Acción Sindical: “Necesitamos autocrítica para lograr una Unión de la que estar orgullosos” por Ángel Ruiz

Angel-Ruiz
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Estimadas y estimados afiliados,

Como miembro de la nueva junta de gobierno, responsable de la Secretaría de Acción Sindical, me he propuesto impulsar una nueva etapa en la lucha de nuestros derechos como trabajadores para alcanzar no sólo la dignidad que nuestra labor merece sino también la del organismo que vela por esos derechos, y que nos guste o no, recae en la Unión de Actores y Actrices. Y digo, nos guste o no, porque en los pocos meses que llevo al frente de esta secretaría, he recabado información directa, por medio de charlas y conversaciones con algunos compañeros de profesión, que me han trasladado el malestar, la desconfianza y el descrédito que está sufriendo esta, nuestra casa.

Es cierto, que desde hace unos años, la UAA, ha sido desvirtuada debido quizá al mal gobierno o a la desidia de sus responsables o a otras cuestiones que pululan por el aire. Y también, hay que decirlo, de sus integrantes y afiliados. Debemos ser críticos, desde luego, con nuestros representantes pero también debemos echar mano de la autocrítica y someterse a un profundo examen de conciencia para llegar al fondo de la cuestión y resolver, o al menos intentarlo, si queremos hacer de la Unión un organismo serio, eficaz y del que todos estemos orgullosos.

No es fácil, porque eso sólo se consigue con la implicación de todos y todas, y no sólo de los afiliados, sino de la profesión, pues aunque algunos piensen que la Unión no les representa, la realidad nos corrobora que no sólo nos representa, sino que además es nuestra única arma para seguir avanzando como trabajadores de pleno derecho.  Cuidado con la desidia; ya sabéis, ese cáncer que nos aduce a muchos actores y actrices con respecto a las cuestiones puramente laborales. Me asombra ver la capacidad de resistencia que podemos llegar a tener, la disciplina que mostramos frente al trabajo y lo despreocupados y fugaces que somos a la hora de hacernos cargo de nuestros derechos como trabajadores.

No quiero herir sensibilidades, pero yo también estoy haciendo un ejercicio de autocrítica como dije anteriormente. Si os hablo así es porque yo mismo y muchos compañeros nos hemos sentido así. Pero si nos dejamos caer en el reproche fácil a nuestros representantes corremos el riesgo de caer  en el “inmovilismo” y la resignación. Sé de qué hablo porque yo mismo he caído en eso pero ante esta situación recapacité y llegué a la conclusión de que quizás era el momento de echar un cable, de implicarme activamente en un proyecto que cambiara y mejorara nuestro sindicato. Las cosas desde dentro se ven de otra manera. Yo invito a todo aquel afiliado y afiliada a que se pase un día cualquiera por la Unión para que descubra el equipo de trabajadores que está al frente y que bajo mínimos está realizando una labor encomiable.

Nuestro Secretario General, Iñaki Guevara, me ofreció formar parte de un proyecto que impulsara la Unión y de una Junta de Gobierno mucho más activa formada por activistas experimentados y por caras nuevas con muchas ganas e ilusión. Y algo además muy importante: con capacidad de trabajo, compromiso y sentido de la responsabilidad.

Y yo como soy un valiente, me lancé a la lucha más directa, a la acción sindical, desde donde queremos promover y afianzar, gracias a los nuevos convenios de teatro y de audiovisual la tan anhelada y necesaria figura del delegado sindical, también llamado delegado sectorial o de convenio; para velar por el pleno cumplimiento de dichos convenios; para escuchar a nuestros compañeros y protegerles; para informarles de cuestiones laborales que una gran mayoría desconoce; para mediar y ser nexo diligente entre actores y actrices y productoras y empresarios…. Para afianzar nuestro sindicato de una vez por todas.

También realizaremos unas campañas  informativas con frecuencia por las escuelas de formación de futuros actores y actrices para concienciar de la necesidad de una unidad, ya que el peor enemigo del actor es otro actor que baja el listón de lo conseguido hasta ahora,  bien por desconocimiento o por otras cuestiones que no voy a entrar a valorar.

Y uno de los objetivos más importantes que nos hemos impuesto es conseguir la aprobación  de un Estatuto del Artista que tenga en cuenta nuestra condición de trabajadores temporales y  que nos aplique una fiscalización y un régimen en la Seguridad Social acorde a nuestra labor…

Desde acción sindical trabajaremos conjuntamente con las demás secretarías: con Igualdad para defender los derechos de las actrices y el agravio comparativo con respecto a los actores. Con Cultura para fomentar que la Unión sea además escaparate y referente de cursos y proyectos de calidad que alimenten nuestra formación y nuestro espíritu creador. Con Comunicacion para que ésta sea viva, eficaz y llegue a todos los afiliados, los no afiliados y al público en general. Hay que informar de todos los pasos y los logros que se están consiguiendo. Y con Economía, abogaremos por la trasparencia. Quiero precisar, ya que muchos así no lo consideran, que todos los miembros de la junta, estamos aquí por convicción en un proyecto, por solidaridad, por vocación política. Nadie cobra  sueldos, ni sobres, ni siquiera en diferido, salvo los trabajadores  técnicos y el Secretario General. Y por tanto, daremos muestras de trasparencia publicando periódicamente las cuentas para que todo el mundo pueda acceder a las mismas.

Compañeras y compañeros, queda mucho trabajo hacer como veréis, pero debéis saber que sin vosotros nada de esto sería posible. Os pido que no caigáis en la desidia, el descrédito y que miréis a la Unión sin la acritud que quizás se ha ganado en años anteriores. Os invito a que estéis al tanto de lo que hacemos y nos ayudéis manteniéndonos informados de cualquier cosa. Esta es la casa de todos, debéis hacerla vuestra. Y el día que sintáis que no lo es porque alguien se ha acomodado en el sillón o lo utiliza para intereses particulares, sólo vosotros y vosotras, nosotros y nosotras, tenemos el poder de hacer limpieza, borrón y cuenta nueva. Esa puede ser una  solución, quizá soy un idealista, pero hay que intentar que todo esto merezca la pena.

Un afectuoso abrazo compañeras y compañeros

Angel Ruiz

Secretario de Acción Sindical
Unión de Actores y Actrices

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn