Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La palabra exacta con la voz justa

Isabel Arcos


Entrega de la medalla al merito social penitenciario.


Convenio PFL Atletico Madrid.


Toulouse.


Convenio Negrín (Oct 2010).


Con las sobrinas de Antonio y Manuel Machado.

Actores.- ¿Cómo surge tu compromiso y desarrollo en esta dirección general?

Rogelio Blanco Martínez.- Soy Director General del Libro, Archivos y Bibliotecas desde 2004. Fue mi nombramiento el 23 de abril, un día muy significativo porque se celebra el Día del Libro. Estamos hablando de tres unidades muy singulares en la cultura de nuestro país. España es la primera potencia mundial en materia de archivos junto con Italia. La riqueza documental que hay es extraordinaria; si se quiere investigar o conocer la memoria o parte de la memoria de la humanidad y gran parte de la historia de nuestro planeta se tiene que pasar por los archivos españoles. En algunos de manera definitivamente muy concentrada, como en el caso de la historia de América, en el Archivo de Indias, de Europa en el Archivo de Simancas, o las cuencas del Mediterráneo en el Archivo de la Corona de Aragón; en otros archivos históricos provinciales como el Reino de Galicia, el Reino de Valencia, o en el Archivo Histórico Nacional donde hay documentación prácticamente de toda la historia de la humanidad. Esta tarea en archivos, durante estos años, la hemos acompañado con unos programas de digitalización, migración masiva de imágenes, Portal PARES, Portal de Archivos Españoles…Mientras que en 2004 el número de investigadores presenciales que acudían a los archivos nacionales, que gestiona y tutela directamente el Ministerio, eran seis mil, las visitas al programa PARES en el año 2009 alcanzan los 124 millones y medio de visitantes digitales; es una diferencia muy grande y también una muestra de cómo poner la cultura a disposición de los ciudadanos. Es un programa abierto a todo el mundo, una forma de promocionar nuestro país y de conocer la riqueza de estos archivos. Esto ha supuesto una inversión fuerte y una atención singularizada. Este portal también permite que ciudadanos de América o de Europa puedan conocer su historia a través de sus espacios, desde sus países. Además iniciamos un proceso de modernización de las grandes sedes, con la instalación de las últimas tecnologías de seguridad e informáticas así como la construcción de nuevos archivos históricos provinciales, algunos inaugurados y otros en proceso de construcción. Con lo cual esperamos que todas las capitales de provincia tengan un archivo histórico provincial con tecnologías modernas y de seguridad al máximo nivel.

A.- ¿Qué medidas habéis impulsado para el trabajo que se ha desarrollado estos años en la red de Bibliotecas?

R.B. M.- La red de bibliotecas es la red cultural más importante de nuestro país, es la red cultural que más visitas recibe. A modo de ejemplo, las bibliotecas públicas reciben aproximadamente cien millones de visitas, y las universitarias la misma cantidad. Téngase en cuenta que los museos reciben aproximadamente cincuenta y tres millones de visitas anuales y aquí entre públicas y universitarias, estamos hablando de doscientos millones de visitas. Además son instituciones plenamente gratuitas y con un amplio horario, y muy próximas a los ciudadanos. Hemos tratado en Bibliotecas de enriquecerla, de ofrecer numerosos contenidos y de la misma manera modernizarlas, dotarlas de sistemas WIFI; en estos momentos estamos haciendo adquisiciones de licencias de libros electrónicos para las mismas. También se han construido nuevas sedes; la idea es que toda capital de provincia tenga una biblioteca moderna. En el año 2004 la ratio de libros por habitante en España era más o menos de 1,20; estábamos lejos de lo que fija la UNESCO de un mínimo de 1,5 libros por habitante. Eso nos obligó a desarrollar un plan extraordinario de dotación bibliográfica que, combinado con las comunidades, ha supuesto una inversión anual de cerca de cien millones de euros. En el año 2004 los presupuestos destinados en esta dirección general para compra de libros eran 120.000 euros. En los últimos años hemos alcanzado, por este sistema de aportaciones, los 50 millones de euros; es una diferencia muy significativa y es una apuesta decisiva para dotar las bibliotecas y actualizarlas; esto nos ha permitido cumplir la ratio que fija la UNESCO de media nacional por primera vez en nuestra historia. Ya superamos de media nacional el 1,5 de documentos por habitante. Si bien hay comunidades que lo exceden sobradamente y otras no lo alcanzan, no se puede entender que un país con la riqueza editorial que tiene España tuviera, sin embargo, esa anemia de dotación de libros en las bibliotecas. Yo suelo decir que somos capaces de producir libros hasta la indigestión, cerca más o menos de un millón de ejemplares al día, sin embargo en esto de las bibliotecas estaban en la indigencia; eso creo que lo hemos paliado. De la misma manera en Bibliotecas se han implantado planes de digitalización, programas de digitalización de prensa diaria y revista, que es el Programa Prensa Histórica, donde hay unas cinco mil cabeceras digitalizadas a disposición de los ciudadanos y otros programas en colaboración con las comunidades. Esto nos permite situarnos dentro de Europeana como el segundo aportador más importante de Europa; nos da un reconocimiento dentro de este programa de la Unión Europea por la apuesta española de poner la cultura al servicio público. Y hablando de libros y de la riqueza editorial española, somos la cuarta potencia a nivel mundial. Tenemos cerca de 200 editoriales con carácter multinacional. La fortaleza del español, el tejido, la seriedad y el rigor de nuestros editores, así como la capacidad de nuestros creadores, posibilita esta situación extraordinaria de nuestra industria editorial. En este orden se ha incrementado, se han duplicado, las ayudas tanto a revistas como a libros desde el año 2004 hasta hoy y, sobre todo, se ha creado una “Ley de la Lectura Archivos y Bibliotecas”. Llamamos decididamente a la lectura porque la lectura es el componente global, además, queremos distinguirla de la ley anterior preconstitucional del 75, que era la Ley de Libro, de carácter más industrial. Hemos preferido que primero se llame a la lectura porque el aglutinador de libro y bibliotecas implica la atención primera de la lectura y para distinguirla de aquella ley. Esta ley garantiza el precio fijo, que creemos que era necesario. Sabemos que éste posibilita, beneficia, y ha sido altamente positivo; el precio libre hubiera sido catastrófico para nuestros intereses editoriales, para nuestra industria y para todos. Esta ley apuesta sobre todo por la lectura, que es lo fundamental en los desarrollos de bibliotecas y también en la colaboración con todas las comunidades en materia libraría, bibliotecaria y otros.

A.- Háblanos del trabajo que habéis realizado para la proyección y acogida a nivel internacional que está teniendo el libro español.

R. B. M.- Aparte de estas relaciones a nivel nacional, con todos los sectores que hemos tocado, archivo, libros y bibliotecas, también hemos tenido que atender las relaciones internacionales. España ha triplicado la presencia en ferias internacionales como país invitado de honor. En 2004 sólo acudíamos como país invitado a una feria y ahora estamos acudiendo a tres, si bien como presencia vamos a unas 40 ó 50 en unión con la Federación del Gremio de Editores. A modo de ejemplo, este año hemos acudido como país invitado de honor a Nueva York y a Bucarest, y en breve acudiremos a Estambul; el próximo año ya estamos comprometidos con Moscú y Turín, es decir, que no sólo vamos como invitados de honor a más ferias sino a ferias muy relevantes, las más importantes. Además, hemos participado en numerosos organismos internacionales en los que la presencia estaba bastante exigua, tanto a nivel europeo como americano. Hemos tratado tanto en el sector de archivos como en el de bibliotecas y del libro de tener una postura de rigor, dado el potencial que este país tiene en estas materias, teniendo una acción de protagonismo. Ciertamente el espacio más atractivo para nosotros es América y Europa pero tampoco hemos olvidado la presencia en otras áreas, como es el caso de China o el Norte de África. En el orden legislativo, aparte de la Ley de la Lectura y el Libro, hemos hecho otras, se han creado numerosos patronatos, se han resuelto conflictos que venían desde muchísimo tiempo como es el caso del Archivo de la Guerra Civil de Salamanca, que creemos está resuelto, dando satisfacción a las partes en una voluntad de colaboración con todas las administraciones. Creemos que en Salamanca se va a crear un gran centro de la memoria histórica que ya está en ejecución y en desarrollo; ya es grande y será más grande aún. Quiero señalar que potenciar la lectura es básico; una sociedad democrática tiene que ser lectora por naturaleza. El leer es distribuir los saberes, que es la mejor manera de contribuir a la democracia, porque la relación de saber y poder es directa y quien más sabe más puede. Si se distribuyen los saberes también se distribuyen los poderes y eso es construir democracia. Por tanto una sociedad democrática está obligada a apostar por la lectura. En el orden de los archivos, éstos también son significativos en la construcción de democracia y del desarrollo; los archivos tienen un componente patrimonial histórico pero tienen otro componente real, próximo y actual. Todas nuestras razones, todas nuestras justificaciones de lo que soy y hacemos, están en los archivos, por tanto, desde que nacemos hasta que morimos todos nuestros papeles terminan en archivo y estos papeles son los que nos garantizan nuestros derechos de propiedades, de títulos, de estudios, de situaciones civiles. Unos buenos archivos son los que avalan nuestros derechos y son elementos garantistas de ellos y esto es una condición sinequanon de las democracias. De la aportación de lo que significa la lectura en sus ámbitos libro, archivos y bibliotecas, de lo que significa la atención al patrimonio documental, tanto histórico como presente, de lo que más me siento satisfecho es del convencimiento y de la aportación a la construcción de la democracia de nuestro país. De la lectura como elemento de diseminar poderes y los archivos como elementos que validan y garantizan los derechos de los ciudadanos.

A.- Tú libro, María Zambrano: La dama peregrina.

R.B.M.- He escrito varias cosas sobre María Zambrano, pero siempre en artículos sueltos, y he impartido numerosas conferencias…este libro me lo venía pidiendo ya un poco mi sentir, la necesidad de reunir algunos escritos de María Zambrano con una intencionalidad: la de cubrir lo que yo consideraba unos huecos. De María se ha escrito mucho, pero yo notaba que faltaban, cosas de ella que para mí eran importes: una reflexión que aunara la evolución de su vida y su pensamiento. Su crecimiento intelectual, en edad y sabiduría, fue un poco a la par, es decir en qué momento se iba produciendo. María nació en 1904 y recorre prácticamente todo el siglo XX, un siglo tremendo, sanguinario, bélico, y participa activamente en esa vida tan complicada del siglo XX de muchas maneras. Hay una imagen de ella mística, aislada, como si fuera aséptica a la realidad y no es así. El primer escrito de ella fue a propósito de la I Guerra Mundial, siendo una adolescente en Segovia, y el último fue poco antes de morir, titulado Los peligros de la paz a propósito de la I Guerra del Golfo. En el ínterin sabemos que es una mujer que se implicó contra la dictadura de Primo de Rivera, que participó activamente en la Guerra Civil Española y sufrió un exilio y las consecuencias de la II Guerra Mundial, es decir, se manchó las manos y se comprometió activamente en la época que le tocó vivir. La segunda parte del libro está dedicada a la utopía y a la esperanza. En los escritos de María hay una especie de filosofía del fracaso, pero también, hay una serie de escritos sueltos que dejó sobre la esperanza. Ella la concibe como la hiedra que con poco agua es capaz de sobrevivir; para que esta planta crezca en abundancia hay que buscar el espacio adecuado, el espacio adecuado para María es la democracia, y considera que la democracia es el hábitat natural del hombre. Como el mar que es capaz de recoger los ríos de voluntades, Zambrano cree en ese elemento utópico esperanzador del hombre. La tercera parte, lo que llamo historia contemplada, está dedicada a la pintura. Otro vacío, la razón pictórica. María tuvo mucha amistad con los pintores de su época y escribió mucho en catálogos; para ella la pintura es la más humana de todas las artes. Cuando hablo de la razón pictórica hablo de intentar sonsacar esa razón más humana del hombre en un espacio muy abandonado de ella, que nunca o prácticamente nunca es aludido y que es la pintura. También he incorporado unos textos breves desconocidos de ella “porque quería ser peregrina”, otros textos sobre el exilio y un texto final, El parto de Europa.

A.- Unas pinceladas sobre tu próximo libro que saldrá a la luz en unos días.

R.B.M. – Un día cualquiera: El diario de Eduardo. Eduardo es un muchacho inmigrante que llega a España y siente le llaman de muchas maneras, unas veces sudaca, y otras moro, y no lo entiende. Él es muy reflexivo. Escribe un diario sobre su vida cotidiana y descubre que todo aquello que manipula, la cama, el peine, el desodorante, tienen una procedencia de las diversas partes del mundo, de toda la humanidad, objetos con más de mil años. El objetivo de este libro es manifestar el carácter mestizo del ser humano y que somos deudores de toda la historia y de todos los pueblos.

Breve trayectoria

Nacido en Morriondo, León, en 1953. Doctor en Ciencias de la Educación, licenciado en Filosofía y Letras y Antropología y diplomado en Sociología Política, Rogelio Blanco es profesor y ensayista, así como autor de libros como La ciudad ausente. Utopía y utopismo en Occidente, La Ilustración en Europa y en España o La escala de Jacob. Otro de sus libros, Zambrano, está dedicado a la pensadora andaluza, personaje del que es especialista y del que ha comisariado una exposición. Preside el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC). Miembro del patronato de diversas fundaciones: María Zambrano, José Martí… Es, asimismo, vicepresidente de la Fundación de Medina Sidonia, miembro del consorcio del centro Federico García Lorca y de los consejos de redacción de varias revistas científicas y culturales.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn