Patrimonio teatral : Reconocimiento oficial para que el Teatro sea Patrimonio Histórico, Artístico, y de Interés Cultural Inmaterial de la Humanidad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Manuel Gallardo

Proyecto

Crear una plataforma de seguimiento para este fin.

Presentar legalmente una propuesta, o memorándum con viabilidad, sentido y fin en el Ministerio de Cultura.

En caso de interferencias territoriales, se presentará primero en Madrid y posteriormente en las demás comunidades, y en su defecto en la UNESCO.

Extender el proyecto por otros países hasta conseguir que su reconocimiento sea universal.

Reunir, desde el principio del proyecto, firmas de todos los implicados y de todos los sindicatos y asociaciones relacionados con el Teatro.

Ventajas

Protección del patrimonio cultural (teatros, salas, archivos, museos, docencia…).

Mecenazgos.

Subvenciones.

Planes de estudio, en escuelas y universidades.

Homologación de los actores para impartir clases de Teatro.

Incentivos fiscales.

Ley del Teatro.

¡No a los cierres de teatros!

Ayudas para la construcción de la Casa de Actor y su Teatro.

Creación de puestos de trabajo.

Intercambio teatral subvencionado, entre países.

Reconocimiento del HONOR, DIGNIDAD y RESPETO, que se nos negó durante siglos.

Consideraciones

Este proyecto puede y debe ser apoyado por todos los medios y personas que colaboran en el Teatro: directores, empresarios, autores, técnicos, acomodadores, peluqueros, representantes, y todas aquellas personas que vivan del Teatro o lo amen, ya que entre todos hacemos que el Teatro perdure a través de los siglos.

El Teatro es fuente de ingresos para los que intervienen en él.

El Teatro ingresa y aumenta las arcas del Estado (Hacienda).

El Teatro tuvo en el año 2010 más espectadores que el fútbol.

El Teatro crea miles de puestos de trabajo en España y millones en todo el mundo.

El Teatro es fuente de cultura viva, cumple una función creadora para toda la Humanidad y debe estar reconocido oficialmente como tal. Se lo debemos a las generaciones pasadas y es un deber para con las futuras.

Los actores somos la fuente del cine, la televisión, el doblaje…

Si el cine es el séptimo arte… ¿qué arte es el Teatro?

Los actores no se sienten realizados hasta que hacen Teatro.

Otras muchas profesiones o eventos ya han sido reconocidas como “Patrimonios Inmateriales de la Humanidad”: los toros, el flamenco, los castell catalanes, el Canto de la Sibila de Mallorca, la dieta del Mediterráneo, la cetrería, la trashumancia, la Cabalgata de Alcoy, las Cuadrillas de Barranda, El Misterio de Elche, Los Tribunales de Regantes, el Silbo Canario…

El Teatro es superior a todas estas profesiones, en tiempo, en arte, en cultura, en tradición, y en un sinfín de motivos más.

El Teatro ha dado al mundo de la cultura genios en todo el Planeta, tales como: Esquilo, Sófocles, Séneca, Eurípides, Shakespeare, Calderón, Lope, Cervantes, Benavente (Nobel), Valle-Inclán, Lorca, Jardiel, Sartre (Nobel), Pirandello (Nobel), Visen, O`Neil (Nobel), B. Brecht, Miller, O. Wilde, y tantos otros…

Genios como: Charlie Chaplin, Charles Lauchón, Spencer Tracy, Peter Ustinov, Greta Garbo, Groucho Marx, Katharine Hepburn, James Stewart, James Caney, Marlon Brando, Alec Guines, Morano, Mª Guerrero, M. Xingú, E. Borras, Rivelles, Manuel Dicenta, Guillermo Marín, José Bódalo, Irene G. Caba, José Mª Rodero, Fernando F. Gómez, y muchos más…

Los arquitectos han construidos miles de edificios que son joyas históricas para representar el Teatro, tales como: el Epidauro de Grecia, el Mardello de Roma, el Grecorromano de Siracusa, el Borsa de Siria, el de Pompella, los Romanos de Mérida y de Cartagena, los Griegos de Sagasta y Dodona, el Bolshoi de Moscú, la Scala de Milán, el Colón de Buenos Aires, el Real de Madrid, el Estatal de Viena, el Nacional de Praga, la Ópera de París, el Real de Marrakech, la Ópera de Sydney, el Estatal de Stuttgart, el Konzertthaus de Berlín, el Royal de Londres, el Nacional de Budapest, el Arriaga de Bilbao, el Amazonas de Manaos, el Liceo de Barcelona, el Nacional de México, la Fenice de Venecia, el Covent Garden de Londres, el Metropolitan de Nueva York… Todos y tantos otros merecen que el espectáculo que se representa en ellos sea considerado como bien cultural de la Humanidad.

Por estos y otros muchos motivos presentamos este proyecto que nace de una semilla que empezó a germinar hace millones de años y que ahora debe florecer, por lo que pedimos el reconocimiento oficial, de que sea el TEATRO PARTE ESENCIAL DEL PATRIMONIO HISTÓRICO, ARTÍSTICO Y DE INTERÉS CULTURAL INMATERIAL DE LA HUMANIDAD.

Continuará…

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn