Palabros de teatro: En los “cortos” las “glorias” se las lleva el “autor” del “montaje” y del “libreto”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En los CORTOS nunca hay PREMIOS ni DIETAS para los CÓMICOS, las GLORIAS se las lleva el AUTOR del MONTAJE y del LIBRETO.  Sí suelen cobrar, los de ILUMNACIÓN, DECORADOS, TECNICOS, GUARDARROPÍA, PELUQUERÍA, CÁMARAS,  etc. Y, si hay ÉXITO, es para el EMPRESARIO. pues que se haga COMEDIANTE y RUEDE él solo

CORTOS

“¿Qué hacemos? No tenemos dinero para hacer un corto.” “No te preocupes, no pagamos a los actores y listo.” “Es verdad, como son muchos, siempre encontraremos a alguno que lo haga sin cobrar”. Y lo malo es que lo encuentran y ya se ha establecido una costumbre obligada. El actor, el verdadero artífice del espectáculo, el que sin él no habría trabajo actoral. El que sin él, los demás integrantes del mal llamado corto, no tendrían nada que hacer. Es el que no cobra.

Si la primera vez que nos lo propusieron hubiésemos dicho que sin cobrar los Actores no trabajan, no se hubiese propagado este mal que es aprovechado solo por unos cuantos vivales. Cuándo nos vamos a convencer de que somos los Actores la pieza fundamental del cine, la televisión, el teatro y otros movimientos escénicos. Sin los Actores no existirían esos maravillosos teatros que hay por el mundo.

¿De qué vivirían los empresarios de sus paredes y los de las compañías? ¿Los Directores a quien iban a dirigir? ¿Para quién se harían decorados? Iluminadores, cámaras, técnicos y un sinfín de personajes y ocupaciones están y son, porque son y están los actores, que casualmente son los que no cobran. Nunca es tarde para derogar esta injusta costumbre. Os dejo un ejemplo de cómo se puede hacer:


HOLA XXX

ME SIGUE GUSTANDO EL PROYECTO Y LOS ACTORES  CON LOS QUE PIENSAS CONTAR.

 TE CUENTO:

YO LLEVO MAS DE 30 AÑOS CON PROPUESTAS DE HACER CORTOS EN LOS QUE COMO EL TUYO NO HABÍA PRESUPUESTO PARA LOS ACTORES, Y ME HE NEGADO A HACERLOS, POR CONSIDERAR, QUE SI HABÍA PRESUPUESTOS PARA LAS DEMÁS NECESIDADES DEL RODAJE, TAMBIÉN DEBÍA HABERLOS PARA LOS  ACTORES.

SÉ QUE EN LA MAYORÍA DE LOS CASOS, LA PARTE ECONÓMICA ES MUY JUSTA,  PERO TAMBIÉN  CREO INJUSTO QUE ESTOS INDISPENSABLES PROFESIONALES NO TENGAN SU COMPENSACIÓN ECONÓMICA.

ES UNA CUESTIÓN DE ÉTICA PROFESIONAL, QUE COMO DIGO, HE MANTENIDO SIEMPRE Y NO QUISIERA AHORA ROMPERLA.

ESPERO LO COMPRENDAS Y ESTOY A TU DISPOSICIÓN  PARA OTROS PROYECTOS.

ME GUSTARIA VER EL TRABAJO TERMINADO, SI ME AVISAS PROMETO IR.

UN ABRAZO.     MANUEL  GALLARDO

 

PREMIOS

Son esas compensaciones que de tarde en tarde recibimos los actores cuando alguien reconoce  lo difícil y bello de nuestro trabajo, por el que tenemos derecho a una recompensa no solo económica. Suelen ser estatuillas o cosas creadas con más o menos gusto, pero que siempre se guardan en un lugar preferente de nuestros hogares.

DIETAS

Algunos empresarios nos quieren camuflar las dietas o rebajarlas. Solo nos las dan cuando salimos de gira, ¡pero cuánto les cuesta!, como si en gira no comiéramos. Pagarnos por nuestro trabajo, bueno, pero hacerlo para que comamos fuera de nuestra casa ya no les gusta tanto.

CÓMICO

El que hace reír, el que hace llorar, el que te emociona, el que te hace pensar, el que te entretiene, el que denuncia las injusticias que nos rodean, el que iba de legua en legua repartiendo su arte, el valladar de la cultura… eso y mucho más, es ser cómico y tenemos que estar orgullosos de serlo.

GLORIAS

La gloria, entre otras definiciones, es también la parte delantera del escenario, que se suele llamar corbata, también cuando se hace descender a algún actor desde el telar, pero lo más común es llamar glorias a las repetidas subidas y bajadas del telón al terminar las funciones de teatro para recibir los aplausos de los espectadores. (Y en contadas ocasiones, los pateos o silbidos, aunque estos últimos los mezclan con los aplausos positivamente).

AUTOR

El Diccionario dice: “El que entre los cómicos antiguos cuidaba de administras los intereses de las compañías.” Con todo respeto, creo que se equivoca. El autor de aquellos maravillosos cómicos, era el que escribía los textos y luego los representaba. Los cómicos de entonces eran autodidactas totales, no necesitaban que les escribieran los textos, se dirigían ellos mismos, pintaban sus propios decorados, encendían las candilejas con velones y eran sus propios empresarios, ahora todas estas ocupaciones la han aprovechado unos listos, dejando la labor del actor en último lugar, nos han comido el terreno.

MONTAJE

En la actualidad se llama montaje a la total preparación de una obra de Teatro que se va a representar y que va desde escoger a los actores para representar los personajes hasta decidir los decorados, vestuario, etc. En el cine se llama a los empalmes de los distintos planos rodados de la película.

LIBRETO

Es el texto que los autores han escrito y nos dan para que lo representemos sobre un escenario o cualquier otro lugar.

ILUMINACIÓN

En la época de las cavernas se iluminaría a los actores que contaban sus historias, con antorchas, luego fue con velas, colocadas en las candilejas (otro palabro) ahora las luces, focos etc. son fundamentales en las representaciones, aunque a veces los directores se preocupan más de que iluminen los decorados y situaciones, que las caras de los actores.

DECORADOS

Son los que por medio de telones pintados, alcahuetas, bambalinas, etc. nos dicen el aposento o lugar donde se desarrolla la representación, en la actualidad casi todos los decorados son corpóreos, de madera o materiales sólidos, ya que dan más aspecto de realidad. En el cine y la televisión, son verdaderas obras arquitectónicas, hechas con todo tipo de materiales.

TÉCNICOS

Son los que procuran que el espectáculo salga sin fallos, no se les ve, ni forman parte de la representación, pero ahí están, en silencio, pero eficaces, una vez empezada la representación el regidor (otro palabro) es el responsable de todos los efectos que se producen en la representación.

GUARDARROPÍA

Es el conjunto de vestuarios que se emplean en una representación, salvo cuando los figurinistas se encargan de diseñar y crear los figurines de los distintos personajes.

PELUQUERÍA

En homenaje a Antoñita, la peluquera del Teatro Español de Madrid, yo diría que es ella el alma de esta profesión, no solo peina maravillosamente, sino que hace pelucas y todo tipo de apliques necesarios para cualquier personaje, en distintas épocas y además, es una bellísima persona.

CÁMARA

Aparato que consta de un objetivo colocado en una cámara oscura, en cuyo fondo se coloca una película sensible que graba imágenes. Eso es para el cine o la televisión. En el Teatro, las cámaras son unos grandes telones lisos, negros o muy oscuros, que suplen a decorados más sofisticados y caros, que son fáciles de transportar sobre todo cuando se hacen bolos. Hubo un tiempo en el que para hacer un teatro pasajero trasportable y de pocos gastos, se utilizaba como decorado una cámara y que se llamó “Teatro de Cámara”. También se utiliza para conferencias, recitales y pequeños eventos culturales.

ÉXITO

Resultado feliz de lo que se ha propuesto, en el teatro lo propuesto es la función que se ha interpretado, con el deseo de que haya gustado lo suficiente como para estar en cartel toda la temporada. Antes cuando se llegaba a las 100 funciones se consideraba un éxito.

EMPRESARIO

Persona que por concesión o contrata ejecuta una obra o explota un espectáculo o diversión. Lo de explotar… bueno, es cierto que hay algunos señores que se meten a empresarios con el solo deseo de explotar a sus trabajadores, sean actores o no. Afortunadamente no todas son así. En el teatro tenemos empresarios de paredes, que son los dueños del teatro o del local; y de compañía, que son los que financian los gastos del montaje, con ayuda de, a veces, suculentas subvenciones, y que se pasan el tiempo pensando en cómo rebajar los sueldos de los actores, que en definitiva son los que les dan de comer. Si no hubiera actores, no habría empresarios, ni teatros.

COMEDIANTE

Viene de hacer comedia de fingir, pero pobre del actor que se le note que finge en escena, tiene que entrar en el personaje, meterse en él de tal manera que el público solo vea y crea lo que está interpretando. No estoy de acuerdo con los actores que adaptan el personaje a su propia personalidad, meten el personaje dentro de ellos, no, yo prefiero los que se meten dentro del personaje hasta llegar a pensar cómo lo harían ellos.

RUEDE

Rodar en términos cinematográficos es darle a la “maquinichi” de la cámara y empezar a fotografiar las imágenes de una secuencia que interpretan los actores. Aquí no me refiero a éstos, sino a los que se dedican a hacer cortos, si pasarles por la mente pagar a los protagonistas del rodaje, los actores. Compañeros, compañeras, nunca trabajéis sin cobrar, sin nosotros no habría cortos, ni “largos”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn