Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Maribel Verdú, Premio Nacional de Cinematografía

R.A.

La actriz Maribel Verdú recibió de manos de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, el Premio Nacional de Cinematografía 2009 por las metas profesionales logradas a lo largo de su dilatada carrera y por ser “un producto genuino” del cine español.

Maribel Verdú, con Jorge Bosso, secretario general de
la Unión de Actores que, en representación de
la Federación de Artistas del Estado Español,
formó parte del jurado que le otorgó ese premio.
Al igual que el resto de componentes de este jurado,
Jorge Bosso fue invitado por el Ministerio de Cultura
a asistir a la ceremonia de entrega dentro
del marco del festival donostiarra.

Verdú, emocionada, agradeció a profesionales, amigos y familiares la “generosidad y apoyo” que le han brindado a lo largo de su trayectoria. En el acto, celebrado en el Hotel María Cristina, en el marco del 57 Festival de Cine de San Sebastián, estuvieron también presentes representantes institucionales como la consejera de Cultura del Gobierno vasco, Blanca Urgell; el delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces; el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza; la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga; la presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Rafaela Romero; la diputada foral de Cultura, María Jesús Aranburu; y el director del Zinemaldia, Mikel Olaciregui. Asimismo, acudieron al evento numerosos compañeros y amigos de Verdú, entre los que se encontraban el marido de la actriz, Pedro Larrañaga, y los actores Jorge Sanz, Francis Lorenzo, Bárbara Goenaga o Mabel Lozano, entre otros.

Mujer entre guiones

En su intervención, la ministra de Cultura se refirió a la larga trayectoria de Verdú que “ha ido desarrollándose como mujer entre guiones, en el trasiego de los ensayos”. “Por eso, porque además ha profundizado en su oficio junto a los creadores más grandes, sentimos a Maribel Verdú como un producto genuino de nuestro cine que ha contribuido al crecimiento de nuestra cultura”. González-Sinde consideró que el cine español “nos ha ido entregando, película a película, el regalo de poder ver a una gran actriz, a una gran maga, elaborar su repertorio mientras ella también crecía y maduraba como persona”. En esa línea, destacó que la actriz de Amantes es “un ser admirado y familiar para todos los espectadores”.
Para finalizar su intervención, la ministra recordó una frase de Rafael Azcona, “quien sabía mejor que nadie que además de una carrera densa y fértil”, el mérito de Verdú “está en la memoria, en la habilidad para ser puente entre todas las maneras de entender la profesión, entre todas las generaciones”. “Tu cualidad más distintiva está en el respeto, el afecto y la entrega flexible y permeable a la tradición y a la innovación, al riesgo y al rigor. Yo creo que era a eso a lo que se refería Rafael cuando te dijo: Maribel, tú no lo sabes, pero llevas dentro a Rafaela Aparicio”, dijo. 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn