Mayoría de edad del 15M: ¡feliz cumpleaños Spanish Revolution!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Librería Yorick: una llegada necesaria

Con motivo del primer aniversario del movimiento global y social 15M (“Spanish Revolution” para bilingües), me he acercado al motor de esta máquina humana, que con el pesar de políticos y ciudadanos escépticos, sigue vivo y por mucho tiempo. Este motor formado por personas, cada una de su padre y su madre, vuelve a salir a la calle, y de verdad que no para hacer botellón, aunque la policía facilite la venta de “selvesa un eulo” durante estos días de mayo, sino para encontrar alternativas al sistema anti-oportunidades y anti-derechos civiles que hemos creado.

Esta revista se llama Actores y debo implicar a nuestro gremio, pero si hago una lista de todos los sectores sociales que están presentes en el 15M puedo ir desde la ‘A’ de Arquitecta hasta la ‘Z’ de Zapatero. Me arriesgo y opino que el Movimiento 15M es profundamente político, apartidista y asindical. Y por esto, agradezco enormemente la oportunidad para realizar un artículo desde una revista que sí es sindicalista. He querido centrarme en mujeres y hombres comprometidos con nuestro querido Arte y éste ha sido el resultado: próxima estación, El Ateneo.

Si habéis sido curiosos y habéis entrado en la agenda del movimiento social 15M (www.tomalaplaza.net), o tal vez hayáis leído un ejemplar gratuito del periódico de asambleas del 15M (madrid15m), habréis podido comprobar que del 10 al 20 de mayo se expuso en el Ateneo de Madrid el “Primer año de Acción Indignada”, una proyección fotográfica colectiva, con fines expositivos y con la intención de dar apoyo, difusión y visibilidad al Movimiento 15M. Allí quedé con Gema, integrante del Grupo Cultura, y con representantes del Grupo de Teatro 15 M, cuyas entrevistas reproducimos íntegramente.

Gema, integrante del Grupo de Cultura 15M

“Nos gustaría que el sistema de gestión fuera mucho más participativo, que todos fuéramos gestores de

alguna manera”

Actores.- He leído en el periódico 15M que “la cultura capitalista organiza el silencio”. ¿Cómo podemos reconocerla?

Gema.- La cultura capitalista es la cultura planteada como un bien de consumo y un negocio a gran escala identificado con una élite. Sin embargo, la cultura es algo intrínseco a nosotros, que forma parte de nuestra vida y que nos hace esenciales. Parte de nuestra propia creatividad, que todos tenemos, nos impulsa a compartir esto con otras personas y a desarrollarnos conjuntamente. Sí, es un bien de consumo porque es necesario, pero no de la manera como se está llevando.

A.- ¿Podrías hacer un balance de este primer año como integrante del Grupo de Cultura?

G.- Siempre hay distintas opiniones. Ha habido obstáculos a la hora de definir qué es la Cultura dentro del grupo de trabajo. Fue complicado acotar una palabra tan grande como “Cultura”, pero en cuanto a cómo plantear las funciones y grupos de trabajo no ha habido ningún problema. Cultura es un grupo de trabajo, pero no organizamos teatro, arte, música… De eso se encargan otros grupos. Hay veces que hacemos asambleas conjuntamente, con todos los grupos relacionados con el ámbito cultural, pero el trabajo realizado en los distintos grupos es horizontal. El grupo de Cultura nació en la acampada. Al principio estaba ligado con Educación y luego vieron que trabajaban en líneas diferentes y era más sutil habilitar dos grupos de trabajo. En el grupo de Cultura se trabaja, sobre todo, para tratar de ofrecer alternativas a los modelos que hay de gestión cultural. Unas de las acciones que hacemos es organizar los “Encuentros de Creadores” y debates sobre gestión cultural, ya que pensamos que uno de los problemas recae en la gestión que se realiza. Nos gustaría que el sistema de gestión fuera mucho más participativo, que todos fuéramos gestores de alguna manera. Que todos pudiéramos participar en decidir qué cosas se van a exponer en las salas cuando se trata de algo público. Algo que es de todos, que es común. Que el propio ciudadano pueda tomar de alguna manera esta decisión. Se han realizado dos “Encuentros de Creadores”: el primero fue durante la acampada, el segundo se realizó en noviembre y el tercero se realizará en junio. Son encuentros de creadores y cualquiera está invitado a venir y a realizar acciones culturales: pintar,

performance, lectura poética, música… Todo dentro del espíritu del 15M, pero sin ninguna intención fijada. Tenemos un marco de acciones que podéis encontrar en el blog culturasol15m.wordpress.com y en la web www.tomalaplaza.net.

A.- ¿Habéis debatido sobre cómo puede invertirse el dinero público sin que recaiga una y otra vez entre los amigos de siempre?

G.- Sí, pero aún no tenemos la solución. Se ha debatido mucho sobre autogestión, porque nos parece mucho más interesante ver qué se hace con el dinero público y mirar cómo podemos gestionarnos. Sin embargo, nos sentimos muy impotentes a la hora de ofrecer soluciones, porque no nos van a hacer ni caso.

A.- ¿Cómo se puede realizar la autogestión? ¿Qué herramientas son necesarias?

G.- Ya se está haciendo. En muchos sitios y hay de distintos tipos. Hay centros que son autogestionados pero donde el espacio es cedido por la Administración, como La Tabacalera. Luego hay otros autogestionados privados y centros ocupados. Nosotros, desde el 15M, la Cultura que gestionamos es la que está en la calle. Sin espacios fijos, queremos proponer acciones culturales y eventos para tomar la calle.

A.- ¿Habéis observado alguna diferencia con el cambio de Gobierno?

G.- Diferencia ninguna, porque nos seguimos manteniendo fuera de este sistema. Seguimos funcionando igual. Obstáculos se están viendo en general en todo con los recortes. Cultura es un campo que suele llevarse la peor parte, ya que se considera un bien prescindible. Por eso, si no se nos ofrece Cultura, tendremos que autogestionar, aunque también pensamos que ése es su trabajo, ya que estamos pagando unos impuestos. En localidades más pequeñas la cultura les llega a través de festivales porque no tienen un museo, un teatro o un centro de cultura. El Grupo de Cultura se está quedando más en Madrid y no llega a estas localidades. Entre todos los grupos del movimiento nosotros somos muy pocos. Es distinto el Grupo de Cultura y de Arte. El de Arte se centra en Artes Plásticas y el Grupo de Cultura es más general. Otros grupos de trabajo se centran en presentar acciones y grabaciones. En Cultura, aunque sí hay una parte de acción, más que desarrollar acciones concretas, nos estamos enfocando más en debates. Es un grupo que se renueva. Cada uno participa cuando puede, no hay que cumplir unas horas. No hay nadie imprescindible y todos somos necesarios.

A.- ¿Puedes sintetizar el trabajo que se está realizando en el Grupo de Cultura?

G.- Todavía estamos trabajando en las alternativas de gestión cultural. No tenemos una conclusión cerrada. De hecho, a pesar de llevar seis debates de Gestión Cultural, estamos empezando. Es muy difícil sacar conclusiones claras. Hemos sacado en común que la Cultura es necesaria, por tanto es necesaria una mayor participación ciudadana en la gestión de esta Cultura. Y seguiremos buscando maneras de conseguirlo. Lo que no podemos hacer es permanecer impasibles si nos recortan la oferta, o si la oferta es para unos pocos, o para que el político de turno se haga una foto. Se debe protestar y luchar. No podemos tirar la toalla aunque nos pueda parecer que no hay resultados. Lo que no podemos hacer es parar, aunque sea por dignidad.

Grupo de Teatro 15M

“Tenemos que proteger la profesión y a la vez permitir a la ciudadanía la participación en la Cultura y no solamente su consumición”

Actores.- ¿Qué proyectos os traéis entre manos?

GT15M.- Ahora estamos trabajando con el texto de El Principito del que se informará en la web tomalaplaza.net y nuestro muro de Facebook (teatroquincedemayo). Hay otro proyecto donde trabajan un gran número de personas y que se está realizando en muchos países. Autores españoles ofrecen textos originales, proponiendo gratuitamente al Teatro 15 de Mayo, y éste a su vez, gratuitamente, lo lleva a cabo. Éste es el tipo de cultura que queremos ofrecer, nada que ver con el supuesto montaje de la producción del entretenimiento, lo cual no quiere decir que dejemos de reivindicar nuestra profesión como un gremio profesionalizado.

A.- ¿Con una Cultura autogestionada es posible que podamos profesionalizarnos quienes trabajamos en las Artes Escénicas?

GT15M.- Cuando nos referimos a autogestión se suele pensar en las cooperativas integrales, que es el proyecto que surgió en Cataluña y que se trata de implantar aquí. Pero existen muchas maneras de autogestión y muchas están por crear. Estamos todavía en la creación de estas formas, pero partimos de otras formas de autogestión que ya están creadas y las cooperativas, por poner un ejemplo, son una manera de autogestión que nos parece que cuadra con lo que creemos y con la que se puede empezar a trabajar. Cooperativas integrales, de diferentes colectivos dentro del mismo paraguas de una Coordinadora, sería una línea de trabajo, pero no la única. Para la profesionalización, tenemos que intentar compatibilizar el acceso a la participación cultural de toda la ciudadanía y, a la vez, que exista como profesión remunerada. Éste es el verdadero reto. El convenio que tenemos ahora no sirve de nada y animamos a la Unión de Actores a que revise y debata sobre su modificación y mejore nuestra situación laboral. Tenemos que proteger la profesión y a la vez permitir a la ciudadanía la participación en la Cultura y no solamente su consumición. Además, el público sería mucho más activo.

A.- ¿Qué espacios podríamos utilizar? ¿Espacios públicos?

GT15M.- Entendemos espacio público de una manera diferente a cómo nos lo presentan. Podemos categorizarlo como espacio común, espacio popular… pero es que ahora, estos espacios no se están gestionando por nosotros ni para nosotros. Se ha hablado mucho de huir de los espacios públicos gestionados por la Administración pública porque están subvencionados en realidad por una empresa privada y, por tanto, tienen una gestión privatizada. Reivindicamos los espacios públicos realmente públicos, es decir, pagados por todos y todas, espacios liberados o el espacio público por derecho, que nos quieren quitar: la calle. Defendemos el uso de la calle por la ciudadanía sin intereses mercantiles, sino humanos y sociales. El Arte reivindicativo es nuestra estética y forma de pensar, aunque a veces parezca inservible. Estamos totalmente en contra de lo gubernamental en el Arte. Una comunidad no puede prescindir del Arte y dejarlo en manos de un circuito de especuladores. La Cultura ha pasado a ser economía, el divertimento con un estatus. El Arte se está utilizando para adoctrinar, para manipular. Menos teatro en la vida y más vida al teatro.

A.- ¿Qué ofrece el Grupo de Teatro 15 de Mayo al Movimiento 15M?

GT15M.- Qué ofrece el grupo al movimiento y también qué nos ofrece el movimiento a nosotros. Este grupo es un encuentro, es un laboratorio, una reunión. Un grupo donde confluyen personas que se dedican al Arte y que les gusta. Una red de apoyo mutuo. No estamos cerrados. Tú tienes total libertad de ir a las asambleas de todos los grupos y realizar aquello que sabes y quieres: pintar, crear música, actuar, escribir… Las asambleas son abiertas, pero van por grupos definidos y por aptitudes. Es un intercambio, una forma de probar el Arte no como un producto, sino como un bien que hay que cuidar. Intentamos encontrar un fin comunitario, totalmente ajeno a las clases que existen hoy en día. El movimiento es inclusivo.

A.- Durante este año, ¿ha existido un intento de “promoción” por parte de artistas conocidos a través del Movimiento 15M?

GT15M.- Nada. Sí ha habido gente “famosa” que ha participado y participa en el movimiento, pero no para promocionarse, sino como cualquier ciudadano. Para la producción no se aceptan subvenciones, se aceptan donaciones pero no económicas, sino materiales. Y sino, pues nosotros lo compramos con nuestro dinero. No existe ninguna organización estructural detrás, cómo dice la Delegada del Gobierno Cristina Cifuentes. Las donaciones son siempre voluntarias, informándonos bien de dónde vienen.

A.- ¿Trabajáis conjuntamente con otras ciudades? ¿Cuáles son los temas con los que trabajáis?

GT15M.- Estamos empezando ahora, hasta este momento la relación que teníamos con otras ciudades era casual. Realizábamos una acción y la colgábamos en Internet, y luego esa misma acción nos enterábamos que la habían hecho en otros lugares, como sucedió con El Ovejismo. No hablábamos entre nosotros, pero realmente existía un tipo de energía que hacía que fuese la información de un territorio a otro. Y si una localidad realizaba una acción, ésta pasaba a ser global de todo el movimiento. Las acciones como “El Ovejismo”, “Grito mudo”, “El entierro de la Democracia” son acciones no de una ciudad, sino del Movimiento 15M. Ahora si se está empezando una relación más directa y nos comunicamos para compartir ideas, textos, creaciones… Seguimos asambleándonos. Repasamos nuestra situación laboral, pero nuestro trabajo es más técnico: crear acciones y sacarlas a la luz. Con el ritmo diferente que categoriza al teatro, más lento y variable. Nuestros proyectos no se limitan sólo al territorio español, pensamos de forma global. La forma de distribución es colectiva. Lo que hacemos en una plaza española se va a representar en una plaza de Francia o de Japón, y se va a seguir entendiendo de la misma forma. Volvemos, RED DE APOYO MÚTUO. Los temas son actuales. Por ejemplo, estamos haciendo una versión muy humanista y social de El Principito, pero sin faltar a la filosofía y las frases que han marcado en la historia a muchas personas que han leído la obra. Como colectivo también pensamos que “lo esencial es invisible a los ojos” y buscamos la autenticidad y la verdad, porque queremos una democracia y una sociedad real. Y el Arte es una herramienta más de la sociedad y no debe estar privatizada. Que la gente tenga acceso a este conocimiento y sea la persona, independientemente de la clase social a la que pertenezca, quien decida si quiere o no. El Arte es toda una forma para que los humanos podamos comunicarnos.

Naiara Murguialday

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn