Nuestro Teatro: “El eunuco”, “Cuando deje de llover”, “Educador social en Alaska” y el Festival de Otoño a Primavera

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El eunuco porque I wanna to have fun

Que El eunuco de Terencio en versión de Jordi Sánchez y Pep Anton Gómez se cuele en esta selección de tres obras únicamente se debe a su saludable reivindicación de la risa y el cachondeo. Siempre se podrá justificar que hay y ha habido mejores obras en la cartelera, como ese lujo de Hacia la alegría de Oliver Py con el inconmensurable Pedro Casablanc (obra que debería volver y girar, tal vez, rescatada por el Centro Dramático Nacional o el Matadero) o, la también divertida, Entremeses, ambas producciones del Teatro de la Abadía.

Pero esa no es la discusión o el planteamiento de esta breve reseña. No. Lo que se reivindica es la diversión en el teatro, productos ligeros en los que encontrarse con el actual star system de cómicos españoles entre los que se encuentran, sin duda, Anabel Alonso y Pepón Nieto. Buenos cómicos, populares y un buen reclamo para las taquillas, que se potencia si se les hace acompañar de los otros más jóvenes, pero también populares gracias a las sit-coms españolas, como son Alejo Sauras y Antonio Pagudo. Algo que no le ha pasado desapercibido a Pou, programador del Teatro de la Latina y responsable de que este espectáculo se haya subido a dicho escenario. Como tampoco le ha pasado desapercibido a los programadores de otros muchos teatros desde que se estrenó el verano pasado en Mérida.

Reivindicar la risa, la alegría, los happy-endings, es lo que seguramente ha atraído también a Asier Etxeandia y Tao Gutiérrez a componer canciones que no se convertirán en estándares, pero que funcionan en escena, incluso son aplaudidas con entusiasmo por el público. Y a Chevy Muraday a realizar unas eficientes coreografías para todo cuerpo y condición bailonga que forma el elenco. Ver que parejas y grupos de amigos de distintas generaciones, orientación sexual y clases sociales disfrutan y ríen, comparten guiños, comentan en voz alta las jugadas que suceden en el escenario y, de vez en cuando, en el patio de butacas, es una gozada que sin duda debe llenar de energía a unos actores que subidos a la escena cuentan un vodevil. Las historias venéreas y amorosas de una glamurosa puta entrada en años que ve como el negocio se le acaba y tiene que coger el ultimo tranvía (¡en este teatro que perteneció a Lina Morgan!) que ofrece juventud sin riqueza, un general que descubre el encanto de un eunuco que no lo es y el amor conformado en un subordinado, de un hombre libre llamado Lindus que descubre el deseo, y el sometimiento al mismo, en Pánfila la criada, la del servicio. Teatro que muchos llamarán y rechazarán por (pequeño) burgués o por ser simple diversión, en el que importa más lo que sucede, lo que acontece, que su final ya que este se conoce desde el principio. Teatro que reivindica la subversión que provoca la risa y ese subidón de oxígeno que a través del pulmón llega al cerebro cuando uno se ríe, subidón que marea, sensación no apta para todos los gustos, pero sí para muchos, para la mayoría que ante tanta grisura solo quieren un buen rato de diversión sin ninguna consecuencia antes de la cena.

Autor: Terencio
Versión y adaptación: Jordi Sánchez y Pep Anton Gómez
Dirección: Pep Anton Gómez
Producción: Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, Mixtolobo, Labaska64 y Ciclán
Coreografía: Chevy Muraday
Música: Asier Etxeandia y Tao Gutiérrez
Escenografía: Eduardo Moreno
Iluminación: Miguel Angel Camacho
Vestuario: Sandra Espinosa
Con (por orden alfabético): Anabel Alonso (Thais), Jorge Calvo (Parmenón), Marta Fernández-Muro (Filipa), Eduardo Mayo (Cilindro), Pepón Nieto (Fanfa), María Ordóñez (Pánfila), Antonio Pagudo (Fedrias) y Jordi Vidal (Pelotus)

Página Web: http://pentacion.com/obras-en-cartel/el-eunuco/

 

cuando-deje-de-llover

Cuando deje de llover lo hará sobre la triste y común felicidad

Solo había que acudir el día del estreno a las Naves del Teatro Español en el Matadero de Madrid y ver esta obra para saber que aparecería en las reseñas de fin de año como uno de los espectáculos de 2014 y que iría más pronto o más tarde acumulando premios, como los de la Unión de Actores y Actrices. Pues es el tipo de obra que hace coincidir las opiniones del público, la crítica y los profesionales. Y esto sucede por su historia que discurre en tres ejes: la pareja, la paternidad/maternidad y la familia. Tres formas de amar pero en todas ellas un solo tipo de amor, el verdadero, el de los sujetos que activamente quieren, se quieren y aman. El que sucede entre individuos anónimos, con nombres comunes y corrientes, entre aquellos que no interesan a la Historia pero sufren sus consecuencias, normalmente las de las malas decisiones. Amores que a penas dejan rastro por muy intensos que sean y que se pierden en unas cuantas generaciones. Si acaso queda, como en la obra, una maleta y algunos objetos sin sentido para la posteridad. A lo sumo, una noticia de periódico enterrada entre miles.

Andrew Bovell, su autor, fragmenta la historia en el espacio y en el tiempo, ofreciendo pequeñas piezas que el espectador va encajando hasta completar el puzle y tener una revelación que le permite reconocerse, entenderse, darse suavemente de bruces con algo que le es propio, el amor (por la pareja, por los hijos y por la familia) o su ausencia. Juegos del amor que Julián Fuertes Reta, el director, juega estructurando el espacio del Matadero como un escenario central alrededor del que se sienta el público, como en el pasado se sentaban alrededor del fuego y escuchaban al viejo del lugar, para contarles una historia de seres humanos, de su vulnerabilidad, de su miedo al olvido, a olvidarse de aquello que les convirtió en hombres y en mujeres. El olvido de la propia historia, que siempre es una historia de amores encadenados. Ese miedo que tan bien encarna Susi Sánchez cuyo personaje, Gabriela, aquejado de demencia y consciente de los huecos que le deja esta enfermedad, se rebela y sufre porque sabe que va a perder lo más preciado, como lo es para cualquier persona, su historia de amor que no de sexo, la de las reconfortantes lágrimas en tiempos de tanta frialdad. Lágrimas que las plateas agradecen agotando entradas porque en ellas se reconocen y en ese reconocimiento, ese saber que no están solos, que alguien más siente con ellos y como ellos, vuelven a casa melancólicos pero, a la vez, satisfechos porque en sus corazones no deja de llover y, así, continúa la vida, continúa el mundo y continuarán llenándose teatros siempre que los programadores con olfato encuentren propuestas como esta y las hagan girar y girar.

Autor: Andrew Bovell (traducido por Jorge Muriel)
Dirección: Julián Fuentes Reta
Producción: Teatro Español
Escenografía y vídeo: Iván Arroyo
Iluminación: Jesús Almendro
Vestuario y atrezzo: Berta Grasset
Música original: Iñaki Rubio
Con (por orden alfabético): Pilar Gómez (Elizabeth, joven), Borja Maestre (Andrew Price), Jorge Muriel (Gabriel Law), Pepe Ocio (Henry Law), Susi Sánchez (Gabriela, adulta), Ángel Savín (Gabriel York), Consuelo Trujillo (Elizabeth, adulta), Ángela Villar (Gabriela, joven) y Felipe G. Vélez (Joe Ryan)

Página Web: http://www.teatroespanol.es/programacion_teatro_espanol_madrid/ficha/cuando-deje-de-llover?id_agenda=331

 

educadorAlaska

Educador social en Alaska, la risa melancólica de la necesidad

Una nueva y pequeña sala madrileña, La Nao 8, acoge un pequeño y sencillo montaje. No es nuevo. Lleva cinco años triunfando en Cataluña y, hasta ahora, a pesar del éxito y de teatros llenos, no se le ocurrió a ningún programador moverla fuera del territorio, de la región. Y en este momento, cuando se hace, se estrena casi de tapadillo en Madrid, en miércoles, y, como se ha dicho, en un teatro nuevo que todavía no se ha metido en la costumbre de los espectadores ni de los programadores, en sus rutinas teatrales, que tiene que crearse un público. Esta obra, si tiene el éxito que se merece, sin duda le ayudará a crearlo. Y debería tenerlo pues tiene historia, la historia de un educador social en Alaska, una Alaska muy cercana, que se encuentra en la esquina de nuestras propias casas, donde lo terrible no es ya lo que sucede sino cómo se vive eso que pasa.

Tanta necesidad y tan poco con que cubrirla. Si acaso la palabra, la palabra viciada por la necesidad, y el compromiso de los que piensan, ¿equivocadamente?, que un mundo mejor es posible, educadores sociales que sobre el terreno comprueban como la realidad les cambia todas las ideas pero no su amor a unas personas egoístas, malolientes, irritantes, demandantes. Personas a las que acompañan en su pena y a las que ríen sus necesidades, la risa contagiosa de los payasos tristes y melancólicos de los que saben que la vida, que vivir, no tiene remedio. Que la vida es un enigma y Rafa Sánchez, el actor que la protagoniza, sabe contarlo sin resolverlo, encarnando a todos y cada uno de los personajes que convoca en escena, como un Lepage cualquiera al que la tramoya, la música, y todo artificio mecánico le hubiese abandonado pero no importase porque queda el actor y su compromiso con el presente y con hacerse presente en escena, sean muchos o pocos los asistentes, por los que se bate el cobre. Igual su educador social se bate el cobre por aquellos que convoca en escena todos los que llaman a la puerta de su institucionalizado despacho o le llaman a gritos por la calle.

Autor: Basado en el libro Educador social en Alaska de Sera Sánchez
Directores: Nuria Inglada y Rafa Sánchez
Producción: Factoría Los Sánchez
Con (por orden alfabético): Rafa Sánchez
Página Web: http://lanao8teatro.com/cartelera/educador-social-en-alaska/

 

 

needles-and-opium

El FdOaP 14-15, un festival a velocidad de crucero

Poco a poco se va desgranando la programación del Festival de Otoño a Primavera (FdOaP) 14-15 de la Comunidad de Madrid. Los días pasan con sus fatigas pero las promesas del programa y sus expectativas se van cumpliendo para todos aquellos que acuden cada noche a un estreno.

Da igual que sean espectáculos escondidos para el gran público como los de Vaivén de Antonio Ruz y Juan Kruz Díaz en La Cuarta Pared y A coming community de la compañía belga CAMPO en la Pradillo, dos coreografías no aptas para todos los públicos, de teatro pequeño en término de número de butacas, pero grandes por lo que muestran y por como trabajan la presencia del cuerpo, el sonido y la voz para hacer sentir y pensar y, atención, también hacer reír. O las inglesas The Table de los marionetistas de Blind Summit Theatre y Tomorrow’s parties de Forced Entertaiment que vienen de otro mundo teatral que no deja de ser el nuestro para contar el presente desde el pasado, desde el Antiguo Testamento, como intentan los primeros, o contando un posible futuro, como hacen los segundos. También pueden ser de los que atraen todas las miradas, todos los oídos, de los que agotan todas las entradas que se pongan a la venta y más, motivo por el que se programan en la Sala Roja de los Teatros del Canal. Como FLA.CO.MEN del siempre sorprendente Israel Galván, que en esta ocasión se lleva de calle al público, a la crítica, y a todo el que se le ponga por delante. Y Needles and Opium, el ligero Lepage de esta edición, que sin ser un espectáculo redondo siempre habrá quién viéndolo primera vez se apunte sin tardar a la secta de la que ya forman legión no solo espectadores, sino profesionales como Alicia Moreno, Irene Escolar, Nuria Espert, Adolfo Simón, Alberto San Juan y muchos más que se concentran para verlo y aplaudirlo. Un paisaje diverso que se completa con un nuevo montaje del clásico Cyrano de Bergerac de Rostand en el que desentonan las pocas pinceladas de modernidad que le da Lavaudant, el director, a una propuesta que por lo demás se presenta como un clásico para seguir emocionando con el monólogo “Non, merci!” cuando es dicho por un actor como Patrick Pineau que protagoniza la obra.

Obras que le están dando a este festival una velocidad de crucero que convierten la calidad y el riesgo, o el riesgo y la calidad, en una de sus constantes y de las constantes del teatro que se puede ver en Madrid y, por tanto, en España. Ojalá lo conviertan en una constante del teatro que se puede hacer en Madrid y, por tanto, en España. Una costumbre, un hábito, que puedan mantener los profesionales porque el festival cree un público, una crítica, unos programadores y unos políticos que sepan apreciar lo que este tipo de producciones ofrecen y sepan apostar porque también se hagan en nuestro país dedicándole recursos, atención en los medios y, por supuesto, comprando muchas, muchas entradas.

 

Cyrano de Bergerac

Autor: Edmond Rostand
Director: Georges Lavaudant
Dramaturgia: Daniel Loayza
Producción: LG Théâtre, MC93 Maison de la Culture de la Seine-Saint-Denis, Les Nuits de
Fourvière / Département du Rhône, Les Gémeaux / Sceaux / Scène Nationale
Decorado y vestuario: Jean-Pierre Vergier
Maquillaje y efectos especiales: Sylvie Cailler
Pelucas: Jocelyne Milazzo
Sonido: Jean-Louis Imbert
Iluminación: Georges Lavaudant
Vídeo: Mathias Szlamowicz
Maestro de esgrima: François Rostain
Con (por orden alfabético): Gilles Arbona (De Guiche), Astrid Bas (La dueña / Mère Marguerite), Frédéric Borie (Christian), Marina Boudra (Criada / Aprendiz / Sor Claire / Cadete), David Bursztein (Burgués / Mosquetero / Cadete), Olivier Cruveiller (Ragueneau), Maxime Dambrin (Lignière / Cadete), Loïc-Emmanuel Deneuvy (Marqués / Aprendiz / Poeta / Cadete), Mathias Jung (Montfleury / Cadete / El capuchino), Marie Kauffmann (Roxane), Laurent Manzoni (Un importuno / Carbon de Castel Jaloux), Patrick Pineau (Cyrano), Emmanuelle Reymond (Lise / Actriz / Sor Marthe), Jean-Philippe Salério (Le Bret), Julien Testard (Marqués / Aprendiz / Poeta / Cadete), Bernard Vergne (Bellerose / Cadete / Bertrandou) y Alexandre Zeff (Valvert / Aprendiz / Poeta / Cadete).
Página Web: www.mc93.com


Needles and opium

Autor: Robert Lepage, contiene extractos de A letter to Americans, Opium, The diary of Care de Jean Cocteau. Traducción al inglés por Jenny Montgomery
Dirección: Robert Lepage
Producción: Ex Machina
Escenografía: Carl Fillion
Utilería: Claudia Gendreau
Música y sonido: Jean-Sébastien Côté
Iluminación: Bruno Matte
Vestuario: François St-Aubin
Imágenes: Lionel Arnould
Intérpretes: Marc Labrèche y Wellesley Robertson III
Página Web: www.lacaserne.net

 

Tomorrow’s parties

Concebido y diseñado por la compañía: Robin Arthur, Tim Etchells, Richard Lowdon, Claire Marshall, Cathy Naden y Terry O’Connor
Dirección: Tim Etchells
Diseño: Richard Lowdon
Diseño de iluminación: Francis Stevenson
Producción: Ray Rennie and Jim Harrison
Coproductores: Tomorrow’s Parties es una producción de Belluard Bollwerk International, que ha sido posible gracias a la contribución a la cultura del Canton of Fribourg. En coproducción con BIT Teatergarasjen (Bergen), Internationales Sommerfestival (Hamburgo), Kaaitheater (Bruselas), Kunstlerhaus Mousonturm (Frankfurt), Theaterhaus Gessnerallee (Zurich) y Sheffield City Council. Con el apoyo de la Stanley Thomas Johnson Foundation.
Con (por orden alfabético): Dos interpretes de los siguientes componentes permanentes de la compañía Robin Arthur, Richard Lowdon, Claire Marshall, Cathy Naden y Terry O’Connor.
Página Web: http://www.forcedentertainment.com

 

The table

Dirección: Mark Down
Una creación de: Blind Summit Theatre
Construcción y diseño de marionetas: Nick Barnes
Con (por orden alfabético): Laura Caldow, Mark Down, Sean Garrat
Página Web: www.blindsummit.com

 

A coming communinty

Concepción e interpretación: Pieter Ampe, Guilherme Garrido, Hermann Heisig y Nuno Lucas Asistente de dramaturgia: Louise Van Den Eede
Producción de: CAMPO (Gante, Bélgica)
Coproductores: Kunstenfestivaldesarts, Bruselas; Alkantara, Lisboa; Tanz Im August, Berlín; y La Bâtie, Festival de Ginebra, Suiza. Un proyecto coproducido por NXTSTP, con el apoyo del Programa Cultural de la Unión Europea.
Ojo externo de la compañía en a coming community: Robert Steijn
Técnica: Philippe Digneffe, Bennert Vancottem
Página Web: www.campo.nu

 

FLA.CO.MEN

Dirección, coreografía y baile: Israel Galván
Producción: a negros producciones
Músicos: David Lagos, Tomás de Perrate, Eloisa Cantón, Caracafé y Proyecto Lorca (Juan Jiménez Alba y Antonio Moreno)
Dirección artística y coreografía de Sevillanas: Pedro G. Romero
Dirección escénica y coreografía de Alegrías: Patricia Caballero
Página Web: http://www.anegro.net/index.php/israel-galvan/fla-co-men

 

Vaivén

Dirección, coreografía e interpretación: Juan Kruz Díaz de Garaio Esnaola y Antonio Ruz
Producción: Mercat de les Flors de Barcelona y del Grand Théâtre de la Ville de Luxembourg
Dirección y arreglos musicales: Juan Kruz Díaz de Garaio Esnaola
Diseño de luces y dirección técnica: Olga García
Concepción de escenografía y vestuario: Juan Kruz Díaz de Garaio Esnaola y Antonio Ruz
Ingeniero de grabación y asesor de sonido: Lutz Nerger
Página Web: http://www.antonioruz.com/works/vaiven/

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn