Organización : VI Congreso de la FAEE. Nueva ejecutiva y un plan ambicioso para mejorar la situación del sector artístico español

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

María San Martín

En el VI Congreso de la Federación de Artistas del Estado Español (FAEE), celebrado los días 13 y 14 de junio en el Círculo de Bellas Artes, se debatieron y analizaron los principales problemas que afectan en la actualidad a los artistas-intérpretes españoles para tratar de garantizarles un futuro más próspero y así dignificar el amplio sector artístico que esta federación representa.

De izda a dcha: Amparo Climent, Fernando Chinarro, Concha Rodríguez, Óscar Velasco y Carmen Cubillo

La FAEE nació con el compromiso de defender los intereses de los artistas-intérpretes en lo cultural, laboral y social. “Siempre intentando trabajar con nuestro mejor criterio en defensa de nuestros profesionales porque nos sentimos representativos”, comentó Jorge Bosso, secretario general de la Federación desde 1995 y también Secretario General de la Unión de Actores de Madrid.

Fernando Marín, portavoz de la ejecutiva
saliente de la FAEE

El congreso eligió la mesa encargada de llevar la conducción del mismo, con Amparo Climent como presidenta, Fernando Chinarro como vicepresidente, Concha Rodríguez y Óscar Velasco como vocales, y Carmen Cubillo como suplente, el primer día. Después de una excelente labor que agilizó la presentación de ponencias y el debate, al finalizar la segunda jornada la mesa concluyó su función pasando el testigo a la nueva comisión ejecutiva para los próximos cuatro años elegida por unanimidad por el propio congreso. Con Jorge Bosso como secretario general, la nueva ejecutiva, está compuesta por once integrantes, entre ellos: César Sánchez, secretario de Organización; Mercedes Zúñiga, secretaria de Internacional y Eva Parra, de Acción Sindical. Las demás secretarías con responsabilidad específica van a ser cubiertas por la propia ejecutiva a partir de los siete vocales representantes fijos de cada uno de los sindicatos que integran la federación estatal.

Foto de grupo de los asistentes al congreso

La nueva ejecutiva se encargará de analizar la problemática en la que se ven afectados los artistas e intérpretes del Estado español y tratará de cumplir, en la medida de lo posible, un programa muy ambicioso que recoge temas importantes como un impulso de lo público en el ámbito de las artes escénicas y de la cultura, la defensa de la propiedad intelectual de los artistas y la negociación de un nuevo convenio estatal del audiovisual, etc.

Al acto inaugural acudieron importantes personalidades como Fernando Lara, director general del ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales); Inés Sabanés, portavoz de IU en la Asamblea de Madrid; Amado Jiménez, director general de promoción cultural de la Consejería de la Comunidad de Madrid; Mercedes Lezcano del grupo parlamentario del PSOE de la Asamblea de Madrid y José Antonio Díaz, portavoz de Cultura también del PSOE de la Asamblea de Madrid; Fernando Lezcano, secretario de Comunicación Confederal de CCOO y Juan Sánchez, Secretario General de la Federación Estatal de servicios de UGT. Asimismo, estuvieron presentes otros representantes sectoriales de sindicatos de técnicos, artistas y medios de comunicación y asociaciones profesionales y empresariales.

Jorge Bosso informó de la asistencia al congreso de sindicatos en formación: Murcia y Extremadura. Sus representantes, al agradecer públicamente la invitación, recibieron un transparente y cálido apoyo de los miembros de la FAEE, quiénes les mostraron reiteradamente su interés en ayudarles en cuanto les fuera necesario. Además, Fernando Marín, portavoz de la ejecutiva saliente de FAEE, ofreció, a título personal, la posibilidad de ayuda de AISGE a estos nuevos sindicatos.

Objetivos para la legislatura 2008-2012

Se hizo un análisis de la situación del sector, para ver la realidad de la profesión actualmente, y tratar de adoptar las medidas adecuadas para mantenerla viva y con fuerza.

Uno de los principales objetivos para la nueva legislatura de FAEE es la negociación de un Convenio Colectivo para el Teatro y la Danza que abarque todo el Estado ya que, actualmente, en el ámbito representativo de la federación tan sólo la Comunidad de Madrid está regulada bajo un Convenio de Teatro.

Con este convenio se pretende llegar a proteger al sector de las artes escénicas a nivel estatal. Se habló, por ello, de la necesidad de crear una comisión en un período aún no definido, pero no muy largo, para estudiar las necesidades de cada Comunidad Autónoma y llegar, tal vez, a negociar un convenio marco con unos mínimos para cada autonomía. La ejecutiva estudiará la fórmula para llevarlo a cabo.

Asimismo, queda pendiente para este 2008 la denuncia del Convenio Estatal del Audiovisual que requiere un previo consenso de la parte social para que se pueda llegar a negociarlo de forma eficiente.

Para ello, se prevé crear una plataforma de negociación donde se expongan las necesidades de los artistas; uno de los temas importantes a regular es el trabajo de los actores en publicidad, y queda por ver si va a formar parte del convenio del audiovisual, o será una negociación aparte de otro convenio. De la parte empresarial se ha constituido una Federación de productores de publicidad, con lo cuál se cuenta con interlocutores válidos.

Otra línea de trabajo de FAEE en los próximos cuatro años, será la defensa de la propiedad intelectual, un derecho inherente a la profesión. Fernando Marín anunció: “Estamos preocupados, pero atentos a todas las maniobras de los detractores de nuestros derechos, de las compañías contrarias a la recaudación de la copia privada (…), a los partidos que nos han llamado paniaguados y mantenidos por el Gobierno, en la defensa de la propiedad intelectual”. Por lo tanto, la federación se compromete a aprobar los trabajos y la defensa que de ellos hace la sociedad de gestión AISGE.

Otro importante cometido será la defensa de lo público dentro del sector ante el peligro de privatización que está afectando a varios teatros, y muy probablemente al futuro Teatro del Canal, de Madrid, cuya gestión quieren privatizar. Se teme que éste sustituya al teatro Albéniz, tanto en teatro como en danza, según informó Fernando Marín. Por ello, –se dijo– se ha de exigir a la Comunidad de Madrid que se consulte con los profesionales del sector para ver a qué se va a dedicar el Teatro del Canal y exigir que sea de titularidad pública, ya que está construido con dinero público. Tanto las administraciones autonómicas como locales, así como el Gobierno estatal están obligados constitucionalmente, según el artículo 44 de la Constitución: “Los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho” a promover e invertir en la cultura. Sin embargo, actualmente, el presupuesto del Ministerio de Cultura es el segundo más bajo del presupuesto general.

Aunque habitualmente se asocie tan sólo con el entretenimiento, la cultura constituye un servicio público. “La cultura –según expuso Fernando Marín en la presentación de la ponencia marco– puede y debe tener rentabilidad económica, (de hecho representa más del 4% del PIB), pero su fundamento principal desde los poderes públicos es la rentabilidad social. No hay duda de que la labor de los artistas enriquece el panorama cultural. Por ello la FAEE se mostró a favor de la excepción cultural para impedir así que las producciones artísticas no se rijan exclusivamente por las leyes del mercado.

Este es, según se informó, el programa más ambicioso que se ha hecho en la federación.

Actividades realizadas en la anterior legislatura 2004-2008

“Nuestra actividad principal –apuntó Jorge Bosso– ha sido la que tiene que ver con la política cultural, sindical y social”. La asignatura pendiente para los próximos años es “intentar extender al intercambio de cursos de formación profesional y cultural entre las organizaciones miembros de esta federación”.

A partir de 2006 y hasta finales de 2007 la prioridad la ocupó la Ley de Cine, aprobada en diciembre del año pasado. La FAEE, desde el principio, formó parte de la Plataforma de Defensa del Cine, integrada por 25 organizaciones del sector, que intentó conseguir el apoyo del Ministerio de Cultura para un congreso y una Ley de Cine. El Ministerio presentó el borrador del Proyecto de Ley de Cine a fines del 2006 y la FAEE, junto con OSAEE, TACE y AISGE, participó activamente en la presentación de enmiendas y en su negociación con representantes políticos durante todo el transcurso del 2007, hasta la aprobación final de la Ley por unanimidad en el Congreso, en diciembre del 2007.

Además, y a pesar de las dificultades que está suponiendo que la Agencia Tributaria llegue a aceptar que en la declaración del IRPF se deduzcan los pagos por regularizaciones retroactivas efectuados a la Tesorería General de la Seguridad Social, en la modalidad de cotización por retribuciones, en estos cuatro años se han logrado avances prácticos en lo que se refiere a la Seguridad Social: actualmente la Tesorería General, además de publicar un documento informativo, envía a los trabajadores documentación donde se explica la cantidad que corresponde pagar a cada uno, según los casos concretos. Se manifestó con claridad que será necesaria una nueva negociación del tema de la Seguridad Social en cuanto se logre que las regularizaciones se actualicen y haya que pagar directamente por el año anterior.

También se presentaron enmiendas a la Ley de Educación en lo referente a las enseñanzas artísticas, para que las clases de teatro y danza se impartan por profesionales de estas disciplinas artísticas, y no por profesores de educación física, lengua, literatura o música. En el 2008 se celebró una reunión de Comisión Paritaria del Convenio Audiovisual con CCOO, UGT, OSSAEE y FAEE para denunciar la contratación de actores como figuración especial, categoría inexistente y no recogida en el convenio vigente.

La FAEE

“Este sexto congreso habla de una federación con una historia previa y también de gente, de personas, actores y actrices que han dedicado sus mejores esfuerzos en períodos anteriores”, según palabras de Jorge Bosso.

La FAEE asume la representación a nivel nacional e internacional en todo tipo de negociación laboral, social y de política cultural que implique al sector y está compuesta por siete sindicatos: cinco de actores (Unión de Actores de Madrid, Unión de Actores e Intérpretes de Andalucía, Unión de Actores de Málaga, Unión de Actores de Castilla y León y Unión de Actores de Asturias) y dos de bailarines (Asociación de Profesionales de la Danza y Associació D’Professionals de la Dança de Catalunya). Actualmente suma más de 4.000 profesionales afiliados a nivel estatal. El primer congreso constitutivo de la actual FAEE se celebró hace 19 años, en 1989, en Barcelona, con el nombre entonces de Federación de la Unión de Actores del Estado Español. Los siguientes, en 1993, 1995, 2000 y 2004, marcaron momentos decisivos en la breve, pero intensa historia de la federación. En el quinto congreso se cambió el nombre de Federación de Actores del Estado Español por Federación de Artistas del Estado Español para así incluir también a los bailarines.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn