Palabros de teatro 111

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

palabros-de-teatro-110Ese “TIPO” de “DIRECTOR”, “REGRUESO” y su “SALTIMBANQUI” “SEGUNDÓN” del “ESPAÑOL”, son un “CAMELO”, “MALO”, dan la “MURGA” al “PÚBLICO” con su “PROGRAMACIÓN”: Son unos “CHORIZOS” que sólo les preocupa su “NÓMINA”. Forcemos la “SUSTITUCIÓN” de estos “TÍTERES, entremos en “ACCIÓN” dándoles un “ABUCHEO” y un buen “TIRO” debajo de la “BARBA”.

TIPO: No confundir con “Tipejo” que significa “persona ridícula y despreciable” y que en esta revista se hace alusión a algunos de ellos. (Adivina, adivinanza; ¿Quién sólo piensa en su panza?) Esperemos que duren poco para el bien de los Actores y del Teatro. Se dice de TIPO que es “un modelo ejemplar o símbolo representativo de algo”. En el Teatro se llama Tipo a los personajes que por tener unas características especiales, destacan de los demás, no suelen ser los protagonistas, pero siempre son personajes destacados y muy lucidos.
DIRECTOR: ¡¡Ah!! Los Directores. ¿Por qué se empeñarán en ser el ombligo de los espectáculos? En algunos montajes, su labor es muy estimable, pero en otros… ¿Porqué dejan que algunos Actores, no se les entienda? ¿Por qué, que no se les oiga? ¿Por qué se empeñan en dirigir verso, cuando no saben ni lo que es un “ripio”? ¿Por qué habiendo fracasado como Actores, se complacen, al dirigirles, para hacerles la puñeta? ¿Por qué no quieren dirigir a los Actores que saben más que ellos? Desde aquí mi más enérgico repudio, para estos ineptos de la escena. Y, desde aquí, mi mayor respeto a los que aportan su saber en beneficio del espectáculo y de los Actores. Eso es un Director, el que sabe conjugar las ideas del Autor y la personalidad de los Actores, el que armoniza el vestuario, la iluminación, el decorado, la puesta en escena… el que se olvida de su protagonismo, para dárselo a la representación. Gracias Directores con talento.
REGRUESO: No es un individuo que sea más que grueso, ni alguien que sólo piense en engordar su economía, ni alguien escogido a dedo, que no le interesan para nada los Actores. No. Regrueso es solo un listón tabla o madera que sirve para aumentar el grueso de las paredes del decorado. Esto, sirve para algo, los otros no.
SALTIMBANQUI: O sea, saltador de bancos, yo le llamaría, saltador de teatros, especie de titiritero que hace lo que le pidan para conseguir un puestecillo, ya que no sirve para otra cosa, mentiroso, charlatán, correveidile, sin opinión propia, hacedor de cabriolas para secundar la voz de su amo, sin opinión ni palabra en la que se pueda confiar.
SEGUNDÓN: El que aspira a ser primero y no tiene condiciones para serlo. Eso les pasa a algunos politiquillos y a algunos actores que se pasan la vida haciendo papeles de segundo, porque no dan para más.
ESPAÑOL: No sólo significa haber nacido en este país tan estupendo como es España. Sino que el Teatro más importante de Madrid se llama Español, antes Del Príncipe, y anteriormente Corral de la Pacheca. Nombres llenos de historia, de éxitos y de grandes Actores. Actualmente lo quieren convertir en un Cortijo al mando de unos Capataces. Muchos Actores tienen el deseo de trabajar en este Teatro, por lo que hay que tener mucho cuidado al nombrar a las personas que deban dirigirlo. El Teatro Español es de los Madrileños, y de los Actores, no de quienes no tienen nada que ver con el teatro, por que no lo aman y solo les interesa su sueldo.
CAMELO: Un Camulo es esto, decir una frase equivocada, que generalmente es causa de risa entre los compañeros de escena, y el comentario del público que pregunta a su compañera de butaca, “¿Qué ha dicho?” El Teatro está repleto de Camalos famosos que llenan las tertulias y los encuentros de café. También puede ser una mentira.
MALO: El Papel del Malo, el malo de la película. Pero a veces hay que decir: ¡Que Actor más malo! De los buenos no se dice lo que se merecen. ¿Por qué será? No olvidemos que estamos en el país de la envidia.
MURGA: Incomodar, molestar. Teatralmente es un grupo de músicos de más o menos cualidades, que tratan de ganarse el sustento haciendo pequeñas interpretaciones de su arte musical y con textos que suelen ser mordaces, críticos, o al menos graciosos, tenemos un buen ejemplo en las Murgas de Cádiz, que está llenas de ingenio, crítica y gracia.
PÚBLICO: El Público es el termómetro del éxito del Teatro, sin él no hay Teatro, al menos se necesitarían, para que surja el Teatro, un Actor y un espectador, sin uno de los dos no existiría el Teatro. Se emplean en el léxico Teatral muchas frases hechas: “El Público está frío, no está, se corta el silencio del público, no se entera, está pintado…etc. Pero en definitiva el Público, con el Actor, son el Teatro y sin ellos no existiría. ¡Qué belleza ver un teatro lleno rompiéndose las manos aplaudiendo! ¡Viva el Teatro!
PROGRAMACIÓN: Es prevenir, con antelación, las obras que se van a representar en un teatro durante una o varias temporadas. Antiguamente, las compañías tenían un repertorio, (otro palabro) de obras que iban cambiando cuando bajaba la presencia del público en alguna de ellas. En la actualidad solo los teatros oficiales preparan su programación anticipadamente, son los que pueden hacerlo, ya que las empresas particulares o privadas, dependen del éxito de público.
CHORIZOS: Aparte de ese embutido de carne de cerdo picada, y de algunos empresarios que se quieren quedar con todo, también se llama así al contrapeso de los volatineros. También se les decía Panduros, que eran tropas irregulares muy belicosas y feroces y que eran entusiastas de los Caños del Peral, anteriores al Teatro Real de Madrid.
NÓMINA: Fuera de la profesión se dice: “Sábado, sabadete, Nómina y Polvete”. Creo que esto es general, pero como las únicas Nóminas que he cobrado son de mis trabajos como Actor, me quedo con la frase. También es, una lista de nombres, una reliquia antigua, un amuleto, pero a nosotros lo que nos importa es que la Nómina nos llegue cada semana o cada mes que es como pagan los teatros nacionales.
SUSTITUCIÓN: Cuando se produce alguna sustitución, inesperada, se suele decir que el Actor que sustituye sale o hace un Toro (otro palabro) cuando teníamos apuntadores en la Concha, eran más llevaderos, pero ahora es un “mata Actores” ya que nadie sabe lo que se sufre. Si os contara alguna de mis sustituciones os costaría trabajo creerlo.
TÍTERES: Diversión pública de Volatineros (otro palabro) y Acróbatas. Muñecos vestidos figurando personajes, que en un pequeño Teatrillo, representan obras cortas, generalmente dedicadas al mundo infantil, y que son movidas por hilos o con las manos ocultas en su interior. Se han llegado a hacer obras de gran calidad de Lorca y Operas de Mozart. A veces también decimos: Ese es un títere de quien le gobierna.
ACCIÓN: En el Teatro y otros géneros, serie de hechos encadenados que forman el contenido de una obra. Este palabro se emplea principalmente en el cine, cuando al comenzar una escena o secuencia el director grita ¡Acción! y los Actores comienzan su trabajo. Algunos directores, procedentes del cine que dirigen teatro, también lo sueltan, no sé si por costumbre, o para demostrar que dirigen películas.
ABUCHEO: Terrible debe ser oírlo en un Teatro, bien sea dirigido a toda la obra, lo cual es más llevadero, por que se reparte entre todos los que han participado, o dirigido a un Actor en particular. Desgraciadamente ya el público, ni siquiera los estrenistas (otro palabro), se atreven a demostrar su reprobación y repulsa con gritos o abucheos a lo que se les está ofreciendo sobre la escena, sobre todo si el espectáculo es costeado con los dineros de los Españoles. Debíamos volver a los tiempos en los que se abucheaba a lo que no era representable. Solo en los Toros, el Respetable se atreve a hacerlo.
TIRO: De las muchas definiciones de tiro, me quedo con la que dice: “Salir el tiro por la culata” o sea, que la bala que te tiran a ti, se carga al que te quiere hacer daño. En el Teatro al que ya no se va vestido de “Tiros largos” tiro se llama a cada una de las cuerdas que sujetan las varas que penden del telar (otro palabro) y sirven para colgar los decorados.
BARBA: No voy a explicar lo que es una barba, que se lo pregunten a los niños, cuando se les da un beso con ella, particularmente pocas veces me he pegado una barba, ¡qué molestia! He preferido dejármela crecer, queda infinitamente mejor. También antiguamente, los Actores mayores, si les preguntabas que papel hacían, respondían, “un papel de barba”, el justo para mi edad, aunque no tuvieran que ponerse barba.

Manuel Gallardo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn