Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sixto Cid, José María Ruiz

CINE

Un largo invierno

Guión y Dirección: Sebastián Arabia
Producción:Off Cinema y Fuera de Plano

Género: Drama documental

Sinopsis: Con Pilar Manjón (Presidenta de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo), conocida por su intervención del 15 de diciembre de 2004 en la Comisión de Investigación 11M del Congreso de los Diputados, cuenta la historia de lo que han supuesto estos últimos seis años para muchas de las víctimas y afectados del mayor ataque terrorista en suelo europeo. Ante todo, una historia de amor y valentía.

Sebastián Arabia: Pilar es un “personaje” del que es muy complicado no imantarse, y al mismo tiempo siempre me sorprendió muchísimo su claridad. Quería algo muy íntimo. El contrapunto absoluto a lo que habitualmente vemos del 11M muy mal versado, sobre todo en televisión, el flash sensacionalista habitual de un tema. El cine de este tipo es muy habitual en otros países, en España, salvo con malas intenciones, es muy raro verlo. Nosotros nunca nos planteamos rebatir determinadas cosas, ni entrar en determinados terrenos, que yo creo que hoy en día es en base a lo que funcionan los medios de comunicación. Me di cuenta de que la historia de la Asociación y de Pilar como representante se estaba perdiendo en un maremágnum de flashes informativos. Por eso me limito a contar una historia, intentando ser muy escrupuloso a la hora de decir, o dar la información real, intentando no sesgar y ser políticamente correcto. Durante todos estos años creo que se ha practicado hacia la persona de Pilar algo bastante perverso, que es tratarla como una persona única. Cuando Pilar habla lo hace en representación de muchas otras personas.

Pilar Manjón: Es una ironía que alguien que amaba tanto la paz como mi hijo –y que encima llevaba el apellido ‘Paz’– muera en un acto brutal, asesinado. Cuando hablas bajito y las cosas que tienes que decir son cosas que afectan directamente a seres humanos, eso no vende. Ojalá hubiera sido ETA, ojalá, porque seríamos víctimas de primera. En el juicio se ha tratado peor a fuerzas y cuerpos de seguridad que a los imputados. La única víctima de terrorismo que puede ser insultada en este país soy yo.


It’s okay? It’s all right! La extraordinaria vida del Señor Wences

Dirección: Sixto Cid y Jorge San Román
Guión:Tomás Hijo, Sixto Cid y Jorge San Román

Producción: Lombroso y El Garzo
Reparto:Wences Moreno, Higinio Orgaz, Daniel Domínguez, José María Íñigo, Fernando Saldaña, Fernando Martín, Mercedes de Sales, Alfonso Aragón “Fofito”, Raúl Vacas, Francisco Marcos, Tonito Papadopoulos, Maxi Rodríguez…

Sinopsis: Recorrido por la vida de los mejores ventrílocuos del mundo, Felipe y Wences Moreno. En España a veces nacen genios de la cultura, en este caso televisiva y circense. Los personajes Johnny Martín y Pedro fueron sus dos “muñecos” mas famosos.

Sixto Cid: Cuando un actor está sin trabajo, le puede dar por hacer otras cosas relacionadas, o no, con la profesión. En este caso y gracias a la energía y mitomanía de Jorge San Román, empezamos a hablar con gente que hubiera conocido al “Sr. Wences”. Una cámara MiniDV y a veces otras mas serias eran testigos. Tomás Hijo, con un montón de horas grabadas, creó una historia de las muchas que pueden dar 103 años de vida artística. Los hermanos Moreno son una lección para vivir, triunfar, fracasar, morir, odiar o amar.

Jorge San Román: Guionistas y escritores cinematográficos se exprimen la cebolla tratando de lograr una buena historia, cuando a menudo sucede que esa gran historia está ahí mismo. Me sorprendió que un personaje como él no contara con una biografía o un documental, pues la información que, con cuentagotas, empecé a reunir a partir de entonces, no hacía sino confirmar la idea de que me hallaba ante uno de los artistas más originales que haya dado la historia.


Flamenco, flamenco

Dirección y guión: Carlos Saura
Producción: General de Producciones y Diseño (GPD)

Reparto:Carlos García, M.ª Ángeles Fernández, José Mercé, María Bala, Diego “El Morao”, Montse Cortés, Miguel Poveda, Eva ‘Yerbabuena’, Rocío Molina, Israel Galván, Sara Baras, Tomatito, Niña Pastori, Paco de Lucía, Farruquito, Manolo Sanlúcar, David Carmona, Arcángel, Dorantes, Diego Amador, Manuel Fernández “El Carpeta”, Antonio Zúñiga…

Sinopsis: Hace catorce años se rodó Flamenco, cuya narración giraba en torno a los cantes, bailes y música de este hermoso arte. Con la experiencia y la sabiduría que el paso del tiempo ha ido impregnando en la cinematografía de Carlos Saura, y volviendo a reunir a parte del equipo que participó en aquella película, nos adentramos de nuevo en los caminos de los actuales talentos de este arte tan vivo y dinámico.

Carlos Saura: El flamenco abandona el folclore y lo convierte en algo que está en el pasado y en el presente, con proyección de futuro porque es capaz de adaptarse, de recuperar otros ritmos, de renovarse, de adentrarse en caminos insólitos. El caso de Israel Galván es interesantísimo, es un límite del flamenco porque está relacionando el flamenco con otras culturas, desde el Japón hasta el baile contemporáneo. Creo que en la película están los que deben estar, pero hay que dejar puertas abiertas, hay perspectivas nuevas, ese flamenco que se incorpora al rap, melodías más modernas, más actuales y eso no lo hemos tocado nosotros, pero está abierto. Soy un voyeur y lo que quiero es ver, dándole libertad a la cámara. No hay nada de trabajo de posproducción. Todo eso tiene un sentido teatral, operístico. Hay una revolución tremenda el baile, ese baile de Rocío Molina era impensable, hay una mayor libertad de posibilidades de cambiar el ritmo, de doblar o abandonar el ritmo, antes se hacía con mucho miedo. Hay muchas cosas por hacer en el flamenco, y estos jóvenes están trabajando en ese sentido, en el sentido de innovar, algunos dentro de la ortodoxia rigurosa, otros no.

Farruquito: Me acuerdo de un momento especial y muy bonito en el que estaba dando vueltas y casi me tropiezo con la cámara, pensaba que iba a decir “corten” y se iba a parar, pero qué va, luego me lo enseñó y era un gran momento, surgido por la libertad y el gustazo de trabajar con Carlos.


Nagore

Dirección y guión: Helena Taberna
Producción: Lamia Producciones

Género: Drama Documental

Sinopsis: Documental sobre Nagore Laffage. Gira en torno a la muerte violenta de la estudiante de enfermería Nagore Laffage a manos de Juan Diego Yllanes, un psiquiatra de la Clínica Universitaria de Pamplona durante las fiestas de San Fermín de 2008. El documental cuenta con la participación de la madre de la víctima, Asun Casasola, “una auténtica madre coraje”, cuyo testimonio constituye el hilo conductor del relato.

Helena Taberna: La lucha de Asun es una lucha generosa, que desde el dolor de su hija transciende a que sirva de reflexión para otras historias. Pretendo a través de ella abrir preguntas. El cine debe llegar al corazón y a la cabeza de los espectadores. Es tan difícil hacer cine que debes hacer por lo menos algo en lo que crees profundamente. Es importante el tema, pero es importante también la construcción del relato. Al aparecer las nuevas tecnologías hacen trabajos con muy poco rigor, en el que parece que únicamente el tema ya es suficiente. Los directores de ficción deberían transitar por el documental porque enseña muchas cosas, una de ellas, humildad.

Asun Casasola: Cualquier madre estaría dispuesta a hacer lo que hago yo. Quería decir al mundo que mi hija existió, que eran dos familias normales y que una persona normal pueda llegar a hacer eso por un no, por una negativa. ¿Qué valores tenemos? Sigo sin entender. Mató a mi niña por nada.


Zumo de limón

Dirección: Jorge Muriel y Miguel Romero
Guión: Jorge Muriel
Reparto: Selica Torcal, Antonio Malonda, Petra Martínez, Marisol Rolandi, Concha Momeñe, Juan Expósito, Jorge Murie, Sonia de la Antonia y Camilo Maqueda

Sinopsis: Es la historia de una abuela que tras quedarse viuda se enfrenta a las consecuencias de lo que ha sido su vida: a lo que ha hecho con ella, a la relación con sus hijos, a sus miedos, a sus recuerdos, a su soledad. Una vida que vamos exprimiendo, sin ser muy conscientes de ello, hasta que un día se acaba, y ya no hay vuelta atrás.

Jorge Muriel: Este cortometraje nace de la necesidad de hablar de la vejez, de lo duro que es llegar al final de tus días y seguir atado a los bloqueos emocionales y a sus amargos laberintos sin sentido. Con la ayuda del Ministerio de Cultura, la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento de Mérida he conseguido realizar este corto, homenaje a mis abuelos y a la ciudad de Mérida, cuna de mis ancestros. La experiencia ha sido intensa pero llena de gratificaciones y aprendizajes. De todos los regalos que el rodaje me ha otorgado me quedo con el trabajo de los inmensos actores que me han acompañado: Selica Torcal, Antonio Malonda, Petra Martínez, Concha Momeñe, Marisol Rolandi, Juan Expósito, Camilo Maqueda y Sonia de la Antonia. Ellos llenaron de humanidad, de alma y de aliento, las palabras que sobre el papel se habían escrito. Quiero destacar a la protagonista de la historia, una maravillosa Selica Torcal, actriz llena de matices, de generosidad y de una increíble sensibilidad, que encarnando a la abuela enamoró a todo el equipo y fue maestra de disciplina, entrega y dedicación. Quiero que esta columna sea un agradecimiento a todas aquellas actrices que desde la Unión me ofrecieron su tiempo y su talento para elegir mi reparto. Vimos a muchas compañeras y fue muy difícil elegir, ya que todas son estupendas. Estoy tremendamente agradecido a todas ellas. Y agradecido de compartir ahora con todos vosotros nuestro zumo de limón, ya exprimido.


El hijo del sombrerero: Lobos Negros con Diego Manrique

Dirección: Aure Roces
Guión: Aure Roces & Diego Manrique
Narración: José Luis Gil
Reparto: Luis Martín Gil, Pedro Torres, Ricardo Virtanen, Diego Manrique

Sinopsis: Cada grupo de rock tiene una historia y alguien debería contarla. Lobos Negros cumple 25 años en la música. El crítico musical Diego Manrique charla con su líder Luis Martín Gil en una conversación donde repasan la historia de esta particular y especial banda de rock & roll.

Aure Roces: Una vez conocida la intensa y especial vida de Luis Martín Gil, llegué a la inmediata conclusión de que necesitaba ser contada, y ahí llegó mi gran sorpresa. Luis lo guardaba absolutamente todo, tenía cientos de recortes de prensa, revistas, carteles, entradas y muchas actuaciones en formatos, que abarcaban desde el S-VHS, pasando por el U-Matic o el Betacam SP. Manejar semejante cantidad de información fue un duro trabajo en el que se involucraron muchas personas. Teníamos un documental que relataba de la mano del gran Diego Manrique la historia de alguien indispensable en la historia de la música española. Llegaba la hora de darlo a conocer y era el público quien debía dar su opinión. El resultado es que, cuatro años después y tras participar en más de 30 festivales, entre los que cabrían destacar los Festivales Internacionales de Sitges, Gijón o Valencia y Clermont-Ferrand en Francia o el Encuentro Iberoamericano en Panamá, “El hijo del sombrerero: Lobos Negros con Diego Manrique” aún continúa su singladura. Gracias por tantas satisfacciones Lobos Negros.

Luis Martín Gil: Mi padre tenía la única sombrerería que ya quedaba en España de sombreros de fieltro. A Aure Roces le pareció curiosa mi vida y se empeñó en hacer un documental sobre Lobos Negros y sus veinticinco años. Diego Manrique es el que me entrevista, me hace una serie de preguntas que van aderezadas con nuestra vida.


Héroes, no hacen faltan alas para volar

Dirección: Ángel Loza
Guión: Ángel Loza
Producción: Jorge Sánchez Gallo, José Alberto y Ángel Loza
Reparto: Pascal Kleiman

Sinopsis: Una película breve, didáctica, original, rompedora y universal, en definitiva, completa. El francés Pascal Kleiman, DJ de profesión, padre de dos hijos y productor musical es un claro ejemplo de que, como él alude en el film, “No hacen falta alas para volar… sino volar para tener alas”. Si los pies fueran nuestras manos… ¿cuántos pasos tendríamos que dar en la vida para conseguir lo que queremos?

Pepa Díaz: Dudas como ésta son las que abarca este relato sorprendente, que consolida la larga trayectoria de su director y pone un broche de plata a la carrera musical del protagonista. Pascal nació con una malformación congénita a causa de un medicamento que la madre ingirió durante el embarazo, por prescripción facultativa. Creció sin brazos, y empezó a utilizar sus pies de manos. Tuvo la fortuna de no lamentar jamás su suerte y decidió ponerla de su lado y dedicarse a ser un músico de referencia y con referentes de futuro, un DJ ya premiado varias veces y reconocido a nivel internacional. Este documental de 25 minutos, producido por Jorge Sánchez Gallo desde su productora New Atlantis, junto a José Alberto y Ángel Loza, y escrito y dirigido por el mismo Ángel Loza, supone, de nuevo, un ejercicio de multidimensionalidad del celuloide y de la explotación de todos sus recursos técnicos. Cabe destacar la dirección de fotografía de Juan Landa y al cámara Iñaki Vargas. Es una historia que no se cuenta, hay que ir a verla, como las grandes películas. Se trata de un cine para todos, que trasciende los cinco sentidos. Así, un sordo disfruta viéndola y la comprende; un ciego goza escuchándola y también la ve interiormente, y el resto del público, incluyendo los menores, pueden disfrutarla con todos los sentidos. Esta universalidad multisensorial se encuentra en un trabajo muy elaborado, se han utilizado varios tipos de formatos del analógico al digital, pasando por Súper 8 mm, fotografía, Betacam, MiniDV… El montaje de Xavi Cano y Ángel Loza es magistral.

La música, seleccionada entre lo más destacado del panorama independiente internacional, es un personaje más que acompaña las escenas de Pascal. Se trata de la búsqueda de un cine español universal, con miras visionarias, en las que el director confiesa, como en este caso, “cada segundo de mis películas tiene un porqué”. Y eso, al final, se nota.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn