Adiós a Lina Morgan, gracias por hacernos reír

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La mítica actriz cómica Lina Morgan falleció el paso 20 de agosto a los 78 años en su domicilio.

La intérprete madrileña, nacida en 1937, siempre deseó ser artista, quizá atraída por el Teatro La Latina, muy cercano a su lugar de nacimiento y donde se celebró la capilla ardiente en la que recibió el último adiós.

Cumplió pronto su sueño, a los 13 años se unió a compañía infantil ‘Los chavalillos de España’, y con 16 consiguió ser contratada en la compañía de revistas de Matías Colsada. Al ser menor de edad, para lograrlo falsificó su fecha de nacimiento y cambió de paso su nombre real, María de los Ángeles López Segovia, por el pseudónimo que la acompañaría el resto de su carrera.

Placa Lina Morgan

A partir de entonces, logró hacerse un hueco rápidamente gracias a su hilarante faceta cómica y pocos años después formó su propia compañía. Ya entonces había desarrollado su genuina forma de moverse, con su asombroso movimiento de piernas y sus inconfundibles muecas, que acompañarían a sus personajes, siempre tan tiernos e ingenuos.

Del teatro dió el salto a la gran pantalla en 1962 con ‘Vampiresas 1930’ y, por fin, logró el papel protagonista en ‘Soltera y madre en la vida’ en 1969, tras la cual llegaron sus grandes éxitos a lo largo de los años 70: ‘La tonta del bote’, ‘La graduada’, ‘La llamaban la madrina’ o ‘Los pecados de una chica casi decente’, entre otras.

Fue a finales de la década de los 70 cuando, por fin, alcanzó su sueño de ser propietaria del Teatro La Latina de Madrid. Sobre su escenario, Lina cosechó grandes éxitos como ‘El cuento de la lechera’, ‘¡Vaya par de gemelas!’o ‘El último tranvía’.

El fallecimiento en 1995 de su hermano José Luis López, que también era su productor y manager, la llevó a retirarse poco a poco de la escena pública. Sin embargo, poco después pudimos volver a disfrutar de ella en la pequeña pantalla gracias a la exitosa serie ‘Hostal Roya Manzanares’ o en ‘Academia de baile Gloria’; y más adelante, con pequeñas apariciones en ‘Aquí no hay quien viva’ o ‘Escenas de matrimonio’.

A lo largo de una infatigable carrera, la gran cómica recibió gran número de reconocimientos, entre otros, un Fotogramas de Plata, tres TP de Oro, la Antena de Oro de Teatro, el Miguel Mihura, la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo y la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.


Parafraseando a la maestra: agradecidos y emocionados, gracias por todo, Lina.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn