillas y una reforma agraria que elimine los latifundios y su reemplazo por bancos de tierras bajo gestión comunitaria.

Reclamamos un plan de choque para reducir la dependencia de los combustibles fósiles, que haga frente al “pico del petróleo” y el cambio climático. El cierre inmediato de las centrales nucleares, la implementación urgente de energías ecológicas bajo gestión comunitaria y la promoción y concienciación acerca del ahorro energético.

Moratoria sobre la construcción de incineradoras, grandes urbanizaciones, grandes centros comerciales, centrales térmicas y nucleares y grandes infraestructuras como el cuarto cinturón, la línea de muy alta tensión y el AVE para permitir un debate real sobre el modelo energético, de movilidad y de residuos.

Exigimos un compromiso real, efectivo y comprobable de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, más allá del Protocolo de Kyoto y el veto al mercado de emisiones.

Demandamos la aplicación, y creación si fuera necesario, de leyes a nivel europeo y estatal que aseguren la conservación del medio marino, tales como la Directiva Marco del Agua, una correcta Política Pesquera Común y la Ley de Costas.

Reclamamos una planificación del territorio que minimice el transporte privado y de mercancías, que asegure la biodiversidad y la funcionalidad de los ecosistemas.

Queremos el establecimiento de una gestión efectiva y sostenible de los residuos y los agentes contaminantes y la exigencia de un informe de viabilidad ecológica de cualquier actividad económica, que considere las emisiones directas e indirectas. También el endurecimiento de las sanciones económicas y penales de las actividades más contaminantes que las hagan inviables y la restauración, a cargo del infractor, de los daños ocasionados.

Exigimos la obligación de un etiquetado de todo producto de consumo que incorpore su “huella ecológica”, el consumo energético, las emisiones de CO2 y otros contaminantes, los criterios de sostenibilidad y proximidad seguidos en su producción y distribución.

Participación comunitaria en el funcionamiento de las instituciones públicas

No al sistema electoral actual, con igualdad en los requisitos para presentarse y los medios a utilizar en las campañas. Distribución equitativa de los tiempos de exposición de propuestas políticas en los medios de comunicación, sin tener en cuenta resultados anteriores o por ser la primera vez que se presentan (incluyendo la promoción de voto en blanco, o abstención).

Referéndums obligatorios y vinculantes.

Reconocimiento del derecho de autodeterminación de todos los pueblos.

Referéndum sobre forma de estado (monarquía-república).

Eliminación de privilegios de políticos, sindicalistas y representantes religiosos

Recorte drástico del sueldo de los políticos, equiparándolo al sueldo de la media de la población, o manteniéndole su sueldo profesional anterior a ocupar el cargo público. Transparencia patrimonial. Obligatoriedad de declaración pública del patrimonio antes y después de cada legislatura.

Supresión de los privilegios en el pago de impuestos, dietas, años de cotización y pensiones, así como de la superior pensión máxima, eliminando la inmunidad asociada al cargo. Imprescriptibilidad de los delitos de corrupción y cese inmediato de los cargos corruptos y reducción a los mínimos imprescindibles de los cargos de libre designación.

Derogación del Concordato con la Iglesia católica.


1 En caso de despido la indemnización será de 45 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades.

2 Esta medida fomenta que pueda haber un cuarto turno, favorece la contratación bajando así el número de parados/as y favorece también la conciliación de la vida laboral y personal.
3 Al mismo tiempo, establecer un nivel mínimo de reservas obligatorio, considerablemente más elevado.
4 Desarrollar y cumplir los requerimientos y artículos que establece la Convención de los Derechos Humanos de la ONU de 2006 (Ratificada por España el 3/5/08, que en su Art. 1 habla de “Promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales, por todas las personas con discapacidad y promover el respeto de su dignidad inherente).
5 Comunidad educativa, inclusiva y transversal, entendida como el ámbito que interrelaciona la familia, los centros educativos, el barrio y los agentes educativos en el proceso de aprendizaje a lo largo de la vida.
6 Basados en la dirección por objetivos con criterios empresariales.
7 Música en directo (música en vivo).
8 Eliminación de la pena de cárcel para las penas/multas y del régimen de ficheros de Internos de Especial Seguimiento (FIES) y de los módulos de respeto.
9 Castigo a los culpables de torturas. Eliminación de los indultos para los sentenciados por torturas.


Asamblea General del M15M.

Epílogo

El control comunitario, a imagen del modo autoorganizativo en el que se enmarca el movimiento de los indignados y la acampada de Barcelona, debe convertirse en la herramienta para transformar el sistema económico, político y social, ya que es la única forma fiable de controlar la debilidad de los representantes municipales y parlamentarios ante la desfachatez de las élites en el poder.

Además, dicho control comunitario se debe desarrollar para garantizar el despliegue de procesos de autoorganización en asambleas y comisiones, pueblos y barrios, así como en centros de trabajo y de estudio como base y plataforma de la sociedad futura.

Finalmente, remarcar que estas medidas urgentes para la acción son ante todo condiciones imprescindibles para hacer frente a la actual dinámica desbocada del capitalismo, e impulsar un radical cambio del mundo que nos precede y defendernos ante la profundización de la miseria y la esclavitud que padecemos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn