Palabros de teatro 109

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

palabros-de-teatro-110El “Listón” del “General” pinchó la “Chuleta”, la metió en la “Cazuela” y la puso en la “Parrilla”. Pero el “Cabo” “Metemuertos” le dio un “Abucheo”, dijo “No”, le dio con el “Pie”, le tiró al “Corral” y engordó la “Botarga” de su “Faldeta”.

LISTÓN.- No, no son los que a costa de los demás se dan la gran vida, ni los listillos, o rémoras que viven de lo que les sobra a los primeros; aún no hemos encontrado el remedio para acabar con esta plaga. En el Teatro, que es fundamental para la cultura, el Listón es una tabla estrecha de madera de 2×5 centímetros y largo indefinido, que sirve, con otros varios, para montar los decorados, sobre todo cuando estos decorados eran de papel o de tela.

GENERAL.- Lo primero que me viene a la cabeza es el mal recuerdo del “General” más joven de España, el traidor a la República, el que nos mantuvo en una dictadura durante 40 años el… el… Y para más INRI murió en la cama y aún está por juzgar. Mis tíos, mi padre, mi abuelo y un millón más lo están esperando. En el Teatro, “General” no es el que más manda, sino el que menos tiene; las entradas de “General” son las más baratas, las de arriba, las que ocupan los verdaderos amantes del Teatro, las que están en el “Paraíso” (otro palabro). Lo contrario de “General” es “Preferencia” (otro palabro) que no es lo mismo que Preferentes, algunos de los que siempre van a preferencia, son los que nos han estafado con las Preferentes “bancarias”, qué coincidencia, ¿verdad?

CHULETA.- Igual que en los estudios es valerse de un escrito clandestino y oculto para ayudarse en decir lo que no sabes o tienes dudas del mismo. En una escena, un compañero escribió una chuleta en el mármol del velador donde figuraba que iban a tomar café, vino diligente el camarero y, muy en su papel, limpió el mármol de la mesa y se cargó el texto chuletero. Las cosas que le dijo después de la grabación el actor perjudicado, nunca se supo si fue parte de la interpretación del camarero o si fue una bromita de mal gusto. Yo las he hecho, hasta en el quicio de una ventana por la que me asomaba; eran los tiempos de los Estudios 1 donde no teníamos tiempo de memorizar todo el trabajo que teníamos.

CAZUELA.- Es el patio de butacas, donde está la preferencia, donde van los instigadores de las “Preferentes”, ya podrán después de engañarnos con miles de millones. Antiguamente no había butacas y solo iban las mujeres, eso dice la historia. También es un recipiente redondo de cocina donde unos guisan faisanes y corderos y otras patatas viudas.

PARRILLA.- No es la “Parrilla” donde en el año 258 d.C. asaron en Roma a San Lorenzo, patrón de los bomberos. Yo creo que los valencianos queman su bonitas Fallas en recuerdo del santo. En el Teatro es todo distinto, por eso enriquece la cultura universal y no es solo entretenimiento, como dice algún memo. La “Parrilla” es un enrejado o peine de metal, donde se colocan los focos que iluminan el escenario y a los Actores; algunos directores solo iluminan el decorado.

CABO.- No he podido encontrar en el diccionario la definición de “Cabo”, relativa al Teatro, pero haberla, “haila”. En el vestuario de los Actores, no hace demasiado tiempo, se les llamaba “Cabos” a las pequeñas prendas que acompañaban al vestuario principal, como camisas, calcetines, corbatas, zapatos, pañuelos, etc. Hay infinidad de definiciones para la palabra “Cabo”, algunas muy pintorescas, no las voy a destacar aquí, están en el diccionario, pero me quedo con el Cabo San Vicente, allí los días claros se ve hervir el mar cuando engulle, al atardecer, al poderoso Sol.

METEMUERTOS.- Así se llama al personal técnico y encargado de sacar de escena los muebles y enseres que ya no se necesitan para la acción. La auténtica raíz del nombre nace con los Corrales de Comedias. Como no existía el telón y los cambios de las distintas escenas se realizaban a la vista del público, al cambiar éstas, si en ellas moría algún personaje, era muy ridículo que estos se levantaran por su cuenta, rompiendo el encanto de la escena. Imaginemos al Comendador y a don Luis levantándose en la escena de la “Quinta” después de ser muertos por don Juan; sería motivo de risas con toda seguridad. En estos casos los “Metemuertos” y “Sacamuertos”, que también así se llamaban, los retiraban de escena haciendo más real la muerte de los personajes.

ABUCHEO.- En el congreso se oyen muy frecuentemente sonoros abucheos de unos y otros diputados, cuando nos obsequian con sus charlas o discursos llenos de nada positivo para el resto del país. Serían menos sonoros si hubiera la mitad de esos señores que solo se dedican a obedecer la voz de su amo, apretando un botón y cobrar un montón. En el Teatro, ya casi no se abuchea; se hacía antes cuando la obra, o la dirección o algún Actor no era del agrado del distinguido público. ¡Ojalá se siguiera haciendo, menos intrusismo tendríamos que soportar!

NO.- “No” no debía incluirlo entre mis Palabros, ya que se trata del Teatro Japonés; es lo más parecido a nuestro Teatro Clásico y suele tener una duración de 6 horas como poco, los españoles no tenemos tanto aguante, claro que si es muy bueno…

PIE.- No cambiar el “Pie”, dar el “Pie”, hablar a “Pie”, no pisar el “Pie”, respetar el “Pie”… Todo esto que parecen incongruencias, son fundamentales en el Teatro. El “Pie” es la última frase con la que termina de hablar un Actor, dando entrada a que otro diga la siguiente frase. Parece sencillo pero no lo es; por el contrario, es muy importante para evitar pausas innecesarias y “Baches” (otro palabro) que rompen el ritmo de la escena.

CORRAL.- Y no me refiero a ese lugar cerrado y descubierto donde se encierran a las gallinas, los cerdos, los cabrones, etc. Y tampoco me refiero a algunos empresarios que se portan como estos últimos. En realidad eran unos patios o Corrales donde durante el día solían pastar los animales y de noche los comediantes y el público. De todas formas, se les llamaba Corral de Comedias para que no hubiera confusiones.

BOTARGA.- Estás abotargado, hinchado como una bota. La “Botarga” en el argot teatral, es una barriga postiza que sirve para aumentar el tamaño de la panza. Tenía 13 años, estaba de vacaciones, la compañía de mis padres representaba Don Juan Tenorio y el Actor que hacia el personaje de Butarelli se puso malo. “¿Quién puede sustituirle?”. “El niño”. Y al niño, que se sabía todos los papeles de la obra, le pusieron una “Botarga”, una peluca, le maquillaron y a escena. No se podía suspender, sólo lo hice ese día, pero aún no se me han olvidado los versos que decía el personaje, ¡qué tiempos!, todos los días una obra distinta, 100 obras de repertorio, ¡qué escuela para los Actores!

FALDETA.- Es… la minifalda del telón, los volantes. Los telones de guillotina tienen en la parte inferior una “Faldeta” suelta que al bajarse llegaba hasta el suelo impidiendo que desde el público se viera el escenario. Servía también de adorno, y sobre todo, para evitar y avisar a los Actores que en los saludos se adelantan demasiado y les pueda pillar la barra donde va sujeta la “Faldeta”. No sería la primera vez. “Salgo a escena”, “Baja el Telón”, “Me pilla a mí debajo”. ¿Título de una película? “El Piyao-yo”, je, je.

Autor: Manuel Gallardo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn