XVII edición de Premios Unión de Actores

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

María San Martín

Ya sabemos quiénes son los mejores actores y actrices del 2007: fueron galardonados el 31 de marzo en la XVII edición de los Premios de la Unión de Actores.

De izquierda a derecha y de arriba abajo. Sonia Almarcha, mejor actriz revelación; Carlos Hipólito y Miguel Ángel Solá compartieron el premio al mejor actor de televisión por Desaparecida; Petra Martínez, recogió dos premios, por La soledad, Ginés García Millán, mejor actor secundario por Herederos; Concha Velasco recogió el premio de Alfredo Landa por Luz de domingo; la serie Herederos; Paco Martínez, premio a toda una vida; Nuria González, mejor actriz por Mataharis; Luisa Martín, premiada por su interpretación en Desaparecida;

Jorge Bosso, durante su intervención
en la gala

A las siete de la tarde estaba ya todo preparado para que empiece el fotocall. Alfombra roja y un amplio despliegue de medios: fotógrafos por un lado, y periodistas y cámaras por otro. Todos esperaban impacientes el momento. Los actores fueron pasando poco a poco y posan con soltura para los agitados fotógrafos que deslumbran con los flashes a las estrellas de la noche. A pesar de la fama de tediosas que arrastran las galas de este estilo, ésta fue ágil, amena, cálida y emocionante para casi todos, además de convertirse en una oportunidad para la gran familia de actores de coincidir con compañeros de profesión que hacía tiempo que no veían.

Javier Bardem recibió
un homenaje por ser
el primer español
ganador de un Oscar

Estos premios, que se llevan celebrando desde 1991, son el resultado de las votaciones de los propios actores afiliados a la Unión, unos 3.000. Son ellos mismos quienes, con sus votos, deciden cada año quiénes de sus compañeros merecen obtener los galardones en cuatro diferentes modalidades: cine, teatro, televisión en las distintas categorías de protagonista, secundario y reparto, así como el premio revelación en las modalidades femenina y masculina. Esto hace, sin duda, especiales y más cercanos los Premios de la Unión de Actores.

Jorge Bosso, Secretario General de la Unión, inauguró la gala y recordó algunos de los logros de este año: la elaboración del Plan General de Teatro y de la Ley de Cine, los compromisos adquiridos con el Gobierno en lo laboral y representativo y, por supuesto, la Ley de la Copia Privada.

Este año se ha querido rendir homenaje al recientemente fallecido Fernando Fernán Gómez, un nombre significativo dentro del panorama cinematográfico y literario en España. Abundaban frases, fotos y alusiones al maestro por todas partes: en el propio programa de la gala, en boca de algunos de los actores que subieron al escenario, y en la pantalla del Palacio de Congresos, que despedía la gala con esta frase proyectada: “A Fernando Fernán Gómez, con agradecimiento y disculpas”.

La XVII Gala de los Premios de la Unión de Actores la escribió el director y guionista Juan Cavestany y la dirigió el director, productor y guionista Mariano Barroso. Fueron invitadas numerosas personas del mundo de la cultura y del espectáculo, además de diversas organizaciones e instituciones relacionadas con el colectivo de artistas y, por supuesto, todos los afiliados y componentes de la Unión de Actores.

PALMARÉS >> 2008

CINE


Protagonista

Petra Martínez por La soledad

Alfredo Landa por Luz de domingo

Secundario

Nuria González por Mataharis

Raúl Arévalo por Siete mesas de billar francés

Reparto

Geraldine Chaplin por El orfanato

José Manuel Cervino por Las 13 rosas

TEATRO


Protagonista

Vicky Peña por Homebody Kabul

José María Pou por La cabra

Secundario

Alicia Hermida por Fedra

Rafa Castejón por Los persas

Reparto

Mónica Cano por La casa de Bernarda Alba

Alfonso Blanco por Marat Sade

TELEVISIÓN


Protagonista

Carlos Hipólito y Miguel Ángel Solá por Desaparecida

Luisa Martín por Desaparecida

Secundario

Ginés García Millán por Herederos

Petra Martínez por Herederos

Reparto

José Luis Alcobendas por Amar en tiempos revueltos

Ana Villa por Amar en tiempos revueltos

OTROS PREMIOS


Revelación

Carlos Bardem por La zona

Sonia Almarcha por La soledad

Premio toda una vida:

Paco Merino

Premio Secretaría de la Mujer:

Enrique de Castro y Mujeres contra la Droga

Premio doblaje: Julio Núñez

Premio especial al Centro de Documentación Teatral

Al finalizar la entrega de premios, todos los ganadores subieron al escenario para galardonar a Javier Bardem, que muy emocionado, cerró la ceremonia con un emotivo discurso en el que afirmó sentirse muy orgulloso de pertenecer a esta profesión. Satisfacción doble para él, porque su hermano Carlos Bardem, fue también premiado por su interpretación en La zona y lo primero que dijo al notar el peso de la estatuilla en su mano fue: “la familia está de racha”.

Entrega de premios

En el apartado televisivo, triunfaron las series de Televisión Española. De­saparecida, Herederos y Amar en tiempos revueltos fueron premiadas, cada una de ellas, en dos categorías.

Se premió a Luisa Martín como mejor actriz protagonista por su papel en Desaparecida, quien consideró que TVE ha apostado este año por grandes proyectos. La actriz subió sorprendida al escenario: “¡Os juro que no me lo esperaba! Quiero daros las gracias, compañeros”. Luisa afirmó irónicamente que el premio se lo habría dado a Concha Velasco, por Herederos, serie de la que se considera fiel seguidora.

Carlos Hipólito y Miguel Ángel Solá, también actores de la serie De­saparecida, se vieron forzados a compartir el premio al mejor actor protagonista al empatar en las votaciones.

Petra Martínez fue la triunfadora de la noche. Tuvo que subir dos veces al escenario porque fue premiada por partida doble: como mejor actriz de cine por su papel en La soledad, de Jaime Rosales, y como mejor actriz secundaria de televisión por su labor en la serie televisiva Herederos. Su compañero de serie Ginés García Millán también recibió el premio de mejor actor secundario.

El premio a los mejores actores de reparto lo ganaron José Luis Alcobendas y Ana Villa por Amar en tiempos revueltos.

Premios a los actores y actrices de teatro

En teatro los ganadores del papel protagonista fueron Vicky Peña por Homebody Kabul, quien se lo dedicó al personal del Teatro Español y a todos los componentes técnicos y artísticos de la obra; y José María Pou por La cabra, quien no pudo recoger el premio en persona porque se hallaba en Barcelona, trabajando.

En la categoría de papel secundario se reconoció el trabajo de la veterana Alicia Hermida por Fedra y del actor Rafa Castejón por su dedicación en la obra Los Persas. Alicia Hermida quiso dedicar este premio, el tercero que le concede Unión de Actores, a Cuba, “un pequeño país bloqueado”, y al Consejo de Escritores y Artistas de la isla cubana.
Mónica Cano y Alfonso Blanco fueron los actores favoritos de reparto, también dentro de la modalidad de teatro; la actriz por La casa de Bernarda Alba y el actor por Marat Sade.

Premios para los intérpretes de la gran pantalla

En sus papeles secundarios fueron premiados Raúl Arévalo, por la película Siete mesas de billar francés y Nuria González por Mataharis. Raúl Arévalo, por error, se supo ganador antes de tiempo: se abrió el sobre para conocer el veredicto al mejor actor de reparto y por error le nombraron a él, candidato a la categoría de secundario, a la que aún no habían hecho referencia. Pero sin mayor problema, se tomaron las cosas con humor y subió Raúl Arévalo al escenario para recoger su premio. En ese momento, Vladimir Cruz y Jorge Sanz, los dos actores que competían por la misma categoría que Raúl, salieron de dudas: el premio esta vez no sería para ellos. El joven actor Raúl Arévalo recibió el año pasado el Premio de la Unión de Actores al actor revelación por Azuloscurocasinegro.

Mientras tanto y sobre el escenario, Carmen Machi luchaba por salir airosa de un pegadizo ataque de risa debido al error cometido. Acabó por conseguirlo.
Nuria González agradeció el premio especialmente a sus compañeros, “porque antes que actriz para el público me he sentido compañera vuestra”.

José Manuel Cervino por Las 13 rosas y Geraldine Chaplin por El orfanato fueron distinguidos como mejores actores de reparto. José Manuel Cervino dedicó su estatuilla “a las trece rosas de la ficción y a las trece rosas de la realidad”.

Alfredo Landa y Petra Martínez fueron considerados los mejores en la categoría de mejor actor y actriz principal. Alfredo Landa, que obtuvo la estatuilla al mejor actor protagonista por su papel en la Luz de domingo, fue el gran ausente de la ceremonia; su premio lo recogió en su nombre la actriz Concha Velasco quien sentenció: “Gracias Alfredo, es tuyo, pero la foto es mía”.

El mismo premio, pero en la versión femenina lo obtuvo Petra Martínez, por La soledad, como ya hemos señalado antes.

Los premios revelación

“Todo lo bueno que hay en mí como actor y como persona os lo debo a vosotros”, decía Carlos Bardem, premiado por mejor actor revelación. Se refería a su madre Pilar Bardem y a su hermano Javier. La mejor actriz revelación fue considerada Sonia Almarcha, que recogió muy emocionada el premio por La soledad.

Premio a toda una vida para Paco Merino

Además, este año la Unión de Actores hizo entrega del premio a toda una vida a Paco Merino en reconocimiento a su amplia y satisfactoria trayectoria profesional. Paco Merino participó de niño en varias obras teatrales en el colegio, porque se sentía atraído por la interpretación, pero no decidió dedicarse profesionalmente a ello hasta cumplir la treintena. Estudió en lo que hoy se llama Real Escuela de Arte Dramático (RESAD) y desde entonces lleva cincuenta años trabajando sin cesar compaginando papeles en teatro, cine y televisión. Sin embargo, este premio es el primero que recibe en su carrera profesional y confesó estar “emocionado y agradecido por este galardón. La profesión no sólo no me ha olvidado, sino que ha considerado que era el momento de un reconocimiento a todos mis años de trabajo. Es un orgullo que me otorguen este premio, sobre todo conociendo quiénes lo han recibido previamente”.

Premio especial para el Centro de Documentación Teatral

Jorge Bosso, en nombre de la Junta General de la Unión de Actores, hizo entrega del Premio Especial al Centro de Documentación Teatral por la labor de protección del teatro para beneficiar a las artes escénicas. Gracias a la conservación y creación del fondo documental y audiovisual se impide que los espectáculos de los actores, ya sea de pequeño o gran formato, caigan en el olvido.

El Centro de Documentación Teatral fue creado en 1971 y tiene como principal objetivo recoger, conservar y poner a disposición de investigadores y profesionales la totalidad de los materiales artísticos, estadísticos y gráficos que genere la actividad teatral; “para que nuestra labor, esa labor efímera del teatro, quede reflejada”, afirmó Jorge Bosso. Porque el teatro es una representación totalmente viva y única, pero fugaz.

Premio doblaje a Julio Núñez

La Unión de Actores ha decidido premiar en esta edición a Julio Núñez por su trayectoria profesional como doblador, ya que dio vida, voz e imagen a un gran número de personajes. Su maravillosa y característica voz, que tuvimos el placer de escuchar en varios vídeos que se emitieron en la gala, es hoy reconocida por todos. Y es que Julio Núñez también puso voz a muchos personajes del cine americano. “Seguro que mi padre, esté donde esté, está muy orgulloso de esta noche, y de este premio”, afirmó una de sus hijas al recoger el premio.

Premio especial ‘Mujeres en Unión’ al cura Enrique de Castro

Enrique de Castro y Madres contra la Droga,
premio especial ‘Mujeres en Unión’

Enrique de Castro, cura de la Parroquia San Carlos Borromeo, recibió este año el premio mención especial por su dedicación directa con la Asociación Madres contra la Droga y por convertirse en referente en la lucha contra la marginación. Enrique de Castro agradeció así el premio: “Miráis lo que desde el poder no se ve. Desde el mundo del arte y de la cultura, sois capaces de ver el mundo en el que vivimos nosotros, el de la pobreza, la droga, las cárceles… con las miradas de las madres. De aquello que desde la estructura se dice feo, vosotros sois capaces de sacar lo bello. Sois capaces de hacer belleza de la pobreza y sabéis ver el lado humano del preso o del drogadicto”.

Anecdotario

La estrella de la noche

Petra Martínez fue, sin lugar a dudas, la triunfadora de esta edición de los premios de la Unión de Actores porque no se llevó un premio, sino dos: mejor actriz de cine por su papel en La soledad, de Jaime Rosales, y mejor actriz secundaria de televisión por su labor en la serie Herederos. Ella, muy espontánea, subió a recoger el segundo premio con la chaqueta en la mano y dijo: “Me voy a poner la chaqueta, que antes se me ha olvidado, ¡y la he comprado para esto!”. Y después, radiante, aseguró: “Si casi no vengo, porque pensaba que apenas me conocen en la Unión. ¡Y ahora estoy contentísima de haber venido!”

Las ‘tablas’ del Palacio de Congresos
El Palacio de Congresos de Campo de las Naciones se convirtió, por esa noche, en un espacio escénico, no sólo por la talla de los actores que entregaron los premios –Natalie Poza, Jesús Caramés, Goizalde Núñez, Roberto Álamo, Ana Goya, Josehan Maunleón, Raúl Arévalo, Pedro Miguel Martínez, Javier Veiga, Sheila González, Antonio de la Torre, Gonzalo de Castro, Javier Gutiérrez, Carmen Machi, Pilar Bardem, Amparo Climent y Fernando Chinarro sino porque entre entrega y entrega de los diferentes premios, el público podía disfrutar de breves y originales obras teatrales que representaron magníficamente y con soltura actores como Goizalde Núñez o Gonzalo de Castro, entre muchos otros. Además, Jesús Caramés y Vanesa Medina nos sorprendieron, al ritmo de una lenta melodía de piano, con una maravillosa pieza de baile.

Javier Bardem, emocionado
Al recoger su premio por haber sido el primer intérprete español en recibir un Oscar, Bardem dijo con voz temblorosa y entrecortada: “Cuando me dijeron que iba a recibir un premio por haber recibido un premio me pareció un poco absurdo, pero es evidente que recojo esto con una emoción y con una gratitud muy especial”. Afirmó poco después que se sentía muy orgulloso por pertenecer a esta profesión, “una raza distinta, ni mejor ni peor, que representa al mundo de las personas”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn