Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

R.A.

 

Foto de familia de los premiados en los Goya 2009.

A la gala, presentada por Carmen Machi en un escenario presidido por una gran escalinata roja, también asistió la ex presidenta de la Academia, Ángeles González Sinde, ahora ministra de Cultura, que en su discurso apostó por no perder la fe en el futuro del cine español, “un sector acostumbrado a la crisis”. Otra de las notas de humor corrió a cargo de los “sketches” de Muchachada Nuí, quienes descubrieron que los Goya no los otorgan los académicos, sino una familia de “frikis” llamada los “Grigui”, de Alcorcón, hicieron parodia del séptimo arte.

Camino, la gran ganadora

El director de El milagro de P. Tinto plasma en Camino la dicotomía entre fe y razón. Se llevó el premio de mejor dirección. “No estoy aquí por ser listo sino por tener la suerte y rodearme de los mejores”, dijo el realizador. La estatuilla de mejor película, la recogieron los miembros de producción, con Luis Manso a la cabeza, quien calificó de “ambicioso y apasionante” la historia de amor de Camino. Pero Fesser se subió por primera vez al escenario para recoger el Goya al mejor guión original y afirmó que su película “trata de buscar la verdad” y en la que se exponen los “testimonios de gente maravillosa” como Alexia, que inspiró el film. El primer Goya de la noche para Camino se lo llevó Jordi Dauder como mejor actor de reparto, que agradeció a la Academia y que quiso compartir con el resto de nominados. Muy emocionado, se lo dedicó al director “por su valentía” y por hablar en Camino “de vida, amor y luz” y enfrentarse a “los fundamentalismos de este país”.

Después fue Carme Elías quien se hizo con el premio a la mejor actriz. Elías precisó que en esta profesión “hay que persistir”. También Nerea Camacho se llevó su Goya a casa como mejor actriz revelación por su interpretación en el film.

Penélope, “el Langui” y… tío Jess

La Academia también reconoció el trabajo de Penélope Cruz en Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen, como mejor actriz de reparto, en su papel de María Elena, por el que ganó el Oscar. “Siempre he sido admiradora de Woody Allen y el hecho de que mis compañeros me premien por una película española dirigida por él me hace muy feliz”, dijo. Compartió el Goya con las otras nominadas (Elvira Mínguez, Rosana Pastor y Tina Sainz) y se lo dedicó a Goya Toledo. Además, se lo dedicó a “dos genios que nunca vinieron a recoger los suyos, dos hombres muy importantes en mi vida, Azcona y Fernán-Gómez”.

En la categoría masculina, el Goya al mejor actor se lo llevó Benicio del Toro, por Che. El argentino, de Steven Soderbergh. Dijo que era todo “un honor” recibirlo y estar en la gala. Lo quiso compartir con el resto de nominados (Javier Cámara, Raúl Arévalo y el mexicano Diego Luna). Al grito desde el público de “¡guapo!”, prosiguió agradeciendo la promoción que de este filme está haciendo el actor Sean Penn en EE.UU.

El truco del manco fue la sorpresa de la noche. Se llevó tres de tres. Se alzó ganadora del Goya a la mejor canción original (“A tientas”). “El Langui”, que subió con esfuerzo y valor al escenario, reivindicó el hip hop que “cada vez se hace más camino, es la música del momento”. Momentos después, el debutante actor recibiría el Goya al mejor actor Revelación. “Me has hecho sentirme útil en esta profesión tan bonita que tenéis”, dijo agradeciendo el premio al director del filme, y a sus padres “por haberme hecho tan fuerte y ponerme el Nesquik arriba para que yo me esforzase. Arriba el cine español”, enfatizó. Santiago A. Zannou (Goya al mejor director novel) agradeció el reconocimiento de la Academia a una cinta “que habla de la amistad y de superar barreras”.

Los Girasoles ciegos, que optaba a quince, sólo se llevó el de guión adaptado, para José Luis Cuerda y el fallecido Rafael Azcona; y Sólo quiero caminar, de Díaz-Yanes, se hizo con el de fotografía, que recogió el director y guionista.

El Goya a la mejor música original fue para Roque Baños por Los crímenes de Oxford, film que también se alzó con el premio al mejor montaje (Alejandro Lázaro) y el de mejor dirección de producción. Por su parte, la película de Álex de la Iglesia optaba a seis. Mortadelo y Filemón, misión salvar la tierra se llevó dos estatuillas.

Ciencia ficción, drama y cine erótico están presentes en el cine de Jess Franco, que recibió el Goya de Honor de manos de Santiago Segura, con la ovación y aplausos del público que se puso en pie cuando salió al escenario en su silla de ruedas. “El director más peligroso del mundo”, según algunos, con 188 películas, estuvo acompañado de su mujer durante más de 30 años, Lina Romay, y recibió una ovación con toda la sala puesta en pie.

El triunfo de Penélope

2009 ha sido el año de Penélope. Tras toda una vida trabajando, la industria del cine, la profesión y los propios espectadores han recompensado su esfuerzo, tesón y talento. Penélope está al principio del camino de su sólido estrellato. Ha sabido evolucionar, crecer y madurar como actriz y como persona, demostrando siempre que es una estupenda embajadora de España y Europa en un mundo global repleto de peligros y oportunidades que, con inteligencia, modestia y buena fe ha sabido rechazar o aprovechar. ¡Enhorabuena, Penélope, primera actriz española ganadora de un Oscar de Hollywood! Ya eres universal y única, como los grandes.


En lo que va de año Penélope Cruz ha conseguido, entre otros premios, el Oscar de Hollywood y el Goya español.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn